Canallas, princesas, piratas… jóvenes y teatro

musical Alfonso Losada Sanz

LiberArte sobre el escenario del Ateneo de Arriaca. / FOTO: Alfonso Losada

Por Míriam Pindado

Muchas veces pasamos por alto pequeños proyectos que al final resultan ser más “grandes” de lo que imaginábamos. Los periodistas, y también los propios vecinos de esta y otras localidades, obviamos el trabajo de muchos colectivos a los que solo prestamos atención cuando nos tocan de cerca o cuando son reconocidos por los de más arriba. Bien es cierto que es imposible seguir la labor de todas las asociaciones, plataformas u organizaciones de esta provincia (que no son pocas), pero quizá deberíamos mostrar más interés por ellas cuando nos topamos (casi sin querer) con su trabajo.

Hace poco, mi compañero Borja Montero dedicó un artículo a la importancia del tejido asociativo en Guadalajara. Y hoy me sumo a sus reivindicaciones pero, esta vez, tendiendo la mano a los más jóvenes y poniendo como ejemplo a la compañía LiberArte Teatro Musical.

Y es que este fin de semana, más de una veintena de actores, actrices, cantantes, bailarines y bailarinas aficionados se subieron al escenario del Ateneo Arriaca de Marchamalo para estrenar una adaptación del famoso musical de Joaquín Sabina ‘Más de 100 mentiras’. En suma, unas 700 personas pudieron disfrutar de la esperada premiere un año después de su preestreno sobre estas mismas tablas. Los chicos y chicas de LiberArte prometieron a los marchamaleros que volverían con el show completo y así lo hicieron durante las jornadas de sábado y domingo en las que el Ateneo colgó el cartel de ‘Entradas agotadas’ (cómo nos gusta a los periodistas poner esta coletilla).

LiberArte nació en abril de 2014 cuando un grupo de siete jóvenes decidieron crear una asociación cultural de teatro musical reuniendo a participantes de tres proyectos anteriores -The Viriats, Destino 80’s y Grease-. Juntos decidieron representar ‘Más de 100 mentiras’, musical  basado en las canciones del cantautor Joaquín Sabina y creado y dirigido por David Serrano, el mismo que escribió el libreto de ‘Hoy no me puedo levantar’. Desde su creación y tras hacer un casting para elegir al elenco de actores y al cuerpo de baile, empezaron a idear el montaje, a preparar las bases musicales y a ensayar los guiones, canciones y coreografías (ahí es nada). “Ensayamos cuatro horas semanales en dos tardes y llevamos con ello desde hace casi dos años porque solo somos aficionados y cada uno tiene su trabajo, sus estudios…así que hemos ido sacando el tiempo que nos permite nuestra rutina”, comentan los chavales de LiberArte.

Las tres horas que dura este musical evidencian el intenso trabajo, además del tesón, las ganas y la ilusión de este grupo de valientes amateurs. Todo este esfuerzo y talento se vio recompensado en el salón de actos de Marchamalo donde sonaron los aplausos y los vítores de un público entregado. En las butacas aguardaban -casi más nerviosos que los propios protagonistas- los familiares, amigos y conocidos de estas jóvenes promesas que, con mucho desparpajo y poca vergüenza (en el buen sentido de la palabra), aparecieron cargados de adrenalina cuando se subió el telón.

‘Más de 100 mentiras’

Esta es una historia de canallas y de princesas de extrarradio, de piratas y barbies superstar, de conductores suicidas y aves de paso, de embusteras y soledades, de camareros y prostitutas…

musical 2 alfonso Losasa Sanz

Bailarines. /FOTO: A.L.

El musical narra las intrigas de Tuli (Israel Poudereux), Juan (Víctor de las Heras) y Magdalena (María Monge). Tres amigos que después de un dramático episodio acaban confabulando una venganza contra un mafioso para honrar la memoria de su amigo Samuel (Carlos Hurtado). ‘Más de 100 mentiras’ relata historias de la calle, de amor y de amistad, de recuerdos, de historias de barra de bar y de viajes a Brasil. Y los chicos de LiberArte han sabido transmitir muy bien la esencia de estas malas-vidas con los diálogos originales, con las canciones en las que se canta (a veces especialmente bien) lo que  no se cuenta, y con las acrobáticas coreografías que copaban el escenario de encajes y tacones.

Y como tanto esfuerzo y tan ilusión no podían quedarse en dos funciones, los chicos de LiberArte van a seguir con su gira empezando de momento por los pueblos de La Campiña. El primer fin de semana de marzo en Cabanillas y en abril en Yunquera de Henares. La idea es poder llegar a más pueblos durante esta primera temporada de primavera porque como dicen ellos: “Alcarria canalla spring Tour está en marcha”.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s