Eternas botargas

botargas_y_mascaras_almiruete

Botargas y máscaras de Almiruete. / Foto: http://www.turismoenguadalajara.es

Por Míriam Pindado

Cencerros, carracas y cascabeles sonaban durante este fin de semana en varios pueblos de la provincia, pero también en nuestra ciudad. Y es que las botargas, mascaritas, vaquillas, vaquillones, diablos y demás personajes ancestrales de estas tierras desfilaron sobre la alfombra roja que engalanaba el paseíllo al Carnaval en la Plaza Mayor de Guadalajara. La excusa, el Carnaval. El objetivo, “descubrir a todo el mundo cuál es nuestra seña de identidad”.

Desde 1969, Guadalajara capital acoge a decenas de enmascarados que rescatan una de las tradiciones más arraigadas de esta provincia. Este año, las botargas se concentraron en el Espacio Tyce y de ahí desfilaron por la ciudad haciendo lo que mejor saben hacer: ruido. Ese afán por incordiar a los presentes, por entorpecer el baile y por asustar a los más pequeños es la esencia de estas mascaradas desde tiempos inmemoriales…tiempos que han permanecido a las duras y a las maduras hasta hoy.  Y todo gracias a los vecinos de la provincia que, atentos a los cuentos y testimonios de sus antepasados, siguen apostando por la tradiciones de sus pueblos cuyo fiel reflejo son estos festejos y celebraciones.

La apuesta por mantener vivas estas tradiciones ha conseguido que en la actualidad podamos revivir ese mundo mágico y extravagante de mujeres que parecen hombres, de hombres que parecen mujeres, de máscaras de colores, de caras entizonadas y dientes de patata. Cada vez son más los nostálgicos (y los valientes) que se atreven a sacar de sus baúles los cuernos, las amugas, las cachiporras y las enaguas que empezaban a apolillarse en casa de los abuelos. Prueba de ello es que cada año se resucita a personajes enmascarados que quedaron en el olvido como es el caso del Toro y el Tío Tararura de Romanones, la botarga de Yélamos de Abajo, las  vaquillas de Riba de Saelices o las de Anquela del Ducado (previsto para este sábado 13 de febrero).

botarga guadaque preg

Pregón de Carnaval. /Foto: http://www.guadaque.com

La misteriosa pregonera del Carnaval de este año (que más tarde se descubrió como Mari Carmen Vicente, coordinadora de la Sociedad Española de Antropología y Tradiciones Populares) enalteció con su discurso esta tarea en pro de las tradiciones destacando que Guadalajara es pionera en este aspecto y que está sirviendo de ejemplo para otros municipios de España que también han querido liberar a sus personajes de antaño. “Hoy, aquel lugar de denominación árabe Wad-al-Hayara (Río de Piedras) se ha convertido en un desbordante río de arte popular y de alegría”, añadió bajó la atenta mirada de enmascarados y políticos.

Tradiciones que vuelven

“Os animo a guardar la tradición con celo, constancia y amor e inculcarla a los más pequeños y…que dure cientos de años”, apuntó la pregonera. Por el momento, los vecinos de Luzón, Almiruete, Robledillo de Mohernando, Villares de Jadraque o Retiendas ya han sacado a sus grotescos diablos, floreadas mascaritas, sospechosos vaquillones y picaronas botargas a las calles. A ellos se han sumado recientemente otros tantos enmascarados que, en su día, celebraron la ante-Cuaresma a lo largo y ancho de la provincia como, por ejemplo, la vaquilla de Riba de Saelices, recuperada este año.

IMG_20160209_193917799

Los ponentes durante la conferencia. /Foto. M.P

Precisamente ayer, tuvo lugar en las instalaciones del centro San José la conferencia ‘El carnaval en Riba de Saelices: Tradiciones perdidas’, con el etnógrafo José Antonio Alonso y Ricardo Villar, portavoz del proyecto de recuperación de la vaquilla de Carnaval. Ambos ponentes dieron un repaso al arraigo de las máscaras en toda la provincia y muy especialmente en la sierra del Ducado de Medinaceli. En el caso de Riba de Saelices, la fiesta se perdió a comienzos de los años cincuenta cuando la Dictadura acabó prohibiendo los festejos de Carnaval. A esto se añadió, según Ricardo Villar, el éxodo a las ciudades y la llegada de un párroco no muy amigo de las fiestas sin santos. Ahora, 65 años después, la Comisión de Festejos de la localidad, tras un trabajo de recopilación de testimonios de los vecinos más mayores, ha recuperado la vaquilla que en su día persiguió a mozos, mozas y chavales y que este año se ha presentado oficialmente en el pregón de Carnaval de Guadalajara.

 

Y hoy, Miércoles de Ceniza, nos despedimos del Carnaval con el Entierro de la Sardina en Guadalajara y Los Chocolateros de Cogolludo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Eternas botargas

  1. Hola, soy Lar-ami, autor del blog.laveredadepuebla.com. Me interesa mucho los temas que tratais, sobre todo los referidos a la Sierra Norte. Os propongo un intercambio de links en nuestros respectivos blogs; en cualquier caso continuaré siguiendoos. ENhorabuena y gracias. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s