Televisión Guadalajara se despide

barra colores tv

Por Míriam Pindado

La semana empezaba con una triste noticia para los vecinos de Guadalajara y para todos los profesionales de los medios de comunicación que, de nuevo,  hemos tenido que despedirnos de otro de los bastiones del periodismo de esta provincia.

Este lunes, Televisión Guadalajara anunciaba su cierre a través de Facebook. Lo hacía con un emotivo comunicado firmado por el, hasta el momento, director del canal local, Javier Castañón. “A las 00:00h de hoy lunes 29 de febrero de 2016, Canal Uve Guadalajara S.L., lo que todos ustedes conocen como Televisión Guadalajara, dejará de emitir”. Así empezaba la despedida que horas más tarde se completaría con un programa especial que ponía el broche de oro a este sentido ‘Adiós’ de la televisión local de referencia en Guadalajara.

La periodista, Rosa San Millán, moderó esta despedida en la que participaron muchos profesionales que han pasado por la tele. Algunos lo hicieron desde el plató y otros desde más lejos, pero lo cierto es que periodistas y técnicos que trabajaron en Canal Uve Guadalajara quisieron, en la noche del lunes, despedirse de la que para ellos fue su escuela y su lanzadera. Muchos de los que pasaron por “esta casa” mandaron sus mensajes de despedida y de agradecimiento y recordaron con nostalgia y orgullo cómo fue cambiando en sus más de dos décadas de historia. Recuerdos de una televisión “prehistórica” y artesanal, de un proyecto cargado de ilusión y buenos propósitos, de una Guadalajara que seguía siendo provincia y que ahora -contemporánea, digital y “menos provinciana”- se despide de su primera televisión.

fotogr

Momento del programa especial de despedida.

Tal y como recordaron los protagonistas de este programa, Televisión Guadalajara ha formado parte de la historia de esta provincia. El canal empezó a emitir un 12 de enero de 1993 convirtiéndose en la primera televisión local de la provincia y una de las primeras de Castilla-La Mancha.  Nació “con la necesidad de informar sobre lo cercano” y su máxima fue, tal y como se explica en el comunicado, “conocer nuestra provincia, sus costumbres, dar voz a sus gentes y poner cara a la información diaria”. Y en base a estas premisas,  los vecinos de Guadalajara han tenido hasta esta semana un canal en el que poder ver lo que estaba pasando en su entorno más próximo y donde ver reflejadas sus rutinas. Ahora, ya solo se ve la carta de barras de color (o mira rainbow) y se escucha ese terrible pitido de vacío… del más allá.

Cambios y crisis

logo guCanal Uve Guadalajara ha reflejado desde su pequeña pantalla los tremendos cambios que este mundo ha experimentado en las últimas décadas en las se ha pasado de lo analógico a lo digital y en las que se ha escrito mucho sobre ‘un nuevo periodismo’ aún en el laboratorio. Años en los que la tecnología ha evolucionado a pasos de gigante y en las que el periodismo ha ido adaptándose a un ritmo y a unas pretensiones muy distintas a las que lo concibieron. Todo ha cambiado mucho (y muy rápido) y aunque la mayoría de medios ha intentado adaptarse de manera valiente, no siempre han podido sobrevivir a ellos. Generalmente porque esas adaptaciones cuestan dinero y aunque el esfuerzo, la imaginación y las ganas sirvan para “ir tirando” no dan para pagar todas las facturas.

Televisión Guadalajara ha sido un claro ejemplo de adaptación (y de supervivencia), como también lo fueron otros medios de comunicación locales que, tan románticos como pragmáticos, se quedaron por el camino. Lo cierto es que esta maldita crisis, la falta de visión empresarial y la incertidumbre de este ‘nuevo periodismo’ aún sin rentabilizar siguen echando el cierre a empresas y embalando los recuerdos de profesionales que se quedan sin trabajo.

De la supervivencia a la despedida

‘Supervivencia’, esa la palabra que mejor define al canal local que este lunes se despidió de las casas de todos los guadalajareños. Y ‘supervivencia’ es la palabra que define a todos los trabajadores que han pasado por esta empresa y, en especial, a los 14 compañeros que este lunes despidieron su emisión.

Y es  que parecía que Televisión Guadalajara sobreviviría (una vez más) a este vendaval, pero al final, la tormenta ha acabado ahogándola como ya ahogó a otros muchos. Televisiones, periódicos, emisoras e, incluso, nuevos proyectos digitales han intentado remar…muchas veces a contracorriente. Algunos siguen respirando, pero la mayoría ha acabado sin oxígeno (y sin dinero). Menos supervivientes, menos medios de comunicación al servicio de la sociedad…y más profesionales en la cola del paro.

Esperemos que esta tormenta cese y que pronto podamos volver a ver los informativos locales, buscarnos en el Balcón de Ferias y pasar las tardes con el magazine descubriendo esta provincia y conociendo a sus gentes. Guadalajara, sus vecinos y los profesionales de la comunicación lo merecen.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s