Crónica de una muerte anunciada

Por Ana G. Hernández

descenso

Banquillo morado consumado el descenso. // Foto: Nueva Alcarria.

El día que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana… Esa noche, Santiago Nasar no concilió bien el sueño, y a pesar de que las semanas anteriores había presagiado lo peor, nunca se imaginó que ese momento llegara tan sumamente pronto. Nunca creyó que tal encadenamiento de desfachateces a lo largo de una temporada fuera a desembocar en lo que todos temían, incluso él, y nadie quería, a pesar de él.

Al igual que a Santiago Nasar, el Depor también tenía un día marcado en el calendario; un destino escrito desde hacía ya demasiado tiempo. Un final que, como el de Santiago Nasar, es dramático, desgarrador y triste, pero no sorprendente. No puede serlo de ninguna manera puesto que Gabriel García Márquez nos lo anuncia en la primera línea de su novela. Un desenlace que el Depor de Retuerta también tenía escrito en la frente desde que comenzó el renovado proyecto 2015/16 o incluso antes, después de aquel descenso administrativo, o antes incluso cuando el propio Retuerta no encontró la manera, ni el dinero, de hacer la ampliación de capital necesaria que la Liga Profesional de Fútbol le demandaba de una forma legal.

A lo largo de la novela del escritor sudamericano al igual que a lo largo del último lustro de vida del club alcarreño, la sucesión de errores que se produjeron terminan con los huesos Santiago Nasar y el Depor en el lodo. La diferencia es que Santiago Nasar nunca más volverá a levantarse de ahí para luchar porque sus sueños y proyectos se hagan realidad, mientras que todavía queda por ver si el Club Deportivo Guadalajara será capaz de hacerlo. Lo que está claro es que igual que Plácida Linero, la madre de Santiago Nasar, la afición deportivista llorará amargamente con el fatal desenlace de su historia y abogará por la reparación del daño.

El problema es que el daño está hecho y la reparación muchas veces no es la solución. Plácida Linero nunca más disfrutará de la compañía de su hijo. Ojalá la hinchada morada sí que pueda curar su herida, levantar la cabeza y ser feliz junto al equipo de sus amores en el Pedro Escartín.

El Marchamalo echa el cierre

marchmalo1

Los gallardos se proclamaron campeones del trofeo de Fiestas. // Foto: CD Marchamalo.

El Marchamalo cerró en Ciudad Real su participación en el Grupo XVIII de Tercera División tras una campaña en la que el conjunto gallardo logró su principal objetivo, mantenerse en la máxima categoría del fútbol autonómico. Durante muchas jornadas ensombrecido por el otro club de la provincia en Tercera, la temporada 2015/16 se recordará por mas luces que sombras en La Solana, en donde especialmente en 2016 el Marchamalo se mostró intratable. Y es que, solo el Conquense fue capaz de ultrajar a los de Nito Alonso en su feudo. Una temporada que comenzó relativamente bien, que digo muy bien, pero que se trastocó después de la visita gallarda al San Miguel.

En octubre, noviembre y diciembre, el Marchamalo no encontró ni su estilo, ni la suerte necesaria para sumar. La precipitación, los numerosos penaltis en contra y la falta de eficacia arriba minaron en tres meses una campaña hasta el momento brillante. Y precisamente es ahí donde reside el valor de esta liga: en que después de estar perdido durante tres meses en el desierto, los de Alonso encontraron el oasis. Ese 3 de enero de 2016 frente al Ciudad Real en La Solana los gallardos cambiaron su suerte, quizá ya era demasiado tarde para llegar a enganchar a los vagones de cabeza, pero suficiente para finalizar la liga con buen sabor de boca y con la satisfacción de lograr los objetivos marcados.

Anuncios

2 pensamientos en “Crónica de una muerte anunciada

  1. Pues ya está. ¿Y ahora, que? He criticado mucho al sr presidente del Dépor y al naufragio al que nos llevaba, mientras,en medios, ausencia total de críticas, o como mucho: ahora no es momento, al final se rinden cuentas”, nunca estuve de acuerdo, pues los problemas se han de reparar cuanto antes, la prueba la tenemos: en 3ª y abortando ascenso del filial, hecho consumado y ahora como lo arreglamos?…
    Lo peor es que puede que encima se vaya de rositas, pues voy leyendo en redes que echan culpas a jugadores, suerte, incluso a Tebas. ¿Que tiene Retuerta, para que no salgan a la luz todos sus “errores”? ¿por qué los medios le tratan tan bien? ya, es el dueño, no se va a ir y nadie quiere comprar el club. Pues es verdad, pero los medios no están para contar la verdad?
    Todo es muy confuso, pero el que conoce un poco el club por dentro,veía el caos, adivinaba esto y nadie ha hecho nada y así seguirá.
    No se si nos recuperaremos de esta, lo dudo. El daño al fútbol provincial es irreparable y costará años. La ciudad del fútbol…puede esperar.
    Roto y humillado me siento.

  2. Se consumo el fracaso de la temporada con el descenso. Esta vez deportivo. Y merecido. Lo que evidencia la pésima gestión del club y la lamentable planificación de la plantilla, trayendo unos supuestos “cracks” que en algunos casos, ni siquiera han jugado. Ni los dirigentes, ni los tres entrenadores, ni los jugadores han tenido la suficiente competencia para mantener al club en Segunda B. La única esperanza que nos queda son los jugadores de la cantera. Ayer estuve viendo en el Pedro Escartín al Guadalajara B, y creo que hay futuro. Si en tercera juega esos chavales, y que el club les paga religiosamente, vendrán los triunfos, y con suerte, los ascensos. Humildad y esfuerzo. ¡Aúpa Guada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s