El rojinegro está de moda

Por Ana G. Hernández

aficion azu

Casi un centenar de hinchas rojinegros se desplazaron hasta Arroyo. // Foto: CD Azuqueca.

El Azuqueca sigue adelante en la fase de ascenso a Segunda División B después de levantar en los últimos instantes una eliminatoria que se le colaba por el sumidero. Y se le colaba porque el Arroyo había utilizado una fortaleza rojinegra en su favor: El balón parado. Además de una debilidad, que los de Joselu Sánchez no están finos de cara al gol en el último tramo de la temporada. De hecho, los rojinegros malgastaron más de media hora sin ser capaces de perforar la portería del gigantón Savu. Y tuvo que ser otro gigantón, Sergio Pancorbo el que solucionase la papeleta con un gol para el recuerdo. Un gol que quedará grabado en su memoria especialmente si el Azuqueca sigue avanzando y que demuestra que el sueño se puede hacer realidad.

A pesar del gol encajado a balón parado y de que la puntería no es la misma que hace unos meses, los rojinegros hicieron gala de una de las fortalezas que más ha pulido en ésta última temporada: La heroica. Y por heroica me refiero a la inmensa cantidad de goles que los azudenses han conseguido en los finales de los partidos. Si bien es cierto que nunca de una manera tan significativa como la de ayer en Arroyo de la Luz. Por heroica también me refiero a esos minutos finales en los que el Azuqueca nunca se rinde, a esa actitud ganadora que lleva impresa en la sangre el equipo de Joselu. La heroica le volvió a funcionar y Pancorbo, su gran capitán con permiso de Esaú, se vistió de héroe para que el Azuqueca siga soñando con mucha más fuerza aún.

El equipo de la ciudad

FOTO / IGNACIO IZQUIERDO

Plantilla del BM Guadalajara al inicio de la temporada. // Foto: Ignacio Izquierdo.

Por suerte o por desgracia, el fútbol es el deporte rey. Un deporte que no es excesivamente brillante, con permiso del Barcelona y de Pep, ni excesivamente espectacular y que durante largo rato puede llegar a ser insulsamente aburrido. Un deporte que, por suerte o por desgracia, ensombrece a los demás. De hecho, en Guadalajara, a estas alturas, es más desgracia que suerte. El cataclismo del Deportivo Guadalajara sigue sin dejarnos ver que tenemos un equipo en la máxima categoría de otro deporte, que digo, un gran equipo en un deporte espectacular y brillante: El Balonmano Guadalajara. Viste de morado, como el Depor, y, un año más, han conseguido la permanencia en unas pésimas condiciones económicas que afectan a toda la Liga Asobal.

De hecho, a falta de que acabe la temporada, la última jornada se disputara el primer fin de semana de junio, el BM Guadalajara ya ha comenzado a planificar la siguiente anunciando bajas y renovaciones. Cierto es que empezó esta campaña dubitativo, como cada verano los jugadores más destacados se marcharon en busca de prados más fértiles, como es lógico, y César Montes tuvo que volver a inculcar a otros jugadores su metodología y su estilo. Y los resultados, a la vista están. Permanencia a falta de tres jornadas y un reguero de grandes partidos, incluyendo un empate ante el Granollers y otro contra el Ademar León. Y por grandes partidos me refiero no solo a ganar, que a la postre es lo de menos, sino a estar disfrutando durante la hora y media que esos dos equipos dejan todo sobre el parqué. El BM Guadalajara, por méritos propios y ajenos, se merece ser el equipo de la ciudad. Merece más atención y mucho más cariño de una ciudad que no sabe disfrutar de lo que tiene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s