Cuestión de fe

buses

Marchamalo contó hasta 2013 con un servicio de autobuses integrado en los itinerarios de la capital. Desde entonces cuenta un servicio independiente. // Foto: guadanews.es

Por Borja Montero

“Perderlo todo y aún así caer de pie. Tú lo llamas suerte, yo lo llamo fe”. La cita no procede de ningún sesudo tratado de psicología, sino del disco “La caja de los truenos” de los veteranos Deltonos, siempre recomendables, pero me sirve para ilustrar uno de los temas de la actualidad guadalajareña de estas semanas. Y es que, en muchas ocasiones, las decisiones políticas o el avance de determinados proyectos dependen de la buena voluntad de una administración o de un político en concreto y de la confianza que sus interlocutores puedan tener en la palabra y en los actos del mismo. Es cierto que, en un mundo cada vez más burocratizado y en el que generamos documentos prácticamente en cualquier encuentro social, aunque solamente sea un selfie, este proceder es cada vez menos habitual y es más extendida la costumbre de dejar negro sobre blanco lo que se ha hablado o lo que se pretende conseguir. Sin embargo, hay quien aún se deja llevar por su carisma, por la confianza que genera, quien clama a la fe.

El caso que nos ocupa es sencillo aunque, como todo en esta vida, puede llegar a tener sus aristas. El Ayuntamiento de Marchamalo, en pos de resolver los problemas y mejorar los servicios de que disponen los vecinos, busca un fórmula que permita una conexión con Guadalajara capital rápida, ágil y, a ser posible, lo más completa en cuanto a su oferta de horarios y paradas y lo menos onerosa para las arcas municipales posible. Los lazos históricos, sentimentales y económicos que unen ambas localidades son más que evidentes, y podrían ser objeto de otro artículo, probablemente mucho más amable que éste, lo que justifica en cierta medida que los marchamaleros demanden una serie de servicios más amplios que los que se ofrecen para otros municipios más lejanos y con menos ligazón: básicamente, tener algunas paradas en el centro de la ciudad y cerca de algunos puntos de interés o de servicios de gran utilización por parte de los vecinos. Para solucionar este entuerto, el Consistorio gallardo tenía sobre la mesa dos opciones: pedir amparo de la Junta de Comunidades a través de Área Supramunicipal de Transportes (Plan Astra) y que ésta le ayuda, principalmente subvencionando parte del coste del servicio, ya que el espinoso tema de las paradas dentro de la ciudad de Guadalajara sigue siendo objeto de un intrincado debate sobre competencias, o intentar integrarse nuevamente, como lo estuvo hasta 2013, en el servicio de transporte público de la capital, lo que le permitiría soluciones técnicas más diversas para las diferentes demandas de los ciudadanos.

La pretensión de Marchamalo de mejorar su servicio de transporte de viajeros con la capital se hizo manifiesta hace alrededor de dos meses. Al principio, hubo una gran actividad de reuniones y comparecencias públicas de representantes de la Consejera de Ordenación del Territorio y del Ayuntamiento de Marchamalo, planteando las necesidades del servicio e, incluso, dando por hechas sus soluciones. Tanto es así que el Ayuntamiento de Guadalajara y, en su nombre, el alcalde, Antonio Román, se avino a negociar con el primer edil gallardo, Rafael Esteban, sobre las demandas de los usuarios del servicio, llegando a tenderle la mano para su integración nuevamente en el servicio municipal, algo que, a falta de conocer las condiciones concretas para su realización, parecía la mejor opción para solucionar todas las quejas de los usuarios. Ahora, dos meses después, cuando las aguas ya se habían calmado, al menos mediáticamente, a pesar de que no se habían puesto en marcha aún medidas concretas para mejorar el servicio, el Pleno del Consistorio marchamalero ha decidido por unanimidad suscribir el acuerdo con la Junta de Comunidades e integrarse en el Plan Astra. Las razones son varias: la administración regional subvenciona parte del coste del servicio, se mejoran y renuevan los autobuses que hacen las rutas, es la Junta quien tendrá que vérselas con el Ayuntamiento por el tema de las paradas… Pero sobre todo una: después de de todo este tiempo, la del Astra era la única propuesta concreta, con sus condiciones económicas, jurídicas, administrativas y técnicas, que el Ayuntamiento de Marchamalo tenía encima de la mesa.

Creo que cualquiera con dos ojos en la cara ve que el servicio que pueden tener los vecinos de Marchamalo integrándose en el sistema de transporte público de Guadalajara capital va a ser mejor, más completo en cuanto a paradas, con más flexibilidad en cuanto a frecuencias, conexiones, trasbordos y decuentos y con menos restricciones en cuanto al servicio en general. Lo sabe Rafael Esteban y lo sabe Román, que no ha dudado en airearlo en un comunicado, como si se sintiera dolido porque el hermano pequeño, que es Marchamalo, prefierera contar con el primo de Zumosol antes que con él, su otrora compañero inseparable. Lo que obvia el primer edil de la capital es que lo que estaba pidiendo a su homólogo gallardo es un acto de fe. Sin documentos de por medio para conocer cómo sería la integración de Marchamalo en el servicio de la capital y, sobre todo, cuánto le supondría a las arcas municipales, y con una alternativa tremendamente provechosa sobre la mesa, Marchamalo ha hablado. Urge solucionar el problema, y eso es lo que se ha hecho, aunque pueda quedar un regusto amargo por no aprovechar lo que hace un par de meses se abría como la solución más apetecible. Román, con esa óptica miope habitual de la política partidista de los últimos años, ha insinuado que, al compartir un mismo color político, el del PSOE; la Junta y el Ayuntamiento de Marchamalo, se han conchabado para imponer su voluntad sin contar con el Consistorio capitalino, como si hubieran actuado a sus espaldas, como si hubieran traicionado algún tipo de pacto íntimo. Las cosas de palacio van despacio, eso lo saben todos, y esto ha sido una cuestión de diligencia. O de voluntad.

Anuncios

3 pensamientos en “Cuestión de fe

  1. Muy buen artículo Borja, concreto y el quid de la cuestión. Y la última frase da en el clavo. No hubo voluntad en 2012, cuando pidieron 720.000 euros por algo que cuesta la tercera parte, y tampoco la hay ahora, sobre todo porque Román ni quiere ni puede.

    El contrato que firmaron con Alsa es una mordaza, y Román no ha hecho en esto más que faltar a su palabra, o sino ¿dónde están los cambios de rutas y nuevas paradas que anunció que haría? Pues eso..

  2. En dos meses ,Román, ha tenido tiempo mas que suficiente para poner su propuesta encima de la mesa. Sobre todo si la empresa de autobuses está interesada en prestar el servicio a Marchamalo. Quien mejor que la empresa para valorar el coste y el servicio?.No hay voluntad, nunca ha existido nada más que “esa partida politica”que descubre Román en un alarde más de su cinismo y sobre todo el desprecio que muestra por los vecinos de Marchamalo que son, sin duda alguna,los que están sufriendo los efectos del cicaterismo de Román y Cospedal. Lo demás son cuentos, mandangas y mojigangas..!

  3. Ojala, Ojala, estén ahora mismo sentados uno de cada ayuntamiento, intentando solucionar el problema, y diciéndose las cosas claras unos a otras, porque una cosa que es buena para todos, es muy triste que la quieran politizar, por favor hablen, y hablen, y vuelvan a hablar, pero tiene que existir algo en común, por lo que empezar a llegar a un acuerdo, Y también dejen de tirarse los trastos en público, y sólo hablen cuando lleguen a un acuerdo, que es algo bueno, Y estoy seguro que saben que tienen que hacerlo, Porque todos conocemos a gente de los 2 partidos, y sabemos que en lo particular somos la mayoría, buena gente. Por favor, trabajen por conseguir un acuerdo. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s