Molina vacía

Paisaje desértico en la Tierra de Molina. // Foto: David Ramos Getty Images / ELPAIS.com

Paisaje desértico en Molina. // Foto: David Ramos Getty Images / ELPAIS.com


Por Raquel Gamo

Las redes sociales dan más que quitan a los periodistas. Siempre lo he defendido, a pesar de los gañanes que se acodan en la barra de Facebook o Twitter. El periodista se retroalimenta de todo porque todo o casi todo es nutritivo para su función. Después de la publicación de los dos últimos artículos en EL HEXÁGONO, centrados en Molina, se generó una interesante discusión en el foro público de la comarca de Molina de Aragón en Facebook. Agradezco a todos sus impresiones porque son siempre de gran ayuda, también las críticas.

El caso es que el debate giró alrededor de la necesidad o no de centrar el futuro de la Tierra de Molina en el turismo. Esto es, si el turismo es la principal y casi única tabla de salvación de la comarca o si, por el contrario, es posible dotar a la zona de un plan global que contemple en medidas en otros ámbitos, como la agricultura, la agroalimentación o incluso el desarrollo industrial. Es posible que lo uno no invalide lo otro.

Este es un simple comentario periodístico. Hay muchos estudios y análisis (uno de los más recomendables, el elaborado por Podemos Celtiberia) que aportan una sesuda argumentación sobre las necesidades de esta tierra. Recomiendo leer todos, incluso los que destilan un lenguaje burocrático tan propio de los grupos de acción local.

En todo caso, mi opinión es que el futuro del Señorío de Molina es el turismo o no será. Lo he defendido en reiteradas ocasiones y es precisamente esta afirmación la que generó la conversación en las redes sociales. No conviene ser maximalistas, pero sí realistas. Muchos son los emprendedores que han arriesgado su capital abriendo alojamientos rurales, tanto en Molina como a lo largo de la comarca en los últimos años. En total, casi un centenar de hospederías, casas rurales y albergues prestan su servicio durante todo el año en los municipios del Alto Tajo y todas las sexmas, a pesar de las dificultades económicas que tienen para seguir adelante, especialmente, por la escasez de visitantes fuera del periodo estival.

El turismo es una actividad económica tendente a la estacionalidad, que no crea empleo de manera expansiva y que reporta limitados recursos económicos. Sin embargo, dispone de una capacidad de dinamización económica extraordinaria y, sobre todo, generalmente respetuosa con un desarrollo sostenible. Esto último no es baladí. Es la clave que explica por qué el turismo es fundamental en territorios como el molinés, sin menoscabo de otras actividades.

La clave para hacer que este sector cuaje definitivamente en Molina es la creación y consolidación de una marca turística propia que identifique el valor de estas tierras, cargadas de historia, naturaleza, gastronomía y patrimonio. Un distintivo de calidad que agrupe a todos los agentes que trabajan y viven del turismo, desde gerentes de casas rurales hasta hosteleros, pasando por empresas de aventura y deporte que operan en el Parque Natural. Se trata de reproducir en esta zona de la provincia otros modelos, en este caso tocantes al buen yantar, que ya existen, por ejemplo, en la vecina comarca alcarreña como “el cordero de la Alcarria”, “la miel de la Alcarria”, la denominación de origen del aceite alcarreño o la bodega surgida en Cogolludo.

La identificación turística para Molina no es algo nuevo. Fue uno de los compromisos que el Gobierno regional adquirió con la comarca dentro del Plan Integral Comarcal diseñado para impulsar su desarrollo. Una de las medidas consistía en “establecer y potenciar una marca turística que sea representativa y referencia de toda la comarca”. Pero, en realidad, poco se ha avanzado en esta propuesta. El único paso dado ha sido el diseño de la página web http://www.turismomolinaaltotajo.com, una idea que ha dado mayor visibilidad a los servicios y atractivos que ofrece Molina a los visitantes, aunque totalmente insuficiente si lo que se pretende es convertir a Molina en referencia de turismo de interior, tal como puede considerarse a Sigüenza o Albarracín. Aún quedan en el tintero muchas iniciativas, como crear y pulir rutas senderistas como el Camino del Cid, la Ruta de las hoces del río Mesa o la que transcurriría por los pueblos de los pinares el Ducado de Medinaceli. Falta determinación y cierta voluntad institucional, aunque los gobiernos nunca pueden suplir por entero la anemia social.

La plataforma La Otra Guadalajara, al igual que la mayoría de alcaldes -aunque éstos, cada uno por su lado- vienen reclamando desde hace tiempo una fórmula mixta de desarrollo que tenga en cuenta una visión global de las necesidades de Molina en materia económica, laboral, turística, cultural y social. Es una visión acertada que pasa por aumentar las inversiones, dotar a la política de una sensibilidad local (no es lo mismo diseñar planes desde Bruselas, Madrid o Toledo que desde Guadalajara o Molina), reorientar la estrategia de los programas de desarrollo rural comunitarios y establecer con nitidez las prioridades.

Sé que todo esto es mucho decir. Sé también que no todo está al alcance de la ciudad, de la comarca, de la provincia e incluso de la región. Porque el problema es nacional y, por tanto, las soluciones deben ser también nacionales. Por ejemplo, recuperando una Ley de Desarrollo Rural bien orientada y con una dotación presupuestaria adecuada. Soluciones con gran angular y aplicaciones locales de las mismas. Quizá este enfoque permitiría atender un problema que afecta a más del 70% del territorio nacional, pero respetando la casuística local. “La España vacía es otro país. Salir de Madrid significa no encontrar una gran ciudad digna de tal nombre en más de trescientos kilómetros a la redonda. Ninguna otra capital del continente está rodeada de tanto desierto”, escribe Sergio del Molino en su estupendo ensayo La España vacía (Turner), de lectura obligada para todos aquellos sensibilizados con la despoblación.

Ampliar las capacidades del centro de especialidades –para evitar desplazamientos al hospital de Guadalajara-, recuperar el proyecto de la autovía Alcolea-Monreal, mejorar la cobertura de telefonía móvil -es una vergüenza lo que ocurre en la actualidad-, incentivar la industria agroalimentaria, profesionalizar la gestión de los espacios naturales, poner en valor el patrimonio en los pueblecitos del Señorío, no sólo en su capital. Medidas concretas. Iniciativas tangibles. No es cuestión de hacer castillos en el aire, pero la materialización de cualquiera de estas propuestas tendría efectos muy positivos para una zona cuya densidad demográfica es de 2 habitantes por kilómetro cuadrado. La comarca más despoblada de Europa.

Que el futuro del Señorío pase por la fórmula del turismo o de un plan integral que atienda las necesidades de la zona es una disyuntiva bizantina. Lo relevante es que las medidas que se tomen sean realistas y cuenten con una gestión eficiente sobre el terreno. Algo que ahora no ocurre por la descoordinación institucional, la falta de competencia en determinados gestores y, sobre todo, la ausencia de una mirada a largo plazo. En Molina (toda ella vacía pese al espejismo del verano) y, probablemente, en el resto de la España vacía.

Anuncios

4 pensamientos en “Molina vacía

  1. Para que un enfermo se salve lo principal es querer salvarse, una de las anclas que no permiten avanzar a la comarca es que parte de la población que vive en la comarca mira su propio interés, no tienen la más mínima preocupación por el futuro común de su pueblo y su comarca…
    Hay más preocupación en la población originaria de allí que vive fuera que en los propios ayuntamientos y vecinos que habitan esa tierra, mientras no se conciencie a la población local y esta se anime por propia iniciativa a levantar la voz difícilmente se conseguirá algo.

  2. Comentario entreverado:
    Este es un simple comentario periodístico. Hay muchos estudios y análisis [Por favor una lista, aunque sea somera. O, mejor, enlaces a esos sitios donde se encuentran, si es que son documentos electrónicos. Si no, pistas para localizarlos. En estos tiempos que corren hay medios para “vestir” una afirmación tan genérica como “Hay muchos estudios y análisis”. Aunque se trate de “un simple comentario periodístico”. O, justo por eso](uno de los más recomendables, el elaborado por Podemos Celtiberia) [Insisto, si son muchos no vale con uno. Por aquello del contraste de pareceres. Si los hubiera, quiero decir]que aportan una sesuda argumentación sobre las necesidades de esta tierra. Recomiendo leer todos, [Pues ya me dirás…] incluso los que destilan un lenguaje burocrático tan propio de los grupos de acción local.

  3. Sobre “La España vacía”
    Desde hace unos meses, se acumulan las citas a este libro. Y muchas reacciones parecen más producto del deseo del comentarista que de la lectura del libro al que pretende referirse. El autor deja claro cuál es su propósito y a dónde quiere llegar: es un trabajo literario. Cito de la página 53:
    “[…] tampoco pretende sustituir ni enmendar la plana al trabajo académico y especializado de geógrafos, antropólogos, sociólogos e historiadores. Mi trabajo es literario, y la mirada que lanzo a la España vacía es la propia de un escritor que la ha pisado, la ha conocido, la ha vivido, la ha amado y la ha leído.”
    Y también:
    “Aunque bebo de muchas fuentes documentales, no me debo a ninguna ciencia ni tengo especialización académica. Escribo desde la ignorancia feliz del diletante. Hay especulación, hay poesía y hay libertad en estas páginas que forman parte de mi obra y mi proyecto literario […]”

    Comprendo que el autor no lleve la contraria a las multitudes que le hacen la ola. Será bueno para su cuenta corriente y la posible gira de promoción por la España vacía y la llena. Con alguna escapada a capitales foráneas. Pero no es bueno que aparezca como algo que no es. Aunque haya técnicos que lo aplaudan. Tal vez porque coinciden con su visión. Aunque eso es porque algunos técnicos tienden a hacer literatura, sin confesarlo. Porque no lo saben o no lo quieren reconocer. Lo mismo que algunos literatos se empeñan es que se los reconozca como “intelectuales”.
    En pocas palabras, el libro en cuestión, es un ensayo literario que está bien. Y ya.

  4. “”Ampliar las capacidades del centro de especialidades –para evitar desplazamientos al hospital de Guadalajara-. recuperar el proyecto de la autovía Alcolea-Monreal, mejorar la cobertura de telefonía móvil -es una vergüenza lo que ocurre en la actualidad-, incentivar la industria agroalimentaria, profesionalizar la gestión de los espacios naturales, poner en valor el patrimonio en los pueblecitos del Señorío, no sólo en su capital “” Por esto es por lo que hay que empezar…que las promesas sean realizadas…
    Es cierto que la gente que habita en nuestros pueblos , es mayoritariamente votante de un partido politico que se ha acomodado a lo que diga Madrid…Madrid solo mira por los votos y de momento los ojos los tiene en otras partes…en Guadalajara a Molina le pasa como a la zona de los pantanos…el agua seria su fuerza de desarrollo y ven como se la llevan…”solidaridad ” les reclaman……los campos del golf no son para solidarios sino para ricos….Los pueblos ribereños siguen votando y aplaudiendo las decisiones de Madrid…asi les va…Ningun partido va a mirar por nuestros pueblos ,tendrian que cambiar mucho el chip para olvidarse de la politica y trabajar con egoismo para ellos ,el ideal nuestra tierra y su futuro , no unas siglas ..Nadie lo va a hacer por ellos, por muchas caras guapas con GANAS DE FOTO que se acerque a la plaza del pueblo cada 4 años…Una lástima que los arboles y los animalitos no voten..es fuerte que en Guadalajara pocos km (EL CORREDOR DEL HENARES) llenos de gente ,sean los que decidan el futuro de la provincia…. Estaba el Señorio mejor CUANDO CASTILLA LA NUEVA ¿?…todo mas repartido, YO LO VEO ASI… ahora hay que pensar que algo falla…:-(

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s