Hinojosa: jaque mate a la despoblación

Imagen de la I edición de Ajedrez de Tractores celebrada en Hinojosa (Guadalajara), en 2012. Foto://Nueva Alcarria.

Primera edición de Ajedrez de Tractores en 2012, en Hinojosa. // Foto: Nueva Alcarria.

Por Raquel Gamo

Algo se mueve en la Tierra de Molina aunque, como ocurre cada año, suele coincidir siempre con el verano. Al reguero de fiestas populares por las decenas de pueblecitos de la comarca se suman actividades -unas modestas, otras con más alardes-, que tienen la virtud de impulsar el turismo cultural o bien demuestran que la movilización social no es una quimera. Basta tener motivación y, sobre todo, abandonar el sempiterno lamento de resignación de esta tierra.

A la reciente iniciativa de organizar visitas guiadas a Alustante –tal como explicamos la semana pasada en este mismo blog- se suma el interés generado por las exposiciones organizadas por la Junta de Castilla-La Mancha en la capital del Señorío, y por las que ya han pasado cerca de 3.000 personas, según datos del propio Gobierno regional. Un éxito sin precedentes en un municipio como Molina.

Pero el estío trae también otras citas que exceden el formato de las verbenas de siempre y que pueden servir como acicate para recorrer el territorio molinés. Ejemplos de ello, y muy variados, son la primera Muestra de Oficios perdidos, que tendrá lugar pasado mañana en La Yunta; o el festival Greetings from Peralejos de las Truchas Alto Tajo, celebrado el pasado fin de semana, y que reunió en esta localidad del Alto Tajo a 2.000 seguidores de Bruce Springsteen. La idea partió después de que Peralejos nombrara hijo adoptivo al Boss. Una iniciativa original que aúna música y turismo, y que sirve para identificar a Molina en las televisiones nacionales con algo más que el frío.

También recientemente se ha celebrado un homenaje al gaitero José María Canfrán en Labros, que reunió en este pueblo de la Sexma del Campo a un nutrido ramillete de grupos de dulzaineros de la provincia. Gente que ama el folklore y las raíces de Guadalajara, de las que Canfrán participó con generosidad en los años 80 y 90 llevando la dulzaina –entonces casi un instrumento en desuso en Guadalajara- por todos los rincones de nuestra tierra. No se me ocurre mejor manera de potenciar el turismo cultural en Molina de Aragón que aunando la música tradicional con la alegría festiva de un día de convivencia en un núcleo tan recoleto e interesante como Labros. Precisamente, entre el pairón de San Isidro y el juego de pelota, el viajero que llegue a este punto encontrará una placa de cerámica de Talavera que reza: “A Labros, cuna de Lorenzo Cetina (1644), gaitero de por vida a cambio de 12 reales de plata. Y a todos los dulzaineros que han llevado el júbilo por los confines de esta tierra. La Escuela de Folclore de la Diputación de Guadalajara”.

A cinco minutos de Labros –por cierto, una de las cunas del Románico molinés, gracias a la restaurada iglesia de Santiago Apóstol- se sitúa Hinojosa. En este pueblo está previsto que se celebre, entre el 19 y el 20 de agosto, el II torneo de Ajedrez con tractores. Una original actividad que toma como principal protagonista el trabajo en el campo, y en la que 30 tractores, dos cosechadoras y alrededor de 100 participantes competirán en un tablero gigante de más de 25.000 metros cuadrados por dar jaque mate al adversario. Pero, más allá del entretenimiento, la idea que subyace es cómo a través del juego y de otras actividades festivas se puede ahormar una reivindicación sobre las necesidades que tiene el medio rural de la provincia. Tiene mérito hacerlo desde un municipio de tan sólo 25 habitantes en invierno que espera acoger, solo ese fin de semana, a cerca de 2.000 personas.

Cartel promocional de la tractorada de Hinojosa, que acogerá a cerca de 2.000 personas entre los días 19 y 20 de agosto. Foto://www.fiestas guadalajara.es

Cartel promocional de la Tractorada de Hinojosa, que acogerá a cerca de 2.000 personas entre los días 19 y 20 de agosto. Foto://www.fiestas
guadalajara.es

Desde la organización del “ajedrez más grande del mundo” explican que es un homenaje a toda la gente que trabaja incansablemente en el campo y un intento por frenar la imparable despoblación de la comarca: “Se trata de poner en valor una tierra con frecuencia olvidada por su declive demográfico, atraer gente y dar un toque atención a las instituciones, porque en los pueblos hay vida y el desarrollo rural es imprescindible”, admite a El HEXÁGONO Carlos Malo, creador del ajedrez de Hinojosa y uno de los promotores del evento. La implicación de los vecinos, a través de la asociación de amigos de San Roque y Tercera Edad y de los pueblos cercanos ha sido total, según nos cuenta Malo. Incluso el municipio de Tartanedo, al que pertenece Hinojosa, les ha prestado ayuda económica. Una actitud positiva que esperan les llegue de la Diputación Provincial en próximas citas y que supondría un gesto en favor de un pueblo que bien se lo merece.

Atrio porticado de la ermita románica de Santa Catalina, ubicada en la localidad de Hinojosa. Foto:// blogdeoscarpardodelasalud.blogspot.com.

Atrio porticado de la ermita románica de Santa Catalina, ubicada en la localidad de Hinojosa. // Foto: http://www.blogdeoscarpardodelasalud.blogspot.com.

La tractorada de Hinojosa, cuya acogida va en aumento, tiene el valor de unir a la sociedad en torno a unos fines comunes, algo básico para transformar la realidad. La clave de este éxito no es otra que lograr convertir una protesta histórica, la del mundo rural, en una jornada lúdica, turística, que excede el formato de las manifestaciones, sin perder por ello un ápice de su esencia: reclamar políticas para mejorar la vida rural y atraer de nuevo la población a la comarca.

Según el Informe Anual de Indicadores del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (2014), la marcha de población joven del medio rural a las ciudades ha sido imparable desde los años 70. “Antes era una alegría que la gente del medio rural saliera para ir a la universidad. Ahora se está convirtiendo en un problema muy serio”, sostenía en eldiario.es Aurelio García, presidente de la Red de Desarrollo Rural (REDR). Y es que la pérdida de adolescentes en los pueblos ha sido tan sangrante en las últimas décadas que 7 de cada 10 personas de nuestro país viven en áreas urbanas.

Hay muchos jóvenes que estarían dispuestos a elegir vivir en un pueblo si la prestación de servicios estuviera garantizada. Hablamos de servicios mínimos o aceptables en el siglo XXI en un país como España, no de que cada pueblo disponga de un hospital o una universidad: escuelas, transporte público o una buena conexión a Internet. Mientras las administraciones no sean capaces de asegurar este umbral de servicios públicos, la promoción alrededor de los emprendedores rurales seguirá siendo simple propaganda.

El singular torneo de ajedrez de Hinojosa tiene la virtud de poner el acento en todas estas cuestiones apelando a la fiesta y la convivencia en los pueblos. También puede convertirse en un reclamo turístico. Pero, sobre todo, contribuyen a mantener viva la llama de la sensibilidad social alrededor de la despoblación.

Anuncios

Un pensamiento en “Hinojosa: jaque mate a la despoblación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s