Guadalajara, la regla y su excepción

Por Ana G. Hernández

antonio roman bm

Antonio Román recoge un trofeo en el Polideportivo San José. // Foto: http://www.encastillalamancha.es.

Guadalajara nunca fue una provincia prolífica en lo que a artistas o personas de renombre se refiere. La excepción es el grupo Despistaos, sin contar con catalán Pedro Solís, ganador de dos Goyas, que considera a Guadalajara su patria chica o a Florentino Fernández que, aunque muchos crean que procede de Sacedón, lo cierto es que es madrileño.

Guadalajara no sale mejor parado en cuanto a deportistas de élite se refiere. De hecho, ningún jugador de la tierra ha sido convocado jamás por la Selección Española de fútbol; mientras que se cuentan con los dedos de una mano los que han sido capaces de pisar los campos de Primera División. Pero es que, si dejamos de lado el deporte rey, el panorama no es mucho más halagüeño y más si nos referimos a los deportes que mueven masas o que más relevancia social pueden tener en el panorama nacional. Cierto es que el alcalde de la ciudad, Antonio Román, hizo sus pinitos en la Asobal en unos años 90 que prometieron mucho tanto en balonmano como en baloncesto, pero ni uno ni otro, aunque ambos por cuestiones económicas, fueron capaces de hacer florecer el talento deportivo. Y es que, en Guadalajara siempre se sembró, pero nunca se terminó de recoger la cosecha.

Y como no hay regla sin excepción, el ciclista azudense, José Luis Viejo, la rompe. Es más, actualmente, posee uno de los récord más longevos del Tour de Francia, el de victoria de etapa con más tiempo de ventaja sobre el segundo (22:50 sobre Karstens). Antes, Viejo había conquistado un bronce en el Mundial del 71 y había sido olímpico en los Juegos del 72.

jse luis viejo as

José Luis Viejo levanta los brazos en señal de victoria. // Foto: Diario AS.

Obviamente, la ciudad tiene otros muchos campeones como César Sánchez y Juanjo Estrella en Tai Chi,  Juan Ramón Melgar en Kick Boxing o muchos de los socorristas del Alcarreño de Salvamento, entre muchos otros y por mencionar los más recientes. Sin embargo, estos deportistas de élite lo son en deportes que, además de ser minoritarios, ni siquiera acuden a los Juegos Olímpicos. Alejados pues de las becas ADO (Asociación Deportes Olímpicos), su práctica se puede volver costosa para sus participantes, en tanto en cuanto deben de viajar a diferentes países para participar en el campeonato de turno. Sin mencionar que, obviamente, apenas tienen compensación económica por sus triunfos, ni se pueden dedicar en exclusiva a su pasión.

Volviendo al fútbol, hay que recordar que esta temporada la provincia no tendrá a ningún hombre en la máxima categoría, después del descenso del Rayo Vallecano con el marchamalero Juan Carlos bajo palos y el azudense de adopción, aunque madrileño, Adrián Embarba, además del fichaje por el Real Valladolid de Segunda División del sacedonero Sergio Marcos. No obstante, el testigo que dejaron estos, los recogerán la próxima temporada dos mujeres: La delantera alcarreña Bea Torija y la mediocampista yunquerana Sheila. Y es que, ambas han dado un paso más en su carrera deportiva al firmar por el Rayo Vallecano de Primera donde prometen demostrar todo el fútbol que atesoran y que durante varias temporadas pudo disfrutar el Dínamo Guadalajara. Pero no serán las únicas, Celia, del Albacete Balompié, ya hizo sus pinitos por la máxima categoría del fútbol.

de la rua

De la Rúa debutó la pasada temporada en la ACB. // Foto: Real Madrid

Otro que también está llamando a la puerta de la fama deportiva es el azudense Daniel de la Rúa. De hecho, este verano se ha colgado el oro en el Campeonato de Europa con la selección de baloncesto júnior. Además, durante la temporada debutó en la ACB defendiendo la camiseta del Real Madrid.

Con la esperanza puesta en el futuro, Guadalajara se tiene que conformar con las numerosas competiciones de nacionales e internacionales que acoge a lo largo del año, porque apenas cuenta con equipos propios que tengan cierta relevancia nacional. Con el Deportivo Guadalajara en barrena, el vóley femenino sin poder consumar el ascenso a Superliga o el fútbol sala y el baloncesto en plena reconstrucción de un pasado que fue brillante, por mencionar los casos más llamativos, la regla la rompe el BM Guadalajara, igual que con anterioridad hicieron Despitaos o los azudenses José Luis Viejo y Daniel de la Rúa. Un BM Guadalajara que da a los guadalajareños ese trocito de élite gracias al esfuerzo y dedicación de su directiva.

16989_sonia_reyes__en_una_imagen_de_los_juegos_de_atenas__en_2004__su_mayor_logro_deportivo_

Sonia Reyes logró un diploma olímpico en Atenas. // Foto: TaekwondoBazaSport.

La falta de un embajador deportivo de la provincia se nota en los distintos pabellones y, más concretamente, en sus nombres. El San José, el Municipal David Santamaría (dedicado a la memoria de una de las víctimas del atentado terrorista del 11M y que siempre estuvo muy implicado en el mundo deportivo alcarreño) o el Palacio Multiusos son algunas muestras. La piscina cubierta Huerta de Lara o el Complejo Deportivo Fuente de la Niña son más pruebas de ello, siempre y cuando se tenga en cuenta que su piscina fue llamada en un primer momento con el nombre de Sonia Reyes. Otra deportista que rompió la norma de la nomenclatura de los pabellones durante un tiempo y que aún conserva en el léxico colectivo su hueco, a pesar de que el Ayuntamiento retirase su nombre de este centro acuático. La piscina, que muchos aún siguen llamando Sonia Reyes, ostentó el nombre de esta taekwondista de la capital que, en su carrera deportiva, logró tres medallas en mundiales y dos en europeos, además de un diploma olímpico por finalizar en cuarto lugar en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Guadalajara no puede presumir de haber parido a un Rafa Nadal, ni un Andrés Iniesta, ni una Mireia Belmonte… Pero es que parir esas grandes leyendas es muy complicado. Por el momento, lo sigue intentando entre excepción y excepción.

Anuncios

3 pensamientos en “Guadalajara, la regla y su excepción

  1. Según el alcalde, que dijo hace mucho, cuando quitaron las letras del edificio de la Piscina Sonia Reyes, el que tiene que firmar el cambio de nombre es él. Y que yo sepa todavía no lo ha cambiado, o por lo menos yo nunca se lo he oído decir. Por lo que para mi que no conozco a Sonia Reyes (sólo por lo leído en la prensa), y paso de cosas politicas, en estas cosas, claro. Siempre la llamo Piscina Sonia Reyes. Y por cierto te has dejado también a unos de los más grandes de Guadalajara, aunque es de un pueblo de la provincia, creo que de Malaga de Fresno, Don Francisco Aritmendi. Aunque sé que es imposible poner todos los nombres. Por lo demás gracias por el artículo.

    • Hostia! Pues eso si que es curioso. ¿Quitamos el nombre de la pared pero no de los papeles? ¿Y eso como se come?

      El señor Alcalde le quitó el nombre de la deportista olímpica más importante de nuestra historia a Guadalajara porque no le gustó que esa señor tuviera sus propias ideas y se presentara por un partido diferente al suyo. Así de simple y de bochornoso, pero eso es lo que tenemos en Guadalajara, con el aval de sus vecinos.

  2. No entiendo la mania de la prensa de nuestra ciudad de menospreciar e infravalorar los logros conseguidos en Salvamento y Socorrismo. Es un deporte igual de minoritario que el taekwondo de marras, con la diferencia que en Salvamento y socorrismo tenemos varios campeones del mundo que por lo visto no han merecido el honor que ninguna de las piscinas de Guadalajara lleven su nombre, en cambio de forma surrealista si llevan el de una taekwondista politica. Triste muy triste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s