El despido

2016-09-17-mtnez

PIlar Martínez, en una comparecencia pública // Foto: Cadena SER

Por Álvaro Nuño.

A primeros de este mes de septiembre, el Juzgado de lo Social nº1 de Guadalajara declaraba nulo el despido de la que fue secretaria de Industria del sindicato Comisiones Obreras aquí en Guadalajara, la alcarreña Pilar Martínez, al entender que este se produjo exclusivamente por solicitar una reducción de jornada y otras medidas de conciliación entre su vida laboral y familiar, tras reincorporarse por una baja de maternidad. En vez de concederle estos derechos, CC.OO. no solo se los negó sino que acabó echándola a la calle el 19 de junio de 2015. En la sentencia, la jueza considera probado que cuando Martínez solicitó estas medidas, varios responsables de Comisiones -entre ellos el secretario regional de Industria, Ángel León– le pidieron que dimitiera, algo a lo que evidentemente se negó. Dos días después, recibió un escrito en el que CC.OO. le comunicaba el despido. Ahora la justicia le obliga a readmitirla inmediatamente y a pagarla una indemnización de 60.000 euros.

La noticia de esta sentencia ha traspasado las fronteras provinciales y regionales por ser una organización sindical la que ha conculcado unos derechos que defiende para toda la clase obrera en general y para las mujeres trabajadoras en particular, a una de sus propios dirigentes -y trabajadora también, al fin y al cabo-. De hecho, la jueza -también mujer- ha destacado en el texto del auto que es un sindicato el que vulnera éstos derechos fundamentales, entendiendo que es una empresa que debe dar ejemplo en esta materia.

Comisiones Obreras ya ha presentado recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, ya que, aunque Pilar era secretaria de Industria en la provincia, la decisión de despedirla se tomó, al parecer, en Toledo y en Madrid, por lo que la jueza considera responsables de forma solidaria a Comisiones en Guadalajara, y a las Federaciones de Industria de Castilla-La Mancha y Nacional.

De hecho ha sido el secretario regional del CCOO, José Luis Gil, quien ha salido en persona a tratar de capear el temporal, alegando que la ex-camarada tenía una “relación asociativa y no laboral” con el sindicato y que “perdió la confianza de sus compañeros de Ejecutiva”, que fueron los que la depusieron. No explica el señor Gil porqué esta “destitución” o falta de confianza coincidió en el tiempo con la vuelta de Martínez al trabajo tras su baja de maternidad y solicitar la reducción de jornada. La cosa parece clara -y así también se lo ha parecido a una jueza-: la sindicalista alcarreña valía para desempeñar el cargo cuando era una mujer sin ataduras familiares, pero no desde que fue madre y quería compaginar su trabajo con su nueva condición. A eso se le llama discriminación por razón de género, y en el ámbito laboral es un delito, además de ser una inmoralidad al producirse en el seno de una organización que se supone que debe defender que los trabajadores y trabajadoras puedan disfrutar de esos mismos derechos sin miedo a ser despedidos o degradados.

2016-09-17-gil

El secretario regional de CCOO, José Luis Gil, participando en una campaña por la igualdad // Foto: eldiario.es

“Yo sé que esto fuera se entiende regular, pero aquí lo que ha ocurrido es que la secretaria de Industria de Guadalajara perdió la confianza de su Ejecutiva y lógicamente al dejar de ser secretaria general, tiene que irse, como me pasaría a mí si me ocurriera esto”, ha dicho José Luis Gil preguntado por los medios de comunicación con todo el desparpajo del mundo y sin caérsele la cara de vergüenza. Pues no señor Gil, somos muchos los que no lo entendemos o, mejor dicho, lo entendemos perfectamente, lo que pasa es que usted no puede admitir la gravedad de estos hechos sin que se le funda en la cartera el carnet de sindicalista.

“Los trabajadores del sindicato “no son trabajadores al uso”, argumenta el secretario de CCOO en Castilla-La Mancha: no tienen relación laboral porque tienen una movilidad permanente y mandatos tasados y “nadie se engancha al sillón” -curioso que lo diga una persona cuyo cargo se pierde en la noche de los tiempos-. “Lógicamente, cuando se acaba el mandato o pierdes la confianza del equipo de trabajo te tienes que ir. Esto dentro se entiende muy bien porque es una práctica habitual, pero fuera se ve complejo”, reconocía ante la prensa. Recuerdan estas palabras de Gil a la memorable rueda de prensa en la que la señora Cospedal, secretaria general también, pero en este caso del PP, trataba de explicar cómo fue la salida de Luis Bárcenas como tesorero del partido, su famoso “finiquito” y la “indemnización en diferido”.

Pilar ve las cosas de otra manera. Para ella, el sindicato se saltó “todos los cauces”, entendiendo que este no debe ser su espíritu y por ello decidió denunciar públicamente estos hechos ante la prensa y ante los tribunales, que le han dado la razón por el momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s