Predicar con el ejemplo

Edificio de Telefónica, junto al ayuntamiento, flanqueado por solares y andamios. // Foto: Googlemaps

Edificio de Telefónica, junto al Ayuntamiento, flanqueado por solares y andamios. // Foto: Google maps

Por Concha Balenzategui

La buena noticia es que el Colegio Oficial de Aparejadores de Guadalajara está dispuesto a comprar el edificio que albergaba la sede de Telefónica, en la plaza Mayor. La operación está bastante avanzada, según han publicado varios diarios digitales estas semana por boca del presidente de los arquitectos técnicos, Jorge Riendas. Y se sabe incluso el precio: 640.000 euros. Pero lo mejor de todo es que si la asamblea colegial aprueba la operación, a principios de noviembre, el edificio se rehabilitará.

La idea de la institución colegial es invertir en patrimonio, con el fin de utilizar parte o todo el inmueble como sede o para oficinas de alquiler. Independientemente de que los colegiados vean o no con buenos ojos esta operación, no exenta de riesgos a pesar de que el Colegio cuenta con una situación saneada, es importante que los profesionales del ramo pongan una pica en Flandes, en plena plaza Mayor, en un inmueble que viene a ser un oasis en un paisaje de solares y andamios. Es loable que profesionales implicados se interesen de facto, no solo con palabras, como han hecho en mesas redondas, alegaciones o artículos, en frenar el incesante deterioro del casco e incluso se propongan revitalizarlo. Lo que se llama predicar con el ejemplo.

La mala noticia, también publicada estos días, es que la lista de los solares del casco se va a incrementar con alrededor de diez derribos más, según denunciaba el concejal socialista Manuel Granado. En la lista de posibles candidatos a la picota hay varios palacios, como el de los Condes de Medina, del siglo XVI (plaza de San Esteban); el palacio de los Miralrío, de la misma época (Cuesta de Dávalos), y el palacio de Montemar, del siglo XVII (Calle Mayor, 30). También hay casas solariegas e inmuebles de viviendas fechadas entre 1890 y 1930 en las calle Benito Chávarri, Mayor, Francisco Torres, Ramón y Cajal, y en la plaza Lope de Haro.

Se basan los socialistas en la observación de esa práctica desgraciadamente tan común, de dejar los inmuebles con aberturas a fin de que la lluvia, los hielos, las palomas y los gatos hagan de las suyas, acelerando el deterioro de vigas y techados. Lo peor es que esta costumbre tan extendida, la del abandono deliberado de los propietarios, se hace impunemente y a la vista de todos. No lo ven los técnicos municipales ni la Policía Local, y tiene que ser el Grupo Socialista quien, a través de un escrito vía registro, lo denuncie. Se le cae a una el alma a los pies observando las ventanas de par en par del palacio de los condes de Medina o el boquete abierto en las alturas del palacio Montemar, y recordando tantos otros agujeros en ventanas y fachadas, preludio de los huecos que se abrieron en el callejero.

Cubierta del palacio Montemar, con un gran boquete. // Foto: Grupo Socialista

Cubierta del palacio Montemar, con un gran boquete. // Foto: Grupo Socialista

La buena noticia es, también, que uno de esos solares que denunciaba el Grupo Socialista no se va a demoler, según ha explicado el vicealcalde, Jaime Carnicero. Se trata del edificio de la calle San Juan de Dios, con vistas a la plaza de Oñate, en cuya planta baja se ubicaba el antiguo Bar Bilbao. En definitiva, al ladito de la puerta trasera del palacio del Infantado, ese que es candidato a Patrimonio de la Humanidad.

Según ha corregido el Equipo de Gobierno, este inmueble tradicional castellano, levantado a principios del siglo XX, que exhibe sus ventanas abiertas, no tiene una petición de ruina por sus propietarios, sino una de rehabilitación para construir apartamentos, si el proyecto presentado obtiene el visto bueno de los técnicos municipales. La estupenda noticia, relatada asimismo para contrarrestar la denuncia socialista, es que en uno de los solares junto al Mercado de Abastos, ya se están vendiendo las futuras viviendas que se construirán.

Viñeta de Patri Dubré sobre los solares en el casco, publicada en culturaenguada.es

Viñeta de Patri Dubré sobre los solares en el casco, publicada en culturaenguada.es

La malísima, nefasta noticia, es que ya son casi un centenar de solares los que se cuentan en el casco histórico de Guadalajara. Lo peor es que estos dos últimos casos, desgraciadamente no son tónica habitual, sino más bien la excepción que confirma la regla, según reconoce Carnicero. A pesar de que alguna vez recientemente se ha escrito sobre el supuesto interés de promotores en alguno de los solares del casco, las grúas, esas que han vuelto a asomarse a algunos pueblos de la provincia y a las zonas de nuevos desarrollos de Guadalajara, no han echado sus raíces en el corazón de la ciudad.

Si la recuperación económica, las medidas promovidas por el Ayuntamiento -Estrategia Integral de Dinamización del Casco Antiguo, si lo prefieren- o la revisión del Plan de Ordenación Municipal que proyecta una mirada con “mimo” hacia el centro auguran tiempos mejores, los frutos están aún por ver. Mientras tanto, nos agarramos a las excepciones, como este toque de atención de los Aparejadores que hoy celebramos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s