Un cargo de cartón

2016-11-04-sub-gob

Edificio de la Subdelegación del Gobierno en Guadalajara, sin titular desde hace un año // Foto: LaCronica.net

Por Álvaro Nuño.

Tras 320 días en funciones, hoy toma posesión el nuevo Gobierno presidido por Mariano Rajoy y, sin pérdida de tiempo, celebrará su primera reunión del Consejo de Ministros en el Palacio de La Moncloa, justo después de que los miembros del ejecutivo juren o prometan su cargo ante la Constitución y el Rey en el protocolario acto del Palacio de La Zarzuela. Han sido 320 días desde aquel ya lejano 21 de diciembre de 2015. Para algunos, un periodo de desgobierno que tenía que finalizar cuanto antes. Sin embargo, para otros, 320 días en los que las cosas han seguido funcionando razonablemente hasta el punto de que el hecho de que el Gobierno estuviera en funciones no se ha notado demasiado ni alterado la vida cotidiana. Una de las funciones que no podía cumplir el Ejecutivo hasta el momento era el nombramiento de cargos, algo que en la provincia se ha traducido en que durante este tiempo no hayamos contado con el máximo representante de la Administración Central en la provincia, el Subdelegado del Gobierno. La pregunta que nos hacemos es ¿alguien lo ha notado? ¿Se le ha echado en falta? En definitiva, ¿para qué sirve un Subdelegado del Gobierno?

Uno de los aspectos más relevantes del modelo de organización periférica de la Administración General del Estado diseñado por la ley 6/1997 del 14 de abril fue la desaparición de los Gobernadores Civiles en cada provincia y su sustitución por los Subdelegados del Gobierno, dependientes a su vez de los Delegados del Gobierno en cada una de las comunidades autónomas. Fue un paso muy importante en el proceso de descentralización del país y de la asunción de competencias por parte de las comunidades autónomas. En Castilla-La Mancha, por ejemplo, tres años más tarde, en enero del 2000, Toledo asumía la gestión de la Sanidad y la Educación, dos de las más importantes dependientes hasta el momento por el Estado. Quedaba ya lejos la figura de esos gobernadores civiles con un poder casi absoluto sobre la Administración y su sustitución por un representante político que debía -y debe- ser funcionario de carrera con título de doctor, licenciado, ingeniero, arquitecto o equivalente, pero con muchas menos competencias que sus antecesores en el despacho.

El subdelegado de Gobieno, Juan Pablo Sánchez, junto al teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil, Pascual Luis Segura. // Foto: Lacronica.net

El último subdelegado de Gobierno, Juan Pablo Sánchez, junto al Teniente Coronel de la Comandancia de la Guardia Civil, en una imagen de archivo. // Foto: LaCronica.net

El último subdelegado del Gobierno que tuvo nuestra provincia fue el ahora senador del Partido Popular, Juan Pablo Sánchez Sánchez-Seco, también exdiputado provincial, exalcalde de Pastrana y secretario del PP en Guadalajara. Tomó posesión del cargo en febrero de 2012 y cesó voluntariamente a finales de 2015 para presentarse a las elecciones del 21 de diciembre en la candidatura popular. Desde entonces, su suplencia la cubre el Secretario General de la Subdelegación, un funcionario sin nombramiento político.

Como henos dicho, salvo la capacidad sancionadora que le reconoce la ley en infracciones leves de Tráfico y orden público, poco capacidad de actuación le quedan a los subdelegados del Gobierno frente a sus antecesores, los gobernadores civiles. Tras las transferencias a las comunidades autónomas, la Administración Periférica del Estado queda limitada en las provincias como la nuestra a la seguridad -Policía Nacional y Guardia Civil, que a su vez tienen sus propios cargos jerárquicos dentro del cuerpo-, Tráfico e infraestructuras como las carreteras nacionales, y otros servicios integrados en la Administración General del Estado que no tengan dependencia con organismos centrales, como puede ser, por ejemplo, la Delegación de Hacienda. Ahí, tampoco rascan bola. La ley les marca el desempeño de funciones de comunicación, colaboración y cooperación con las corporaciones locales, y órganos provinciales de la comunidad autónoma, informar de la incidencia en el territorio provincial de los programas de financiación estatal y la protección del libre ejercicio de los derechos y libertades garantizando la seguridad ciudadana, funciones que se ven limitadas en la práctica a los periodos electorales. En pocas palabras, los subdelegados han quedado en poco más que meros puestos protocolarios de representación del Estado, dependientes del Delegado del Gobierno. Cargos de cartón piedra que sólo aparecen en actos públicos y ruedas de prensa.

Quizás sea por eso por lo que en Guadalajara nadie ha echado de menos durante casi un año al Subdelegado del Gobierno, ni al señor Sánchez-Seco, ni al cualquier otro, sea del partido que sea. Algunos nuevas formaciones como Ciudadanos, que pedían en su programa electoral la desaparición de organismo prescindibles como las Diputaciones o el Senado, parecen no haber caído en las Subdelegaciones del Gobierno, o al menos en sus titulares, que se convierten en la mayoría de las ocasiones en meras correas de transmisión de los partidos políticos que detentan el Gobierno, actuando (por supuesto) a sus órdenes y defendiendo sus intereses.

La gran pregunta que nos hacemos ahora es: una vez que tenemos de nuevo Gobierno de la nación, ¿recuperaremos titular en el Paseo Fernández Iparraguirre, 8? Tendrá sin duda una tarea dura, como es la de parecer ser útil y no prescindible, como las circunstancias han demostrado este último año. Una de los papeles que sí tendrá que ejercer es el de oposición interna a la otra gran administración con mando en plaza en Guadalajara, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, encabezada aquí por otro delegado, Alberto Rojo. Al estar gobernada cada una por un partido político diferente, la rivalidad entre Administración Central o Regional está servida en temas competenciales como la política hidráulica y la gestión del agua -llámense trasvases-, los transportes o los convenios sanitarios entre administraciones. También le quedan al futuro Subdelegado cerrar algunos flecos que la administración del Estado mantiene pendientes en nuestra provincia, como la finalización de las obras del Palacio de Justicia y el traslado de los juzgados,  o de las obras del futuro Parador de Molina de Aragón. Porque, con el Ministerio de Defensa en manos de María Dolores de Cospedal, no le presumimos ningún problema a la operación del campus universitario en el antiguo Colegio de Las Cristinas.

Una última duda nos asalta en esta Subdelegación del Gobierno sin subdelegado del Gobierno. ¿A quién ha asesorado durante este año el cargo de designación que el Delegado del Gobierno nombró para Guadalajara y que aún sigue trabajando en este organismo? Hasta el año 2011, este puesto solía estar ocupado por un periodista que se encargaba de las cuestiones de comunicación, una de las pocas competencias que les queda. Pero, desde entonces, los medios deben llamar directamente a Toledo para recabar cualquier tipo de información. ¿Qué funciones cumple entonces esta persona a la que se le desconoce un papel concreto salvo el de ser asesor de un Subdelegado que no está desde hace un año? ¿Tendrá algo que ver el que, además de por sus cualidades profesionales (de las que no dudamos aunque desconocemos), siga ahí por ser el marido de la Presidenta del PP en Guadalajara, Ana Guarinos? Si parece haber quedado demostrado que la figura del Subdelegado del Gobierno es prescindible, imagínense la de su asesor.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Un cargo de cartón

  1. Alguno/as lo echamos de menos para bien, no veas cómo han amainado las multas a militantes sociales y el atosigamiento policial desde que se fue este elemento cacique del Sánchez-Seco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s