Peatones y mercaderes

Luces y ambiente navideño en la plaza Mayor // Foto: www.culturaenguada.es

Luces y ambiente navideño en la plaza Mayor // Foto: http://www.culturaenguada.es

Por Concha Balenzategui

Justo cuando empezaba a decaer el debate de los cortes de tráfico en el centro de Madrid, el Ayuntamiento de Guadalajara ha acometido el cierre de un tramo de la calle Miguel Fluiters. Qué cosas: lo que en la vecina ciudad ha sido controversia nacional, alimentando columnas de opinión y minutos de telediario, en nuestra ciudad no pasará de cuatro comentarios. La medida, que no es la primera vez que se lleva a cabo, viene a demostrar que la peatonalización no es cosa de derechas ni de izquierdas, simplemente depende del momento y el lugar en que se plantee. Pero además, es curioso pensar que convertir las calles en peatonales consigue en unos casos perjudicar gravemente a los comerciantes, como se quejan algunos en Madrid, y en otras se hace precisamente buscando lo contrario, dinamizar la economía del maltrecho casco histórico, como aquí.

Me provocan estupefacción este tipo de cuestiones, tantas veces alimentadas por la conclusión rápida y gratuita, ese extendido mal que ahora llaman “cuñadismo”, como si fuera un fenómeno nuevo, pero que viene de largo. En nuestra ciudad, no es raro oír -todavía hoy- que fue la peatonalización de principios de los años 80 la culpable de la decadencia de la calle Mayor, del cierre de comercios y bares a lo largo de los años. No me negarán que lo han oído. Desde que los vehículos dejaron de transitar y aparcar en nuestra “gran vía”, aquello empezó a dejar de ser lo que era. Algunos lo consideran el origen, o al menos una causa más determinante que otro ingredientes del cóctel maldito: la crisis económica de cada momento, la ORA, la eterna fuga de consumidores a Madrid, o la posterior llegada del gran centro comercial. Pocos son los que se plantean hacer algo de autocrítica sobre la calidad de nuestro pequeño comercio y hostelería, en cuanto a servicio, horario, precio, género y promociones. Por eso casi me sorprende que, ahora que se muestra tanto empeño en recuperar el ambiente de la calle Mayor, se prolongue aquella cuestionada peatonalización, con el asentimiento general, sin que surja alguna voz pidiendo volver a meter coches. Afortunadamente.

Al igual que ocurre durante las Ferias, dejar el coche en el garaje -siempre que se pueda- es lo más acertado en días de tanto movimiento como las Navidades. El trasiego al otro lado de la Autovía, la celebración de eventos como la Media Maratón del pasado domingo o la Cabalgata de Reyes, los patosos sueltos por doquier y los alcoholímetros en acción, nos disuaden de conducir. Y además, los alicientes a pie de acera –los escaparates adornados, los belenes o el paso de una ronda- animan más a disfrutar la calle. Seguramente por eso nadie cuestiona ese testimonial e insignificante tramo de calle que se convierte en peatonal hasta después de Reyes.

Pero creo que el análisis, que hasta aquí no aporta mucho al del denostado “cuñao” de turno, tiene aún más miga. Habría que preguntarse por el fondo de la perseguida “dinamización” de la calle Mayor, que no puede ser un objetivo en sí mismo, sino un medio para conseguir un fin más ambicioso. Si lo que se pretende es que haya gente deambulando entre la plaza de los Caídos y Santo Domingo, cual “tontódromo” de los años ochenta, mi enhorabuena. Prueba superada. Es cierto que las actividades programadas, y más en épocas señaladas, consiguen que la gente acuda. Y disfrute, no lo voy a negar.

Belén monumental instalado en la plaza Mayor. // Foto: www.culturaenguada.es

Belén monumental instalado en la plaza Mayor. // Foto: http://www.culturaenguada.es

Pero también cabe preguntarse hasta qué punto vamos a perpetuar el espejismo. Cuánto nos vamos a emplear en seguir montando decorados ocasionales y en convertir a los vecinos en extras de la película de la calle Mayor “llena de vida”. Instalamos casetas, ofrecemos artesanía, empanadas, chocolate con churros, baratijas o cervezas, y con ello conseguimos “enganchar” por un momento a una gente que no se sentía atraída -o no lo suficiente- por los productos y servicios que los titulares de la calle ofrecen de continuo. Una se pregunta hasta qué punto estamos subvencionando mercaderes que compiten por los clientes con quienes pagan sus impuestos todo el año. Incluso hasta qué punto hay que mover a los consumidores hacia esa zona y no hacia otros pequeños establecimientos de la ciudad, que también contribuyen. Y una vez metidos en harina, a la luz de los led y con los villancicos de fondo, por qué cierran sus puertas los establecimientos de la zona al tiempo que se ofrecen los espectáculos y actividades que pretenden actuar como gancho.

No podemos negar que todos los esfuerzos suman y que el camino recorrido está dando algunos frutos, lentamente, a golpe de programación o con medidas de promoción de la instalación de nuevas empresas. Pero una vez terminado el simulacro de felicidad que las Ferias o la Navidad nos brindan, una vez pasada la euforia, hay que emplearse en políticas de verdadera dinamización. De auténtica revitalización, mejor aún. Hay que echarle imaginación, ambición y aprovechar las oportunidades, apostando por instrumentos transformadores como puede ser el nuevo Plan de Ordenación Urbana. Y sin perder de vista la premisa de que un casco con vida lo es porque allí vive la gente, en edificios que se mantienen en pie, que se rehabilitan o que se construyen; personas que trabajan en empresas e instituciones que allí siguen abiertas. En definitiva, vecinos que mantienen a diario los bares y comercios, y los ayudan a ser un referente para los clientes domingueros, ocasionales o los visitantes. El resto, ya lo sabemos, un espejismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s