Noticias para el Alcázar

Muros del Alcázar Real desde el barranco del Alamín.

Muros del Alcázar Real desde el barranco del Alamín. // Foto: http://www.culturaenguada.es

Por Concha Balenzategui

El Boletín Oficial de la Provincia publicaba el pasado 21 de diciembre el anuncio de licitación de la restauración de los muros y murallas del Alcázar. Se trata de buscar quien redacte el proyecto básico y de ejecución, el estudio básico de seguridad y salud, y quien dirija las obras en el inmueble más antiguo de nuestra ciudad. A excepción de una limpieza somera realizada hace unos meses, se trata de la primera actuación en este entorno desde las excavaciones realizadas en los años 2004-2006, cuando se colocó la pasarela y los paneles explicativos para hacerlo visitable al público.

En este caso, la obra tratará de rehabilitar los principales muros del recinto, ahora parcialmente vallados para evitar que los cascotes que se desprenden caigan sobre los transeúntes o los niños que juegan en las proximidades, algo que ya ocurrió en una ocasión. Son 110.000 euros, más 23.100 euros en concepto de IVA, aunque los licitadores pueden pujar a la baja. Con ello se empleará al menos una parte de los 250.000 euros que los presupuestos municipales tenían consignados para la recuperación del Alcázar en el año 2016.

Para valorar la noticia en su justa medida hay que recordar que fue hace poco más de un año cuando una propuesta del Grupo Municipal Ciudadanos rescató del olvido al Alcázar Real, a través de una moción que proponía acompasar la recuperación con el estudio arqueológico, propiciando un interés que consideraban podía generar visitas de historiadores y arqueólogos a nuestra ciudad. Una conferencia de Julio Navarro e Ildefonso Ramírez -dos de los estudiosos que mejor conocen el lugar- terminó de despertar el interés por la excavación del Alcázar, que describían como un gran tesoro del que solo vemos la punta del iceberg.

Los trámites no han ido tan rápidos como se aventuraba entonces (estamos hablando de noviembre de 2015) a la vista de que los operarios empezaban a quitar la maleza y basura acumulada en el interior. Poco más se ha hecho desde entonces. Si Alejandro Ruiz, el portavoz de Ciudadanos, llegaba a decir que el Alcázar podría reabrirse al turismo en el plazo de un mes, ha pasado casi un año sin que se cumpla, y sin que se dé un paso decisivo para una obra de consistencia como la que se inicia con esta adjudicación.

Tampoco parece que ahora vayamos a ver unos grandes avances en el entorno de este monumento poblado por hordas de gatos. Hasta el 9 de enero hay plazo para que las empresas presenten sus propuestas, y después el Ayuntamiento tendrá que elegir a la mejor de todas ellas para que comience a poner sobre el papel el proyecto, para lo que tendrá un plazo de cinco meses y medio. Pero al menos es un primer paso en el compromiso de arrancar de una vez por todas con estas necesarias obras.

Una de las cuestiones que nos ofrece más garantías de que se lleve a cabo el proyecto es el interés con el que los concejales de Ciudadanos han insistido últimamente en el asunto, puesto que lo han convertido en uno de los puntos clave del particular tira y afloja que mantienen con el Equipo de Gobierno del PP de cara a la estabilidad municipal. Así, en los presupuestos municipales de 2017, los populares habían consignado 200.000 euros para la recuperación del Alcázar y del palacio de la Cotilla, de donde se han trasladado las escuelas municipales y se empieza a crear un museo de la ciudad, merced a unas salas dedicadas al dramaturgo Buero Vallejo. Pues bien, una de las condiciones para el apoyo de Ciudadanos a los presupuestos fue que se incrementara esta partida a 300.000 euros, cumpliendo así el compromiso de que el Alcázar tenga una consignación de 250.000 euros cada año. Y así se corrigió, en el debate de los presupuestos que se mantuvo el viernes por la tarde, en plena “operación salida” navideña, cuando el partido naranja tenía una vez más la llave de la tranquilidad.

Los deteriorados muros del Alcázar, rodeados por una valla que impide acercarse.

Los deteriorados muros del Alcázar, rodeados por una valla que impide acercarse. // Foto: C.B.

El anuncio de la licitación y la enmienda presupuestaria, coincidentes en la penúltima semana del año, suponen una esperanza para el ruinoso inmueble. Es el primer paso para frenar el deterioro constante que a todos debería producir sonrojo. Las excavaciones, los estudiantes y los convenios con las universidades para empezar a extraer algunos de los secretos que aún reserva el lugar no se vislumbran todavía en el horizonte; menos aún los turistas y los guías. Pero en la carta a los Reyes Magos, reproducimos las palabras pronunciadas por lldefonso Ramírez hace ahora un año: “Yo creo que estamos en el momento límite de recuperarlo (…) Si mañana se descubre algo similar en Alcalá de Henares, hemos perdido toda la gracia, porque aquí lo que vale es el primero que llega. Si no lo hacemos a tiempo, el referente será otro lugar y no será Guadalajara”. Anotado queda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s