El plató

eltiempoentrecosturas

El Fuerte de San Francisco, aquí ambientado para el rodaje de la serie “El tiempo entre costuras”, es uno de los escenarios más demandados para la grabación de series y películas en los últimos años. // Foto: El Digital Castilla-La Mancha

Por Borja Montero

La celebración de la Feria Internacional de Turismo (FITUR) en Madrid es una fecha marcada en rojo en el calendario de la mayoría de los municipios de este país, sobre todo de aquellos que, sin el tirón que tienen por motivos evidentes ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla o Granada, entre otras, o las zonas de sol y playa, requieren de programas, campañas e iniciativas novedosas para destacar sobre sus posibles competidores y atraer nuevos visitantes a sus calles. Sin embargo, esta cita puede ser también un quebradero de cabeza importante cuando no se tiene claro qué es lo que se puede vender de tu ciudad para hacerla apetecible a los de fuera.

La principal novedad que ha presentado el Ayuntamiento de Guadalajara en la última edición de esta feria turística, celebrada la semana pasada, es una ruta para que los visitantes descubran los rincones de la ciudad que han servido como escenario de rodajes. “Guadalajara, ciudad de cine” es el nombre de este nuevo programa turístico, y prácticamente lo único que se sabe del mismo, ya que no se ha especificado aún cuáles serán los términos concretos de estas visitas ni si habrá algún tipo de distintivo o cartelería de información en los puntos que se acrediten como escenario de película.

Según EnWada, la enciclopedia de temática local puesta en marcha por el propio Consistorio de la capital, la ciudad ha sido plató de un total de doce películas, quizás alguna más ya que la lista se deja algún título en el tintero, docena a la que hay que sumar las series de televisión que sí vienen a grabar con cierta frecuencia en los últimos años. La más representativa de ellas, por su relevancia en la historia del séptimo arte, es “Espartaco”, que ni siquiera llegó a rodarse en la ciudad, sino en Iriépal y Taracena, mientras que el director que más ha incluido a Guadalajara, aunque únicamente sea como escenario, en su obra es Miguel Picazo, a la sazón hijo adoptivo de la ciudad veinte años después del último de sus dos rodajes en la ciudad. Con estos datos, y sin menospreciar películas de cierto valor, como “La tía Tula”, “El Lute II: mañana seré libre” o “La ardilla roja”, rodada esta última en Usanos, o con una acogida popular más o menos cálida, como “Mortadelo y Filemón 2”, el bagaje cinematográfico de Guadalajara ciudad se me antoja un poco corto para arriesgar todos los activos turísticos a esta carta. Además, resulta llamativo que, dado el escaso menú que se puede ofrecer a los visitantes, ni siquiera se haya intentado contar con la ideas o la participación de algún modo de eventos de la talla del Festival de Cine Solidario de Guadalajara (Fescigu) o de colectivos como CineClub Alcarreño o Baidefeis, que podrían haber propuesto alguna actividad que complementara el pírrico paseo fílmico por la ciudad, o se haya pensado en acondicionar alguna de las naves de El Fuerte de San Francisco, donde más rodajes se llevan a cabo en los últimos años, como sala expositiva de materiales cinematográficos relacionados con la ciudad o como espacio para las actividades antes propuestas.

Esto de no terminar de profundizar en las iniciativas turísticas o de concretar su implantación no es nuevo en el Consistorio de la capital. A lo largo de la última década, Guadalajara ha iniciado (con su correspondiente presentación con redoble de tambores en FITUR) multitud de campañas turísticas de distinta temática, intentado hacerse un destino preferente de algún sector de la población. Tantas han sido que, precisamente, la ciudad adolece precisamente de una cierta profundización en una linea clara, no tanto intentar competir en todos los ámbitos con ciudades que, en muchos casos, pueden tener una oferta más atractiva en campos tales como la programación cultural o el patrimonio monumental, como diferenciarse de las demás e insistir en llamar la atención sobre las verdaderas potencialidades de la ciudad.

Se intentó con el turismo de congresos, por la cercanía con el aeropuerto y con la ciudad de Madrid, pero no terminó de rematarse aquella línea de trabajo, quizás por un exceso de fe en un Palacio de Congresos que tampoco hubiera sido del todo necesario. Asimismo, se ha llevado a cabo campañas para atraer turismo idiomático (he de confesar que la primera vez que escuché el término fue cuando la concejala Nogueroles presentó esta inicitiva), deportivo (que parece que es el que mejor funciona), cultural (muchas veces obviando una de las citas más carismáticas de la ciudad, como es el Maratón de Cuentos) o gastronómico, para terminar malviviendo del manido paseo por los cinco vestigios monumentales que quedan en el centro.

Anuncios

Un pensamiento en “El plató

  1. He tenido la suerte en colaborar tangencialmente en algunos rodajes y siento que mucho del esfuerzo que se emplea en ellos se pierda para siempre sin que quede huella, a veces pido que que dejen llevarme pequeños detalles de esos rodajes, es un mundo interesante donde uno percibe afán y profesionalidad. Gil Parrondo ha sido uno de nuestros mejores directores artísticos y alcanzó fama mundial. Murió hace apenas un mes a los 95 años y no se le ha dado eco suficiente ni a la noticia ni a su trayectoria iniciada en 1939 y mantenida hasta hace poco tiempo. Colaboró en Espartaco (cuyo rodaje se cita en el artículo), El Cid, Doctor Zhivago, 55 días en Pekín y en la Caída del Imperio Romano entre otras muchas, Ganó un Oscar en 1970 y otro en 1971 a la mejor dirección artística y obtuvo una nominación más en 1972 .Ha sido un ejemplo de los buenos profesionales con que cuenta el cine español detrás de la cámara. Obtuvo además 4 premios Goya entre 1994 y 2005. Quizás cuando pongamos más atención en todas estas pequeñas cosas nuestra sociedad establezca una relación más cercana y positiva con su industria del cine y los medios y podamos aprovechar sinergias sacar partido a todas estas formas distintas de curiosear y de viajar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s