Domingo de derbis

Por David Gómez

conquense-vs-guadalajara

Guti taponando un lanzamiento de Gerica durante una acción del partido entre el Conquense y el Guadalajara | Foto: SER Cuenca

Un derbi es un derbi, por más que un tal Luis Aragonés se empeñara en decir que solo se trataba de la moto de su amigo. Por primera vez en diez temporadas, la Unión Balompédica Conquense y el Club Deportivo Guadalajara se enfrentaban en la Tercera División del fútbol español. Atrás quedaban los años de dominio alcarreño en la Segunda División B y la colección de ascensos y descensos de los blanquinegros. Cuenca y Guadalajara, la rivalidad del norte de Castilla-La Mancha, regresaba una vez más a La Fuensanta. En la memoria de los más nostálgicos florecían las actuaciones de Ramón en la portería blanquinegra, los hostiles recibimientos a Iván Moreno en Cuenca o los clásicos duelos entre Antonio Calzadilla y ‘Yoyo’ Ocaña en los banquillos. Mientras tanto, en el aire todavía flotaban las múltiples trifulcas que se produjeron en el partido de ida. Además, el reciente fichaje de Adighibe por los conquenses y la situación en la tabla tras sus últimos pinchazos aportaban más incentivos a un derbi cargado de alicientes.

Sin embargo, parece que todo tiempo pasado fue mejor. O que, al menos, la esencia más efervescente de la rivalidad se perdió en aquellos años donde conquenses y guadalajareños acostumbraban a bregar sobre el barro. Años en los que ganar al vecino significaba mucho más que tres puntos, donde la Tercera era el hábitat natural. Por el camino, el Dépor conoció la gloria y se codeó con lo mejor del panorama futbolístico español. Alcanzó cotas que jamás había explorado y, después de ello, ganar al eterno rival ya no llena igual. No en Tercera. Mientras tanto, en Cuenca deambulaban entre ascenso y descenso, entre la suficiencia en Tercera y la escasez en Segunda B, anhelando recuperar aquellos tiempos en los que la marea blanquinegra invadía hasta el Santiago Bernabéu. Nada es igual que antes, pero un derbi sigue siendo un derbi. Que a nadie se le olvide.

Esta vez, en la fría y gélida mañana conquense, la Balompédica se engrandeció ante su rival. La reciente dinámica de ambos conjuntos no parecía beneficiar al Deportivo Guadalajara, y ello se notó en el transcurso del encuentro. Sobre el césped de La Fuensanta se observaron dos conjuntos con tendencias completamente diferentes: los locales, llenos de confianza y ambición, salieron con la clara intención de someter al Guadalajara con una presión alta que ahogaba la salida de balón deportivista. Los morados, por su parte, se vieron sorprendidos por la intensidad blanquinegra, y fruto de ello empezaron a caer las primeras oportunidades para el cuadro de José Poyatos. En el inicio del partido, Gerica asistió a un Nacho que, con todo a favor, perdió su oportunidad para disparar en el último recorte. Poco después, En el 8′, un libre directo de Gerica se topaba con el poste de la portería defendida por José Salcedo, debutante en el once titular morado junto a Dani Mateos en el lateral derecho. Javi Soria, ex-deportivista, también probaría fortuna con un disparo de falta en el 17′, pero su lanzamiento se marcharía desviado. El vendaval de oportunidades de los locales continuaría en el 20′, con una triangulación entre Gerica, Tajamata y Nacho que este último culminó con un tiro que detuvo Salcedo. Por su parte, los morados solo fueron capaces de acercarse a los dominios de Álex Ruiz por medio de Luis Alberto, quien estuvo a punto de rematar con peligro un centro de Borja Cabanillas en el 13′.

A pesar del dominio local, la Unión Balompédica Conquense no conseguía aprovechar los errores de la zaga alcarreña con el balón, especialmente los de Jonás Basso, que se mostró muy inseguro durante toda la contienda. A la media hora, los blanquinegros encontraron premio a su insistencia, cuando Álex Ruiz enviaba un balón largo a Gerica para que el extremo izquierdo de Miranda del Ebro dejara el balón al primer toque a Fran Simón, que definía desde la frontal del área con un disparo cruzado que sorprendió a un Salcedo descolocado. De esta manera, el equipo de Poyatos se marchaba con ventaja al descanso, ante un Deportivo que poco a poco trataba de reaccionar. En busca de la reacción, Alberto Parras introdujo cambios en la reanudación, sustituyendo a un desacertado Jonás Basso por Diego Cámara, evitando así el riesgo que suponía jugar con el argentino amonestado desde el minuto 23. Con el inicio del segundo acto, Migue Montes empezaba a aparecer en las acciones ofensivas del Dépor, aunque sus acciones no terminaban de inquietar a Álex Ruiz. Sí lo hizo Javi Soria, al que le robaron el esférico justo cuando se plantaba solo frente a Salcedo. Finalmente, en el 55′, el Conquense ponía tierra de por medio gracias a un excelente pase de Fran Simón que Gerica definía con sutileza.

Era el 2-0 y la remontada se convertía en una heroicidad. Sin embargo, aquellos fueron los mejores minutos del Deportivo Guadalajara. Liderados por Luis Alberto, los morados se lanzaron al ataque en busca del tanto que les metiera en el partido. La tuvo en el 64′, cuando el extremo visitante filtraba el esférico para la incorporación de Dani Mateos. El lateral obligó a Álex Ruiz a realizar una prodigiosa intervención con su guante izquierdo para desviar el disparo del ‘3’ alcarreño. Le faltó fortuna al cuadro de Parras para poder inquietar a la Balompédica. Además, los múltiples fallos defensivos terminaban por condenarle. En el 67′, un intento de despeje fallido de Pascu dejó a Gerica solo frente a Salcedo, aunque esta vez el ’11’ blanquinegro erró en su definición. No perdonaría Álvaro Collado el siguiente regalo de la defensa visitante, cuando en el 78′ el centrocampista conquense le robó el cuero a Diego Cámara para colocar el balón en el fondo de las mallas. Con el 3-0, el Dépor trató de buscar el gol de la honra peleando hasta el final. Borja Cabanillas se convirtió en el futbolista más activo del tramo final, primero con un disparo que se marchó ligeramente desviado y después anotando el 3-1 tras robar un balón en el área local y definiendo con eficacia en el mano a mano. Finalmente, los alcarreños no pudieron igualar el goalaverage particular con los conquenses y los blanquinegros certificaban un triunfo de prestigio que les mantiene invictos en La Fuensanta y 3º, nueve puntos por encima de un Guadalajara que, con un partido menos, se sitúa 5º con más de un encuentro de diferencia con el Villarrubia, que cierra las posiciones de ‘play-off’ con 44 puntos.

FICHA DEL PARTIDO:

U.B. CONQUENSE – 3: Álex Ruiz, Sendoa, Adrián, Pablo Coscolín, Javi Soria, Fran Simón (Vicky 63′), Iván Rubio, Álvaro (Alonso 78′), Gerica, Tajamata (Corrales 69′) y Nacho.

C.D. GUADALAJARA – 1: Salcedo, Dani Mateos, Pascu, Jonás (Cámara 46′), Luis Martínez de Quel, Guti ©, Pesca, José Vega, Luis Alberto (Óscar García 73′), Borja Cabanillas y Migue Montes (Tomi 73′).

GOLES: 1-0. Fran Simón (29′). 2-0. Gerica (55′). 3-0. Álvaro (71′). 3-1. Borja Cabanillas (85′).

ÁRBITRO: Luis De Matos Sánchez (Toledo, Comité Castellano-Manchego). Amonestó al local Iván Rubio (69′) y al visitante Jonás (23′).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 24ª jornada del Grupo XVIII de Tercera División, disputado a las 12:00 del domingo 5 de febrero de 2017 en el Estadio Municipal La Fuensanta de Cuenca ante unos 1.000 espectadores, 50 de ellos pertenecientes a la peña <<La Zorra Alkarreña>> de Guadalajara.

El derbi provincial resucita al Marchamalo

marchamalo-azuqueca

Los jugadores del Marchamalo formando una piña para celebrar el 1-0 frente al Azuqueca | Foto: Nueva Alcarria

Que los derbis son partidos especiales y no entienden de dinámicas lo sabe cualquier futbolero con un poco de experiencia. Y sino, que se lo pregunten al Club Deportivo Marchamalo. Nadie, ni siquiera los pronósticos más optimistas, se hubieran atrevido a vaticinar con seguridad un triunfo de los gallardos en el derbi frente al Club Deportivo Azuqueca. De hecho, el equipo de Andrés García Soler se presentaba a la cita sin conocer la victoria en lo que va de 2017. O lo que es lo mismo, sumando únicamente un punto de 12 posibles, con dos goles a favor y 11 en contra. Todo lo contrario que los azudenses, que en este nuevo año han certificado excelentes actuaciones frente a rivales de prestigio como Villarrobledo, Conquense o Manchego, al que goleó por 6-0 en la última jornada. Todos los pronósticos apuntaban al cuadro de Manolo Alfaro como el principal favorito para llevarse la contienda. Sin embargo, el intenso aire que sopló en La Solana lo hizo en favor de los locales, que ofrecieron su mejor versión para tumbar a uno de los equipos más en forma de la categoría.

El partido comenzó lleno de alternativas para ambos conjuntos. En el primer minuto de juego, el Azuqueca avisó por mediación de Pancorbo, rematando de cabeza a la salida de un córner. Replicarían los gallardos en el 9′, cuando Zamora puso a prueba a Vargas con un disparo desde la frontal del área. Empezaron a estirarse los locales con un Miguel Pérez muy activo en su re-debut con la camiseta del Marchamalo. En el 12′, el público de La Solana protestó un penalti tras disparo del centrocampista gallardo que el colegiado Mora Correas decidió no señalar. Más tarde, en el 15′, el ‘6’ marchamalero estaba a punto de rematar un envío de Aitor Rubio desde la izquierda. Poco a poco, los rojinegros pudieron contrarrestar el empuje local con oportunidades. De la mano de un activo Pancorbo, los de Alfaro lograron equilibrar la balanza y rozaron el 0-1 con un libre directo del capitán que despejaba Tomás con una magnífica estirada. Inmediatamente después, Carrasco trataba de sorprender al arquero local con un disparo de rosca que, a diferencia de su tanto la semana pasada ante el Manchego, se marchó ligeramente desviada.

Entre tal intercambio de golpes, el Marchamalo consiguió adelantarse en el electrónico. Corría el minuto 33 cuando Navas puso un excelso saque de esquina al primer palo que De La Cuerda colocó al palo contrario imparable para Vargas. El 1-0 espoleó a los azudenses para lograr la igualada, pero Javi Heranz en dos ocasiones no logró acertar con las redes de la portería gallarda. Al borde del descanso, los locales pudieron distanciarse en el marcador con un pase largo de Miguel Pérez que empaló Dani Cabanillas y desvió Vargas por la línea de fondo. La mínima ventaja del Marchamalo en el descanso obligó al Azuqueca a hacerse con el control de la posesión en el segundo acto para buscar la igualada. En ese contexto, Manolo Alfaro movió el banquillo y dio entrada a Javi Martín en detrimento de Javi Heranz. Mientras tanto, los de Andrés García Soler replegaron sus líneas para defender el triunfo y sentenciar la victoria al contraataque. Pancorbo se erigió como el gran protagonista de la segunda mitad, siendo un quebradero de cabeza para la defensa local. En el 54′, el ‘9’ azudense gozó de una buena ocasión con un disparo cruzado y raso dentro del área que pudo atrapar Tomás. La incapacidad de los azudenses para inquietar a Tomás provocó la salida de Chilo al terreno de juego. Nada más ingresar en el césped, un centro del ’16’ rojinegro encontrado por la cabeza de Pancorbo, que remató a la remanguillé por encima del larguero. Sin embargo, su ocasión más clara llegaría en el 75′, cuando el delantero azudense llegó demasiado forzado al mano a mano con Tomás.

pancorbo-marchamalo

Sergio Pancorbo, acosado por la defensa del Marchamalo | Foto: Nueva Alcarria

A medida que pasaba el tiempo, el juego del Azuqueca se diluía ante la solidez defensiva del Marchamalo, que pudo sentenciar el partido en el tramo final. En el 88′, Jairo realizó una gran jugada individual cuyo disparo fue repelido por Vargas a saque de esquina. Ya en el descuento, Rober desperdició un contragolpe en superioridad para certificar el 2-0. Pero a pesar de no cerrar el partido, la afición de La Solana pudo festejar su primera victoria del año y su primer triunfo ante los azudenses en cinco años, cuando los gallardos se impusieron en la temporada 2011/2012 por 2-1. De esta manera, los marchamaleros ascienden a la 12ª plaza con 30 puntos. Por su parte, el Azuqueca baja al 8º puesto con 35 puntos, alejándose así de los lugares de la fase de ascenso.

FICHA DEL PARTIDO:

C.D. MARCHAMALO – 1: Tomás, Navas, De La Cuerda, Illana, Zamora, Cheki (Rober 89′), Miguel Pérez, Manolo ©, Mario (Jairo 80′), Cabanillas (Dani Ro 89′) y Aitor Rubio.

C.D. AZUQUECA – 0: Vargas, Fuentenebro, Néstor, Tomi, Tena, Roberto (Chilo 73′), Pablo Rojo (Chilo 64′), Brotón, Javi Heranz (Javi Martín 46′), Carrasco y  Pancorbo ©.

GOLES: 1-0. De La Cuerda (33′).

ÁRBITRO: Ramón Mora Correas (Toledo, Comité Castellano-Manchego). Amonestó a los locales Navas (56′) y Cheki (89′) y a los visitantes Tomi (60′), Tena (87′), Fuentenebro (88′) y Javi Martín (89′).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 24ª jornada del Grupo XVIII de Tercera División, disputado a las 16:30 del domingo 5 de febrero de 2017 en el Estadio Municipal La Solana de Marchamalo (Guadalajara) ante unos 300 espectadores.

Anuncios

Un pensamiento en “Domingo de derbis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s