Inconexos

2017-02-17-hospital

Obras del nuevo carril de entrada al aparcamiento del Hospital. // Foto: J. Javier Ramos (Sescam)

Por Álvaro Nuño.

La falta de conexión entre nuestros políticos es uno de los fenómenos que deja más perplejos a los ciudadanos. Cuando un responsable de un determinado partido político o de un organismo público habla sobre otro como si aquel no le oyera y éste contesta sin entrar en la cuestión sino echando balones fuera o quitándose el muerto de encima, los ciudadanos nos quedamos boquiabiertos observando este diálogo de sordos que se reproduce en los medios de comunicación y que normalmente no concluye en nada realmente productivo. El intercambio de declaraciones acompañadas casi siempre de pullas envenenadas contra el rival político evita en la mayoría de los casos la colaboración que debería ser habitual entre representantes públicos a los que se les vota para que se entiendan y solucionen los problemas, no para aportar más de los que ya tenemos.

Nos topamos esta última semana con uno de esos ejemplos de diálogo de sordos que uno empieza, el otro continúa y el de más allá se entromete para encizañar un poco, sin llegar al atisbar una solución, que es lo que exigiría el asunto en cuestión.

Así, el lunes, el director del Hospital General, Lucio Cabrerizo, solicitó por escrito al Ayuntamiento de Guadalajara la ejecución del viario de conexión que deberá unir en un futuro la rotonda de la Fuente de la Niña bajo la autovía A2 con la zona de ampliación del Hospital. Dice el Sescam que el Consistorio es la administración competente, que lo tiene previsto en su ordenación urbana y solicitado al Ministerio de Fomento. ¿Por qué ahora? Al parecer, ya hubo una reunión sobre este asunto en finales del año 2015, pero en estos momentos están finalizando los trabajos para mejorar la movilidad dentro del recinto del Hospital Universitario, ante la próxima puesta en marcha del nuevo aparcamiento de pago, un actuación que consiste en un carril adicional en la zona de acceso al parking , tal y como se presentó en el plan de movilidad, y va a suponer la reordenación del tráfico y el estacionamiento en la zona situada a la salida del área de Rehabilitación, por donde se realizará la entrada y salida de vehículos del aparcamiento, con el fin de hacer más fluido el tráfico y garantizar un adecuado tránsito de vehículos dentro del Hospital. Piensa Cabrerizo que con la apertura de este vial y del aparcamiento el número de vehículos aumentará y teme que el único acceso actual por la N-320 se colapsará más de lo que está ahora.

Sin duda, la apertura de un nuevo vial de acceso al Hospital sería positivo para los miles de usuarios que acuden a él a diario. A nadie hay que explicarle los problemas que existen de circulación interna y externa, que llegan a colapsar incluso el acceso de ambulancias y vehículos de emergencia. La Junta prevé que su parte -en el interior del recinto- está a punto de terminarse y pide al Ayuntamiento que haga la suya.

Pues bien, la respuesta del Ayuntamiento no se hizo esperar. Para Antonio Román quien tiene que solucionar el problema de la movilidad de los accesos al Hospital es quien está construyendo el nuevo edificio. Se remite también el primer edil a una insistente solicitud de reunión con el Consejero de Sanidad de la Junta para tratar este asunto planteada desde el 2 de enero de este año: “En mes y medio no ha tenido un minuto para poder hablar conmigo” se queja desairado Román y no sin falta de razón, porque, competencias aparte, el problema existe, está encima de la mesa y debe solucionarse entre todos, Ministerio de Fomento, Junta de Comunidades y Ayuntamiento de Guadalajara. El vial parte de la autovía -de titularidad estatal-, atraviesa el término municipal -competencia del Ayuntamiento- y servirá de acceso al Hospital -de titularidad regional-, o sea que el acuerdo es necesario, desconocemos si a nivel de primeras espadas, jefes de servicio o técnicos de vías y obras. El caso es que parece ser que resolvería un problema evidente en el Hospital de acceso y movilidad de miles de usuarios.

“El Ayuntamiento está dispuesto a colaborar” dice Román, pero sin bajarse de sus trece de que el asunto no es competencia municipal sino regional. Y puso como prueba de esa voluntad de ayuda el “regalo” a la Junta de la parcela donde se está construyendo el Hospital por doce millones de euros. “Renunciamos con ello a los beneficios que ese suelo nos hubieran reportado si lo hubiéramos vendido a terceros, pero creímos que el fin público merecía y merece la pena”. Esto no fue un favor sino una necesidad. No nos podemos imaginar al Ayuntamiento especulando con una parcela de suelo público junto a un Hospital que se quedase constreñido por un centro comercial u otra instalación sin sitio para ampliarse.

Pero además, no todo el Ayuntamiento piensa lo mismo que el alcalde. El Grupo socialista por boca de su todavía portavoz, Daniel Jiménez. “Es radicalmente falso que cualquier otra administración tenga que resolver el problema de un nuevo acceso a través de vía urbana que necesita el Hospital. El Ayuntamiento es la administración competente para hacer este viario, y tiene que resolverlo sí o sí”, declaró en una rueda de prensa, criticando la pasividad del equipo de Gobierno popular que hasta el mes de marzo pasado no se puso en contacto con el Ministerio de Fomento para conectar la glorieta de acceso de la A2 a la altura de la Fuente de la Niña con el Hospital. Dice el portavoz del PSOE que el Ministerio le pidió una serie de documentación al Consistorio, lo que demostraría explícitamente que es el Ayuntamiento quien debe realizar esa calle. Jiménez mostró además un plano del callejero municipal donde se podían ver perfectamente dibujado los viarios de conexión proyectados al otro lado de la autovía, entre los que se encuentra la “polémica” conexión ente el Hospital y la Fuente de la Niña.

Lo que debería estar claro es que el interés de los ciudadanos y la resolución de problemas debería estar por encima de un conflicto de competencias. Por encima de ordenanzas y normativas, parece justo que la Junta se encargue de la obra de puertas para adentro del Hospital y que el Ayuntamiento lo haga de puertas para afuera. Pónganse de acuerdo para realizar -al nivel que corresponda- y una vez hecho, lo pagaremos entre todos porque, a la postre, el dinero siempre sale del bolsillo del ciudadano.

PD: A colación de la circulación en el recinto hospitalario, sigo pensando que el nuevo aparcamiento que se está finalizando desde hace más de un año y medio en el Hospital debería ser público y gratuito, como las otras 15.000 personas que lo han pedido también. Tenemos el ejemplo más cercano en el hospital de Alcalá donde es así y, además, las características geográficas de la provincia hacen que para muchos usuarios y familiares sea imprescindible desplazarse en vehículo privado a este recinto. Los primeros que lleguen por la mañana seguirán ocupando las plazas gratuitas, entre ellos los propios trabajadores, dejando las de pago para el que venga detrás. ¿Qué le hace pensar al Sescam que preferirán pagar a aparcar gratis? En cualquier caso, el tiempo dará o quitará razones.

Anuncios

Un pensamiento en “Inconexos

  1. Excelente artículo, yo también creo que tiene que ser gratuito el aparcamiento, que se tienen que entender nuestros gobernantes y que tienen que plantear soluciones, no ser el problema. Urgente hacer otro entrada/salida de la que hay, y que se tienen que mejorar el transporte público que da cobertura al hospital y facilitar a trabajadores y usuarios ir en transporte público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s