Transparencia de barro

Por David Sierra

Era viernes. Pero podía haber sido lunes. O jueves. Cualquier día laborable. Sólo laborable. A pesar de que el sol quería salir, el ambiente era gélido bajando por la Calle Mayor de la capital. Y el jaleo de los días soleados se echaba en falta. Aún no eran las diez de la mañana pero las oficinas municipales están a pleno rendimiento. Aunque el frío, como diría después una de las funcionarias de las mesas de registro, hace que la gente se quede en casa. Si no esto estaría lleno. Dice.

Las oficinas municipales del Ayuntamiento de Guadalajara tienen sus mesas de atención al ciudadano y de registro en la planta baja. Nada más entrar a la derecha. Al fondo, antes de llegar a la escalera que conduce a los pisos superiores donde están los despachos, hay una máquina de café que en ese momento está limpiando un empleado de la empresa encargada de reponerla.

Para coger turno, el ciudadano debe acudir a una máquina que desvela, en parte, el tipo de asunto por el que se encuentra allí. Pero como el frontal del aparato es reducido, sólo aparecen las gestiones más comunes. Para el resto, la tecla es la B, la opción de Registro de Resto de Documentos. Ese baúl donde el Ayuntamiento de Guadalajara engloba los turnos para registrar las peticiones de solicitudes de información pública. No existe otro modo de hacerlo que acudiendo a las propias oficinas municipales.

A pesar de que Guadalajara ocupaba el tercer lugar dentro del ranking de transparencia municipal de la región publicado en la Revista Castellano-Manchega de Ciencias Sociales Barataria en 2015, dentro del proyecto de investigación GlobalCOM – que tiene como finalidad atender a la evolución del grado de transparencia en la comunicación pública digital local -, tal y como indican en el Portal de Transparencia del Consistorio: “Todavía no está disponible un canal electrónico para presentar las solicitudes de acceso a la información pública de forma telemática”. Mandan al ciudadano de visita al Ayuntamiento.

El proceso para presentar estas solicitudes sigue el mismo procedimiento que otras. Hay que coger número de turno. Por ejemplo el B009. Y esperar a que uno de los puestos de atención quede libre para que el funcionario recoja el escrito, que previamente debe ser rellenado e impreso.

Ser el primero en algo implica que un acto mecánico que podría ser liquidado en apenas unos minutos depare mucho más tiempo. Más que nada porque supone que hay que abrir un nuevo cauce administrativo para la tramitación de esa cuestión en concreto. Más que nada porque atienden a otro marco legislativo, el que marca la Ley 19/2013 de Transparencia, Información Pública y Buen Gobierno. En este caso. Y eso da mucho juego y algo de conversación.

Y uno puede enterarse de algunos aspectos del trabajo y las experiencias de más de 30 años de servicio. De conductas sospechosas. De ofrendas. De presiones. Políticas, pero también laborales. O de cómo unos empresarios de la construcción se fotografían en una discoteca la costa marbellí con fulanas bañadas en champán, para luego regocijarse en las redes sociales. Son los peores, dice. También de cómo la administración electrónica está condicionando el trabajo municipal. A las buenas, pero también a las malas. Pues nadie repara en que, sin un procedimiento telemático accesible, toda la documentación que se presenta ha de ser digitalizada. Y eso lleva su tiempo.

Según el documento sobre transparencia municipal anteriormente referido, el Consistorio capitalino tenía un índice de transparencia del 73,17%. Era uno de los ocho municipios que aprobó de los 33 analizados en un primer momento. Tras la entrada en vigor de la Ley a finales de 2015 para los ayuntamientos – que garantiza que los datos públicos son eso, públicos (ha hecho falta hacer una ley), un nuevo informe – de septiembre de 2016 -, que incrementa el número de indicadores estudiados de 41 a 52, concluye que el nivel de transparencia municipal ha descendido en casi cuatro puntos porcentuales, aunque sigue siendo uno de los once de los 40 estudiados que han recibido la luz verde nuevamente.

Entre los deberes en materia de transparencia que el equipo de gobierno de Antonio Román debe asumir y que refleja el Mapa Infoparticipa  (http://www.mapainfoparticipa.com/index/mapa/) elaborado a raíz de esta investigación, están la publicación de la agenda institucional del alcalde o la información sobre su Plan de Gobierno. Pero también aspectos fundamentales para ejercer una buena labor de control como es la información sobre la ejecución del presupuesto y las modificaciones presupuestarias realizadas; la información sobre el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y financiera, así como el nivel de endeudamiento; la liquidación de los ejercicios de los presupuestos anteriores; la relación de los puestos de trabajo y las retribuciones del personal laboral y funcionario, según sus categorías; así como de los directivos y cargos de confianza junto con sus currículums.

La web municipal del Consistorio, según este portal, tampoco expone la relación completa de proveedores, adjudicatarios y/o contratistas así como la cuantía económica; las subvenciones otorgadas y los convenios firmados especificando su objeto y obligaciones económicas de cada una de las partes. Tampoco hay información sobre las campañas de publicidad institucional en los medios de comunicación y sus costes. También indica como deficitaria la información que da sobre las actuaciones de los miembros de la oposición y de los grupos políticos que la integran. Con comisión y todo de por medio. De transparencia. Dicen. Son algunos de los indicativos que aún el Ayuntamiento de Guadalajara no cumple. Tampoco muchos otros.

Tras algo más de veinte minutos de trámite, la solicitud se convierte en formal. El justificante de entrada lleva el sello de Registro y Estadística del Consistorio. En un mes de plazo habrá respuesta. Y si no recurso. El asunto, para este artículo, es lo de menos. O quizá sí sea importante saber cuánto se ha utilizado este trámite. Para la oposición también. Si aún no lo han hecho, quizá a partir de ahora sea el momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s