Guadalajara, ¡despierta!

Por Jorge Gómez*

19796_nueva_protesta_de_los_profesores_de_guadalajara_

La marea verde en defensa de la Educación pública ha sido uno de los colectivos que más ha protestado contra los recortes. // Foto: La Crónica.

Entre prados y veredas,

montes y muelas,

páramos y sierras, 

castillos y almenas

escondes tu tesoro, tu belleza.

Hueles a lavanda, flor de romero,

aire fresco y caldero.

Fuiste luchadora,

guerrera y soñadora.

Romana, judía y musulmana;

Pero mucho antes visigoda.

Desde Recópolis a la cueva de los Casares,

desde Álvar Fáñez a la Batalla de Brihuega,

en tus entrañas dibujas 

las claves de la historia.

Paleta de mil colores,

eres el ocre del Hayedo,

el morado del espliego,

el blanco de la sierra,

el verde de la Campiña en  primavera,

eres el azul del agua.

Eres roble, eres haya

eres encina, olivo

y malva, 

el de las lilas 

en tu espalda.

Sabes a miel, buñuelo y cordero.

Antes Arriaca, ahora Guadalajara,

quién te conoce nunca te olvida

 y siempre te añora.

Eres paz y sosiego,

la noche más pura

Y el recuerdo más tierno.

Guadalajara es mucho más que el intento de un humilde morador de sus tierras de rimar sus excelencias. Es el Palacio del Infantado, el Hayedo de la Tejera Negra, es Buero Vallejo, es Cela, es el Románico Rural, Bonaval, Valverde, Molina, Sigüenza… y tantos y tantos tesoros que sería incapaz de incluirlos todos en un solo artículo.

Pero Guadalajara también es frío, es silencio, es resignación ante la mediocridad de políticos entregados a los intereses de sus partidos y no los de su gente, los de su tierra.

Guadalajara se desangra o más bien la desangran, por acción u omisión. Por acción con la aprobación de trasvases que condenan a la pobreza y al ostracismo a los pueblos ribereños de la cabecera del Tajo. Por el olvido en materia de sanidad, por el intento de cierre de urgencias rurales. Por omisión, por la falta de políticas activas en la pérdida del mundo rural, en la despoblación del Señorío de Molina o en la Sierra Norte. Por la falta de una estrategia de desarrollo verdadero del empleo, por la permisividad de la pérdida de tejido industrial en la zona del Corredor del Henares en pos de convertir toda la provincia en una gran nave logística.

Mientras tanto, los guadalajareños permanecemos impasibles, resignados, callados, sin alzar la voz ante tanta tropelía, sin la solidaridad que requiere tanta afrenta ante nuestros vecinos de la comarca de Sacedón o los de Molina.

No sólo no hacemos nada, sino que permitimos con nuestros votos que los que tampoco lo hacen y tienen el poder para ello, sigan gobernando.

Si aún estás ahí, Guadalajara, ¡despierta! Puede que no seamos tantos, pero no permitamos que nos tomen por tontos. Aún estamos a tiempo de devolver a nuestros hijos la tierra que se merecen y la tierra que nos encontramos.

jorge_gomez*Jorge Gómez Bravo (Guadalajara, 1982) es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Apasionado del deporte, fue Jefe de la sección deportiva en la Tribuna de Guadalajara y ha colaborado de manera asidua en Cadena Cope, Punto Radio y Popular TV. En la actualidad, es técnico especialista en musculación deportiva y coordinador y gestor de instalaciones deportivas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s