Un derbi histórico… y sin historia

Por David Gómez

DSC_0637

Javi Martín en una acción individual frente al Guadalajara | Foto: David Gómez (@DavidGmez99)

Hacía 19 años que el Club Deportivo Guadalajara no visitaba el San Miguel. Casi dos décadas desde aquel 10 de mayo de 1998 en el que los morados asaltaban el feudo azudense por 1-3. Por aquel entonces, los enfrentamientos directos entre vecinos eran la tónica de cada temporada. Ninguno de los protagonistas de aquel día podía imaginar que rojinegros y morados no se volverían a cruzar hasta bien entrado el nuevo milenio. Pero lo cierto es que, este viernes, el Dépor regresó a Azuqueca. La 14ª visita de los guadalajareños a tierras campiñeras se convirtió en un auténtico acontecimiento para los amantes del fútbol en la provincia. En la mente de los más mayores reaparecían aquellos derbis en los que el Guadalajara convertía el San Miguel en su talismán. No es para menos. 8 victorias en 13 partidos avalaban los excelentes números del cuadro morado en tierras azudenses.

Guada Azuqueca 1998

Imagen de archivo del último Azuqueca-Guadalajara, en 1998 | Foto: Álvaro Díaz Villamil

Eran otros tiempos. Tiempos que una generación entera de jóvenes -entre la que se incluye un servidor- nunca pudo presenciar. En 2017, viajar a Azuqueca infunde temor en los rivales. O como mínimo, respeto. Porque nadie (o casi nadie) ha sido capaz de toser a los rojinegros en su casa. El Dépor, con más voluntad que juego, tampoco pudo. Si en la previa se hablaba de un enfrentamiento histórico, lo que sucedió sobre el césped no pasará a la historia. Ambiente de derbi hubo mucho. El fútbol, eso sí, brilló por su ausencia.

La ecuación del partido fue más que sencilla. El Dépor dominaba el balón y el Azuqueca esperaba replegado su oportunidad a la contra. El entramado defensivo trazado por Manolo Alfaro resultó indescifrable para un Guadalajara acostumbrado a lidiar con espacios en ataque. Buena prueba de ello fue que tanto Pascu como Jonás Basso se convirtieron en los jugadores con más pases realizados durante la primera parte. Si el Dépor carecía de profundidad, el Azuqueca anhelaba las ocasiones. Comenzó bien el equipo de Alfaro, con una jugada de Javi Martín que terminó con Pancorbo errando un pase a Carrasco dentro del área. En el 8′, un lejano disparo de Carrasco con la derecha obligaba a Salcedo a volar para evitar el 1-0. Más tarde, en el 19′, era Javi Martín el que culminaba una jugada personal con un lanzamiento al lateral de la red.

DSC_0678

Carrasco fue uno de los jugadores más activos en el ataque rojinegro | Foto: David Gómez (@DavidGmez99)

No hubo más del Azuqueca en ataque. Solo sus extremos habían sido capaces de inquietar la portería rival. Atrás, Kin y Tena vivían de forma plácida. El único contratiempo había sido la lesión de Javi Alonso en el gemelo de la pierna derecha, la misma que le obligó a retirarse en el Pedro Escartín. Con Gandía en el campo, el Dépor asomó tímidamente por sus dominios. Primero fue Víctor Calarge en el minuto 20 con una volea desde la frontal que salió muy centrada. Cerca de la media hora de juego, Pesca metía el miedo en el cuerpo con un tiro desde su casa que golpeaba en la cruceta. Lo demás fue un quiero y no puedo de un Dépor completamente escaso de ideas ofensivas.

Los bostezos del primer acto contrastaron con el frenético comienzo de la segunda mitad. Y es que ambos conjuntos gozaron de una clarísima ocasión para abrir la lata. Golpeó primero el combinado local en el minuto 50. El Azuqueca sacaba en corto un saque de esquina provocado por Carrasco, Javi Martín colgaba el cuero desde la derecha y Brotón mandaba su cabezazo al palo cuando el San Miguel ya cantaba el tanto. Aún con el susto, el Dépor no tardó en dar la réplica. En el 54′, Guti combinó con Pesca y este, de tacón, cedió el cuero para la subida de Dani Mateos por la derecha. El lateral colocó un magnífico centro al segundo palo que Óscar Cabo remató al cuerpo de Gandía. En ese momento, el partido se transformó en un intercambio de golpes sin éxito para ninguno.

DSC_0668

Óscar Cabo dispuso de la mejor ocasión del Dépor en el partido | Foto: David Gómez(@DavidGmez99)

Mientras el Guadalajara volcaba su ataque por la banda de Mateos y el recién entrado Borja Cabanillas, el Azuqueca amenazaba en cada saque de esquina. En el 63′, de nuevo Cabo estaba a punto de llegar a un centro al primer palo de Migue Montes desde el flanco derecho, pero no remató por poco. La respuesta azudense no llegaría hasta el 72′, cuando Roberto Izquierdo disparó desviado tras un rechace de la zaga alcarreña a uno de los numerosos saques de esquina locales. La mayor necesidad del Dépor obligó a los morados a apretar en el tramo final. Primero Migue Montes estuvo desacertado al rematar de cabeza un centro de Óscar García. En la siguiente jugada, Guti disparaba desde la frontal y su tiro cayéndose rebotaba en el propio Montes y se marchaba rozando el poste. En el 83′, Borja Cabanillas volvía a buscar al delantero andaluz, que enviaba el balón lejos de los dominios de Gandía. Esta vez, Migue no pudo ser santo en el San Miguel. Paradojas del fútbol.

Cuando parecía que el Guadalajara más se animaba, el Azuqueca dispuso de la opción de llevarse la contienda en el 84′. Los rojinegros robaban un balón en el centro del campo y Javi Martín, desde la derecha, colocaba un centro inmejorable para Pancorbo. Fue la mejor oportunidad del capitán, que remató mansamente a las manos de Salcedo. No fue el regreso soñado por Pan, ni tampoco el día de los delanteros. No se amilanó el Dépor, que lo siguió intentando con centros desde la derecha. En el 85′, uno de Pesca lo salvaba Fuentenebro cuando Migue Montes ya entraba en el segundo palo para marcar. Lo siguió intentando el equipo de Alberto Parras hasta el final, pero sus intentonas se diluían como azúcar en agua. Finalmente, azudenses y alcarreños tuvieron que conformarse con un empate en un derbi histórico, pero sin mucha historia.

DSC_0660

La grada del San Miguel, abarrotada para el derbi | Foto: David Gómez (@DavidGmez99)

FICHA DEL PARTIDO:

C.D. AZUQUECA – 0: Javi Alonso (Gandía 15′), Fuentenebro, Kin, Tena, Varo, Pablo Rojo, Brotón (Marrero 64′), Roberto Izquierdo, Javi Martín, Carrasco (Chilo 87′) y Pancorbo ©.

C.D. GUADALAJARA – 0: Salcedo, Dani Mateos, Jonás Basso, Pascu, Tomás Prieto, Pesca, Guti ©, Víctor Calarge (Borja Cabanillas 56′), Óscar Cabo (Óscar García 71′), José Vega y Migue Montes.

GOLES: No hubo.

ÁRBITRO: Luis De Matos Sánchez (Toledo, Comité Castellano-Manchego). Amonestó al local Fuentenebro (46′) y a los visitantes Víctor Calarge (56′), Pesca (76′), Dani Mateos (78′), Tomás Prieto (86′) y Óscar García (89′).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 36ª jornada del Grupo XVIII de Tercera División, disputado a las 20:00 horas del viernes 28 de abril de 2017 en el Estadio Municipal San Miguel de Azuqueca (Guadalajara) ante unos 600 espectadores. Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de Xabi Cid, ex-jugador y entrenador de las categorías inferiores del Club Deportivo Azuqueca fallecido hace un año.

ESTADÍSTICAS

         C.D. AZUQUECA                                                            C.D. GUADALAJARA
                      7 (4)                            TIROS (A PUERTA)                     10 (3)
                      0                                             GOLES                              0
                      8                                  SAQUES DE ESQUINA              4
                      6                                           FALTAS                               17
                      1                                         AMARILLAS                          5
                      0                                             ROJAS                              0
                      1                                  FUERAS DE JUEGO                  2

De La Cuerda da un respiro al Marchamalo en Yuncos

Jorge Enrique De La Cuerda Sebastián. El central fue el héroe inesperado del Club Deportivo Marchamalo en su visita al Villa de Yuncos. Porque al Marchamalo no le valía otra cosa que no fuera ganar. La presión ejercida en la zona baja de la tabla y los posibles arrastres desde Segunda B obligaban al cuadro de Toñín Lozano a sacar los tres puntos con el colista si no querían verse abocados a una situación crítica. Y, aunque por la mínima y con suspense al final, lo consiguieron.

La primera parte reflejó la igualdad de ambos equipos sobre el césped. El Yuncos, ya descendido hace algunas jornadas, demostró que va a competir hasta el último segundo en su histórico periplo por la Tercera División. Dani Cabanillas fue el primero en probar a Baroa con un disparo en el 12′ que se marcharía alto. Tras un primer cuarto de dominio marchamalero, el Yuncos despertó de la mano de Helmer, su mejor futbolista. Una jugada personal suya por la izquierda terminaba con un remate de Salmerón al lateral de la red. En la siguiente jugada, Conte robaba un balón en la medular y se marchó directo a portería, donde Tomás detuvo su lanzamiento. Fue el momento en el que las alternativas se sucedían cuando Dani Cabanillas erraba su segunda ocasión de la tarde tras un centro de Jairo.

Superada la media hora llegó la jugada decisiva del encuentro. Manolo colgó una falta al área y De La Cuerda, de cabeza, anotaba el único tanto del partido. La aparición providencial del zaguero espoleó al Marchamalo, que se volcó en atacar durante los últimos minutos del primer acto. Y pudo aumentar su renta si Cheki llega a rematar un centro de un gran Manolo. En los momentos de dificultad, la veteranía del capitán volvió a ser clave para los gallardos. La reanudación llevó la contienda por los mismos derroteros. El Marchamalo buscaba un juego directo con balones largos a la espalda de la defensa. En uno de ellos, Miguel Pérez encontró a Jairo y estuvo a punto de marcar el 0-2 de no ser por la atención de Baroa. En el 66′, Dani Martín se incorporaba por la derecha y dejaba el cuero a un desacertado Dani Cabanillas.

Cuando parecía que el Marchamalo tenía el partido más que controlado, emergió el Yuncos. Los toledanos resurgieron de sus cenizas y acorralaron a los campiñeros en su área hasta el final del encuentro. El asedio comenzaría en el 73′, con un centro de Chumi que no encontró el remate de Salmerón. Más tarde, en el 77′, Arroyo remataría al lateral de la red un servicio desde la esquina. No se rindió el Yuncos, que lo volvió a intentar por la banda de Chumi. El futbolista yunquero colgó de nuevo un magnífico balón desde el costado que el recién ingresado José Javier no pudo concretar. Acto seguido, Salmerón no llegaba a rematar un servicio de Cristian. Resistió el Marchamalo, que trataba de interrumpir el juego local y resistir para alcanzar una victoria trascendental en la lucha por la permanencia. Así pues, los de Toñín Lozano son 11º con 44 puntos, tres más que el Toledo B, 16º con 41 más el goal-average. De esta manera, una victoria en La Solana este sábado ante un Atlético Tomelloso en crisis cerraría una sufrida y merecida salvación en plenas Fiestas Patronales.

FICHA DEL PARTIDO:

C.D. YUNCOS – 0: Baroa, Darío, Adri, Antonio, Alberto, Conte (Arroyo 63′), Joshi, Christian, Helmer (José Javier 57′), Diego Icierra y Salmerón.

C.D. MARCHAMALO – 1: Tomás, Dani Martín, Illana, De La Cuerda, Borja Ajenjo, Miguel Pérez (Dani Ro 83′), Cheki, Lucas Nitz (Mario 46′), Manolo © (Bata 61′), Jairo y Dani Cabanillas.

GOLES: 0-1. De La Cuerda (31′).

ÁRBITRO: Javier Gil Racionero (Ciudad Real, Comité Castellano-Manchego). Amonestó a los locales Antonio (30′), Helmer (36′) y Salmerón (78′) y al visitante Lucas Nitz (8′).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 36ª jornada del Grupo XVIII de Tercera División, disputado a las 17:00 horas del domingo 30 de abril de 2017 en el Complejo Villa de Yuncos de Yuncos (Toledo).

Festín del Dínamo para cerrar la temporada

Dinamo femenino

El Dínamo festejando uno de los goles de María Barrios | Foto: Víctor Cabeza (@vcabeza68)

El Dínamo Guadalajara puso el broche de oro a una gran temporada goleando al colista Guadamur por 6-1. Una victoria intrascendente a efectos de la clasificación, pues la derrota del Olímpico de Madrid por 6-0 en el Cerro del Espino había asegurado la 5ª posición del Dínamo de forma matemática. Sin embargo, el equipo de Alberto Mendoza quiso darse un festín ante los pocos valientes que se atrevieron a bajar al Jerónimo de la Morena en un día muy desapacible. El viento, el frío y la lluvia fueron los protagonistas del derbi castellano-manchego que cerraba la Liga regular en el Grupo V de la Segunda División Femenina. Y el Dínamo no defraudó.

Con su ya clásico 1-4-2-3-1, Mendoza introdujo algunas novedades en el once inicial. En la zaga, destacó la presencia de Berta de central junto a Laura Horche. En el centro del campo, Nuria y Alba ocuparon la sala de máquinas, mientras que por delante Sara Plaza era la gran sorpresa por la banda derecha. Y arriba, la gran protagonista del partido: María Barrios. La delantera dinamista quiso despedir la Liga a lo grande y firmó una actuación colosal. Apenas habían transcurrido cinco minutos de partido, cuando la delantera alcarreña ya había golpeado por primera vez. Balón largo de Alba a la espalda de la defensa, incorporación de Nere por la izquierda y pase de la muerte para rubricar el 1-0.

La tempranera ventaja aportó mucha tranquilidad al juego local, que combinaba el control desde la posesión con los balones directos a la espalda de la zaga toledana. La velocidad de Barrios y la llegada de Alba desde segunda línea estaba causando estragos a un Guadamur que hacía aguas en defensa. El linier señaló fuera de juego en varios de los desmarques de la ariete verdinegra, pero en el minuto 27, ya no perdonó. Barrios volvió a coger la espalda de la zaga visitante con un pase de Lucía y, sorprendiendo a todos firmó una obra de arte en forma de vaselina que Camino no pudo parar. En el 35′, la ‘2’ guadalajareña ya había rubricado su ‘hat-trick’. Fue un calco del primer gol. Una incombustible Nere entraba por la izquierda y volvía a ceder el cuero a Barrios, que lo empujaba dentro del área pequeña.

Maria Barrios

María Barrios fue la auténtica protagonista del partido con sus cinco dianas | Foto: Víctor Cabeza (@vcabeza68)

Si Camino se tenía que emplear a fondo para frenar las acometidas locales, Diana vivía plácidamente bajo su portería. Tan solo Carrasco en el 36′ había obligado a la cancerbera a intervenir con una buena parada a bocajarro. El resto de la producción ofensiva albiceleste fue un disparo lejano de Obeo en el 24′ y otro de la propia Carrasco en el 37′, ambos desviados. Pero cuando intentaba desperezarse el Guadamur, llegó el cuarto. María Barrios se vestía de asistente y colgaba un centro desde la derecha que la defensa no acertaba a despejar. Sara Plaza, en boca de gol, no perdonaba. El público enloquecía con el tanto de la delantera, que rentabilizó sus minutos sobre el césped de manera sensacional. Pudieron ser más goles de no ser por la sobresaliente actuación de Camino, quien en el 45′ sacó una mano providencial en el mano a mano para evitar el tanto de Alba. La portera del Guadamur fue, sin lugar a dudas, una de las notas positivas de su equipo, mostrando gran seguridad en los balones por alto y realizando algunas intervenciones de mérito.

Tras la reanudación, el Guadamur intentó tener un poco más el balón y ser protagonista, pero al cuadro de Juan Gregorio Sánchez le costaba una vida hilvanar alguna jugada combinativa. No así al Dínamo, que aunque no empujó con la misma intensidad de la primera parte, anotó un par de tantos más. La protagonista no podía ser otra: María Barrios. En el 54′, Nuria asistía a la delantera que, con otra sutil vaselina, llevaba el cuarto a su cuenta particular. Cuenta que engordaría tres minutos más tarde aprovechando un regalo de Lucía Delgado y firmando así su propia ‘manita’. Con apenas una hora de juego sobre el campo, Alberto Mendoza creyó que su actuación había sido más que suficiente.

Lucia Delgado

Lucía Delgado regalando el 6-0 a María Barrios | Foto: Víctor Cabeza (@vcabeza68)

Sin Barrios en el césped, el partido entró en un letargo propio de un encuentro visto para sentencia. Fue el momento de experimentar y de dar minutos a las menos habituales o a futbolistas que regresaban de sus lesiones. Era el caso de Loreto, que saltaba al campo en el 69′ para disputar los últimos minutos de la temporada liguera. Con Loreto sobre el terreno de juego, el Dínamo modificó su sistema a un 1-3-4-3. Berta subió a posiciones de ataque y tanto ella como Laura Sparks pudieron festejar el séptimo. En el 72′, la jugadora de ascendencia estadounidense erró un mano a mano ante una inspirada Camino. Más tarde, cerca del final, primero Nere y después Berta en el rechace no acertaban a batir a la cancerbera toledana. Cuando más cerca estaba el 7-0, llegó el premio de consuelo para el Guadamur. Blanco centraba desde la derecha, Lorena Carrasco no conseguía rematar de tacón y el balón caía en las botas de Moraga, que no perdonaba. Al final, un 6-1 que cierra un buen año del Dínamo, 5º con 35 puntos a pesar de las dificultades. El año que viene será otra historia. Está permitido soñar.

FICHA DEL PARTIDO:

DÍNAMO GUADALAJARA – 6: Diana, Teresa Cabeza, Laura Horche © (Laura Marchamalo 61′), Berta, Nere, Nuria, Alba, Lucía Delgado (Gema Barrientos 61′), Sara Plaza (Loreto 69′), Teresa Fernández y María Barrios (Laura Sparks 61′).

C.D.E. GUADAMUR – 1: Camino, Gálvez, Marta Parreño, Lura (Vico 46′), Bolado, Alba Molina, Patri Guerrero, Jana (Moraga 46′), Carrasco y Obeo.

GOLES: 1-0. María Barrios (5′). 2-0. María Barrios (27′). 3-0. María Barrios (35′). 4-0. Sara Plaza (40′). 5-0. María Barrios (54′). 6-0. María Barrios (57′). 6-1. Moraga (90′).

ÁRBITRO: Pablo Pardos Matamoros (Comité Castellano-Manchego).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 26ª jornada del Grupo V de la Segunda División Femenina, disputado a las 16:00 horas del domingo 30 de abril de 2017 en el Jerónimo de la Morena de Guadalajara.

 ESTADÍSTICAS

DÍNAMO GUADALAJARA                                                        C.D.E. GUADAMUR
                  17 (12)                             TIROS (A PUERTA)                     8 (3)
                   6                                                GOLES                               1
                   5                                     SAQUES DE ESQUINA               2
                   7                                              FALTAS                                 6
                   0                                            AMARILLAS                           0
                   0                                                ROJAS                               0
                   6                                     FUERAS DE JUEGO                   4

Un épico Guadalajara se queda sin premio final

Puente Genil Guadalajara

Imagen del partido entre el BM Puente Genil y el BM Guadalajara | Foto: Estefanía Hernández

Ocho jugadores de campo, cuatro de ellos pivotes. Eso es todo lo que tenía disponible César Montes para visitar el Pabellón Alcalde Miguel Salas de Puente Genil. Allí, el Balonmano Guadalajara rozó la gesta de remontar una desventaja de seis goles para acabar sucumbiendo ante el Ángel Ximénez-Avia. Resulta complicado explicar la magnitud de lo realizado por los alcarreños con un plantel completamente en cuadro. Y a pesar de ello, el conjunto morado compitió como viene haciendo durante toda la temporada de manera magistral.

El partido contaba con un aliciente muy particular. El montenegrino Novica Rudovic y el madrileño Chema Márquez se enfrentaban en el duelo de cañoneros de la Liga ASOBAL. 158 y 155 dianas contemplaban a ambos jugadores, por lo que el cara a cara estaba servido. Y en este caso, cayó de mano del de Alcobendas. Porque la estrella del Quabit empezó el partido como un auténtico vendaval. Tres de los primeros cuatro goles guadalajareños llevaron su firma. Mientras tanto, el Puente Genil se topaba una y otra vez contra la muralla defensiva tejida por los visitantes y entre la que destacaba un protagonista: José Javier Hombrados. El legendario portero español recuperó el nivel de siempre y con sus constantes intervenciones permitió que su equipo cogiera una pequeña ventaja en el marcador (2-4, min.7).

Fue un espejismo. Las bajas empezaron a lastrar poco a poco al Guadalajara y el cuadro local ya encontraba vías de ataque. En diez minutos, el parcial era de 4-1 para el equipo andaluz. Superado el minuto 20, los de negro ya superaban los cuatro tantos de renta (10-6). Parecía que el equipo de Quino Soler podía romper el partido de manera definitiva en cualquier momento, pero la diferencia se mantuvo en los cuatro goles al llegar al descanso (15-11). Con la reanudación, el Ángel Ximénez-Avia dinamitó la contienda. Chispi y Tomás Moreira, los mejores de su equipo en ataque, anotaron tres dianas que llevaban la máxima diferencia al luminoso (18-12, min.34).

El fondo de armario de los cordobeses iba imponiéndose con cada vez más claridad a un Quabit en cuadro. Pero, lejos de bajar los brazos, los alcarreños se pusieron el mono de trabajo y fueron picando piedra poco a poco para reducir la diferencia. Los locales empezaron a fallar y el Guadalajara, bajo la actuación inconmensurable de Chema Márquez, Lucas y Filipe Martins, rebajaba la renta de manera persistente. Así, del 18-12 del primer parcial se llegó al 24-22 a falta de diez minutos para la conclusión. Más sorprendente aún fue cuando a falta de cinco minutos la diferencia se había comprimido a un solo tanto (26-25). Al público del Miguel Salas le entró el miedo, pero los locales resistieron en el momento clave e hicieron que el esfuerzo del Guadalajara se quedara sin premio. No importaba. Ocho alocados guerreros, al límite y sin nada por lo que pelear, dieron todo por una camiseta que honraron mucho más que en cualquier victoria. Esa fue la verdadera recompensa.

FICHA DEL PARTIDO:

ÁNGEL XIMÉNEZ-AVIA PUENTE GENIL – 30 (15+15): Oliva; Rudovic (4), Chispi (5,3p), Curro Muñoz (2), Cuenca (4), Moreira (5) y Leo Almeida (1) -siete inicial-; De Hita (ps); Castro (1), Nacho Moya (2), Josic (3,2p), Revin (1), Melgar (0) y Manu Díaz (2).

QUABIT BM. GUADALAJARA – 29 (11+18): Hombrados; Chema Márquez (7), Montoya (0), Alberto Sanz (4), Redondo (0), Filipe Martins (7) y Lucas (6) -siete inicial-; Fuentes (5).

PARCIALES: 2-3 (min.5) 3-4 (min.10) 5-5 (min.15) 9-6 (min.20) 11-9 (min.25) 15-11 (min.30) (descanso) 18-12 (min.35) 20-15 (min.40) 23-18 (min.45) 24-22 (min.50) 27-25 (min.55) 30-29 (min.60) (final).

ÁRBITROS: Joaquín Fernández Pérez y Alberto García Rodríguez. Expulsaron al local Revin por tres exclusiones (min.58). Además excluyeron a los locales Leo Almeida (2) y Manu Díaz (1) y a los visitantes Fuentes (1), Sanz (1) y Mikel Redondo (1).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 27ª jornada de la Liga ASOBAL disputado el sábado 29 de abril a las 19:00 horas en el Pabellón Alcalde Miguel Salas de Puente Genil (Córdoba), ante unos 700 espectadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s