Las cosas por su nombre

Pleno-Ayto-Guadalajara-30.12.15

Una sesión del Pleno municipal del Ayuntamiento de Guadalajara celebrada al comiendo de este mandato. // Foto: C’s Guadalajara

Por Borja Montero

La comunicación política es, en muchas ocasiones, enrevesada. En ocasiones, se trata de explicar realidades complejas con el fin hacerlas comprensibles por una mayor proporción de la población afectada por las mismas, algo que supone dejarse en el tintero algunos detalles. En ocasiones, al contrario, se eligen nombres rimbombantes perífrasis, bien sea porque los intrincados procesos que pretenden definir requieren de tales indicativos, bien porque se pretende esconder tras explicaciones innecesarias decisiones y situaciones mucho más sencillas y, habitualmente, desfavorables para el ciudadano o el político. Es de agradecer, por tanto, que en ocasiones los representantes públicos opten por un lenguaje sencillo y directo, definiendo las realidades que así lo son, aunque lamentablemente esto suele tener también su truco y este es el de dotar de determinadas características excepcionales a una palabra cuyo significado es simple y llano.

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, se ha empeñado en este mandato en repetir una cantinela prácticamente en cada Pleno municipal, principalmente cuando se dirige al portavoz de Ahora Guadalajara, José Morales, pero también en algunos casos en que se dirige a otros concejales de este grupo o cuando quiere lanzar algún tipo de ironía sobre cualquier tema. La frase estelar de Román es simple, sencilla, sujeto-verbo-predicado, de perogrullo: “José Morales es comunista”. Se trata de una realidad fácilmente comprobable, tanto nominal, ateniéndonos a su afiliación a diferentes colectivos comunistas, como políticamente, analizando algunos de sus argumentos, razonamientos, debates y propuestas.

di-tu-frase-bart-romn-di-tu-frase-jos-morales-es-comunista

Una de las versiones del célebre meme que ha circulado por las redes sociales después de muchas de las sesiones plenarias del Ayuntamiento capitalino de este mandato. 

El afán del primer edil por resaltar esta realidad no persigue un objetivo didáctico, de anclar en la mente de sus interlocutores y escuchantes determinados conceptos con ejemplos sencillos: “Morales es comunista”, “el cielo es azul”, “los humanos son mamíferos”… Muy lejos de esta finalidad pedagógica, con estas palabras, Román pretende criminalizar el comunismo, algo habitual dentro de su partido, confiriendo a sus palabras una entonación y unas pausas dramáticas, incluso algunas risotadas, detrás de la palabra comunista, que dan a entender que las personas que hacen gala de esta ideología tienen una autoridad moral menor o unas facultades mentales ciertamente mermadas como para ofrecer juicios, opiniones y propuestas interesantes, de lo que se deduciría que solamente la ideología de Román y de su PP, sea cual sea esta, es la única válida y lo suficientemente mesurada como para ser útil a los ciudadanos a través de las instituciones. Se olvida, pues, el primer edil que Morales está en la cámara municipal al recibir la candidatura que él encabezaba 6.913 votos, lo que supone un 16,81 por ciento de la ciudadanía que dio su opinión participando en las Elecciones Municipales de 2015, lo que vendría a recalcar que, al margen de ese comunismo latente y palpitante en su interior, tiene la confianza de una parte significativa de la población a la que representa para poder expresar las reflexiones y opiniones de su grupo político en la cámara municipal.

Sin embargo, y más allá de lo repetitivo de la frase, que en este último Pleno no se ha enunciado, e incluso de las parodias de que ha sido objeto la persistencia del alcalde capitalino en la misma, la más célebre el meme que recuerda un célebre episodio de “Los Simpson”, la cantinela encierra también una realidad mucho más siniestra. La política actual no requiere de ideologías, sino que quien se dedica a esto de la cosa pública no está ahí por sus convicciones, ni siquiera por su capacidad de discurso o de diálogo, sino por su cintura para ser capaz de defender una cosa y la contraria, siempre que sea lo que precise el bien común (habitualmente marcado por aquello que demandan las lobbies económicos o por las necesidades coyunturales del partido de turno). En la política nacional e internacional, incluso en la regional, hay ejemplos a cientos (los discursos de Antonio Hernando en el Congreso, el acuerdo sobre el Cupo Vasco, Susana Díaz en todas sus intervenciones, las elecciones francesas, en las que además de criticar con argumentos evidentes el discurso del odio del Frente Nacional de Marine LePen también se denostaba por ser excesivamente ideológica la candidatura de Jean-Luc Melenchon); en la local, estos ejemplos de discursos veleta sin anclaje a una base ideológica clara no son tan habituales (salvo quizás los que se refieren al nivel de exigencia sobre los compromisos ineludibles y los deberes inmediatos del Gobierno regional con la ciudad dependiendo del partido que ocupe el poder en ese momento), pero sí van deslizando ese peligroso mensaje de que tener ideología nubla el raciocinio y no es bueno en política.

Bien al contrario, y máxime en un momento en el que los embates de otros intereses sobre el terreno de decisión y de acción de la política son cada vez más violentos y, por ende, perjudiciales para el bien común, y con la acuciante presencia de casos de corrupción en prácticamente todos los niveles de la administración pública, que los políticos tengan determinadas prioridades y nociones claras sobre la organización social a la que se pretende llegar parece necesario o, al menos, tremendamente valioso, tanto para ellos como para que los ciudadanos sepamos interpretar qué es exactamente lo que se esconde tras determinadas opiniones y debates.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s