Una nueva odisea en el desierto

Por David Gómez

Retuerta

Germán Retuerta, presidente del Club Deportivo Guadalajara | Foto: Club Deportivo Guadalajara

Los veranos se han convertido en un calvario rutinario para el Club Deportivo Guadalajara. Desde el año 2013, los problemas económicos en la entidad morada han estado a la orden del día. Por entonces, la Liga de Fútbol Profesional (LFP) descendía administrativamente al Dépor de Segunda a Segunda División B, además de querellarse contra su presidente, Germán Retuerta, por delitos de estafa, apropiación indebida y administración desleal. El motivo es por todos bien sabido: las numerosas irregularidades cometidas por el mandatario de la institución durante la ampliación de capital de 2.900.000€ en verano de 2012. Según expresó el presidente de la LFP, Javier Tebas, dicha ampliación nunca se produjo, pues el dinero que entraba en la entidad como aportación de capital salía inmediatamente a beneficio de sociedades vinculadas. Estas sociedades, a su vez, reingresaban el dinero en el club como nuevas aportaciones de capital, tratándose de aportaciones ficticias. Debido a esto, el Club Deportivo Guadalajara no alcanzó el capital social mínimo exigido por la Ley 10/1990 del Deporte, lo que terminó por consumar su descenso a 2ªB.

Víctima del sistema o culpable, el Guadalajara acabó en la categoría de bronce del balompié nacional. Y en lo que inicialmente parecía un pequeño paso atrás para volver a impulsarse ha terminado siendo un hundimiento progresivo del club año tras año. Impagos a jugadores y miembros de la entidad, inestabilidad institucional, renovación completa de la plantilla cada temporada… Numerosas circunstancias que convirtieron a un equipo puntero de la 2ªB en un conjunto de 3ª en apenas tres años. Por el camino, cinco entrenadores, casi un centenar de jugadores y un nivel de deudas asfixiante para el club.

Esta campaña no ha hecho más que acrecentar los problemas. El procedimiento ha sido similar: cambio radical de toda la plantilla, retrasos en los pagos desde octubre y promesas incumplidas a la hora de abonar el dinero en los plazos acordados. ¿La justificación del club? La crisis económica de España y circunstancias de retrasos e impagos a la propia institución. Situación que se ha prolongado prácticamente hasta el final de esta temporada. Ello provocó en invierno la salida de hasta seis futbolistas. Yelco Ramos, Javi Robles, Álex Alonso, Joshua Zapata, Koke y Adighibe decidieron salir de la disciplina morada ante tales circunstancias. Algunos como Javi Robles fueron bastante explícitos en su comunicado de despedida. ”Hemos ido a las oficinas del club a recoger la carta de libertad y ni el presidente, ni el entrenador, han sido capaces de estar allí, al menos para agradecernos este tiempo en el club. Hemos tenido que firmar un documento en el que renunciamos al dinero que se nos debe desde el pasado mes de octubre a cambio de obtener la carta de libertad”.

Con la plantilla en cuadro tras el periodo invernal, los jugadores de Alberto Parras olvidaron sus problemas extradeportivos sobre el terreno de juego y, en un alarde de profesionalidad, exhibieron lo mejor de sí mismos para clasificarse al ‘play-off’ de ascenso, del que se vio apeado la semana pasada. Jugadores que, a principios de mayo, decidieron plantarse ante la situación y denunciar sus impagos ante la Asociación de Futbolistas Profesionales (AFE), pues el plazo de demanda expiraba el 31 de dicho mes. Este hecho provocará dos situaciones: la primera, que cuando la Comisión Mixta se reúna para resolver las reclamaciones sobre las cantidades endeudadas, el club en cuestión verá suspendidos sus derechos federativos. Es decir, no podrán utilizar los servicios de ningún otro futbolista ni inscribir a sus fichajes en cualquier competición. Una situación que ya vivió el Dépor en el mes de enero, cuando no pudo inscribir a sus altas invernales como Dani Mateos hasta no regularizar parte de sus deudas.

La otra circunstancia resulta mucho más traumática. Si el Club Deportivo Guadalajara no está al corriente de pago con sus deudas el día 30 de junio de 2017, el equipo alcarreño será descendido a Regional Preferente. Una circunstancia que sería devastadora para la entidad morada y que ya estuvo a punto de suceder la pasada temporada. La situación, además, permitiría a los futbolistas rescindir de forma unilateral sus contratos reclamando la correspondiente indemnización al club por el incumplimiento del mismo, según el artículo 45 del nuevo convenio establecido entre la Liga y la AFE en noviembre de 2015.

Sin embargo, las deudas con la primera plantilla son solo la punta del iceberg. Recientemente, según informaba SER Deportivos Guadalajara, el Juzgado de lo Social nº1 de Guadalajara dio la razón a Carlos Salvachúa, Jorge Martín y Marcos de la Cruz en sus denuncias por impagos. Además, en la resolución se solicita el embargo de cualquier saldo favorable del club en la RFEF, en la FFCM o de cualquier subvención que pudiera tener el club del Ayuntamiento, de la Diputación o de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. A ello hay que sumar los problemas con la Hacienda pública y la Seguridad Social, entre otros.

Pero uno de los casos más sangrantes e indignantes de la institución presidida por Germán Retuerta es el de la cantera. Un filial que contaba con miles de niños hace unos años y que, a día de hoy, ha quedado reducido a unos cientos. Un filial que contaba con un juvenil en División de Honor y un equipo B en Tercera División que, finalmente, no pudo ascender ante el descenso del primer equipo y la alineación indebida cometida en el partido de vuelta de la eliminatoria de ascenso. Una cantera en la cual, cuerpo técnico y monitores de esta temporada y anteriores no perciben remuneración alguna. Una cantera en la que decenas de padres no han podido apuntar a sus hijos ante la falta de equipos y ni siquiera han recibido los más de 4.000€ que pagaron entre todos anteriormente por la inscripción. En definitiva, una cantera hundida y venida a menos ante la horrorosa situación que vive el Deportivo Guadalajara.

Pese a todo, el presidente Germán Retuerta afirmaba en el mes de febrero que el Club Deportivo Guadalajara invertiría la friolera de dos millones de € en la entidad. Dinero que iría en parte a financiar una lona o cubierta tecnológica que mantendría protegido el césped del Escartín de las inclemencias del tiempo, siendo así el primer estadio del mundo con mantenimiento inteligente. En esa entrevista, el presidente consideraba que la situación económica de la institución era ”excelente” y que estaba seguro de que el Escartín albergaría unas ”7.000 personas la próxima temporada”. Unas palabras que, lejos de corresponderse con la realidad, chocan con ella de bruces. En el estadio morado, apenas son ya unos cientos. Y mientras otros clubes como el Azuqueca están en boca de todos por su ejemplo de gestión y su campaña de socios gratuita, la masa social del Dépor desciende a pasos agigantados. No sería de extrañar que, a corto plazo, la entidad rojinegra que preside Jorge Fuentenebro contara con un mayor número de socios que el cuadro deportivista.

Mientras el máximo mandatario del Dépor permanece sumergido en sus delirios de grandeza, el Club Deportivo Guadalajara se muere. Una institución de más de 70 años que camina lenta pero progresivamente hacia su desaparición. Las deudas se acumulan por todas partes y la decadencia parece imparable, al menos si el hombre que hundió el barco sigue empeñado en rescatarlo. Una situación que recuerda a la célebre escena de Bruno Ganz interpretando a Hitler en el búnker durante la película El hundimiento, tratando de reconducir una derrota inevitable con columnas militares que ya no existían. Y el Dépor, ahora más que nunca, necesita una nueva dirección. De lo contrario, la burbuja de problemas que acumula amenaza seriamente con explotar.

Emma Iglesias, nuevo fichaje del Dínamo Guadalajara

Emma Iglesias

Emma Iglesias, durante un partido con el Club Deportivo Samper | Foto: Twitter

El Dínamo Guadalajara femenino sigue reforzándose de cara a la próxima temporada. El ascenso del Madrid C.F.F. a la Liga Iberdrola promete crear una Segunda División mucho más competitiva en el grupo dinamista, que ya planifica la próxima campaña en busca de pelear por el ascenso. Así, el equipo verdinegro suma una nueva incorporación a su frente de ataque. Se trata de Emma Iglesias Herguido, delantera procedente del Club Deportivo Samper de Coslada, 7º en la Preferente madrileña esta campaña. De los 33 partidos que ha disputado su equipo, Emma ha sido titular en 32 de ellos, marcando un total de 17 goles. Promedia un tanto cada dos encuentros, lo que hace gala de su eficacia goleadora. De esta manera, el Dínamo refuerza una de las parcelas que más necesitaba, pues la falta de gol ha penalizado al equipo en algunos encuentros. No obstante, se espera que el cuadro que dirige Alberto Mendoza anuncie nuevas incorporaciones en los próximos días.

Chema Márquez seguirá de morado dos temporadas más

Chema Marquez archivo

Chema Márquez, en una imagen de archivo | AS

Una vez finalizada la temporada, el Quabit Guadalajara ya trabaja en la planificación de la temporada 2017/2018. El verano no podía comenzar con una mejor noticia para los morados. Y es que Chema Márquez ha anunciado su renovación por el cuadro alcarreño por una temporada más de la que estipulaba su contrato. El máximo goleador de la Liga ASOBAL esta campaña con 200 tantos seguirá en Guadalajara hasta 2019. Así, el club que entrena César Montes se asegura la permanencia de su estrella, de tan solo 20 años, para la campaña venidera, que promete ser prometedora para los aficionados del balonmano en la capital del Henares. Junto a su renovación ya se han anunciado las incorporaciones de Víctor Vigo y Javier García procedentes de Naturhouse La Rioja y la marcha de Mikel Redondo a Bidasoa.

Anuncios

Un pensamiento en “Una nueva odisea en el desierto

  1. Lo has relatado a la perfección. Todos queremos un Club Deportivo Guadalajara libre de los Retuerta. Si hiciéramos como en Elche, que hasta que no se marchó la junta directiva no se abonó nadie, ya veríamos de donde iban a sacar el dinero. Sé que a la gente de la Zorra y otras personas que llevan muchos lustros como socios les dolería en el alma ver pasar las semanas y no abonarse. Pero me parece a mí que será mejor abonarse a ultimísima hora sin Retuerta que el primer día con el carnet renovado y manteniendo a toda esa mafia. Por cierto, a corto plazo no, este mismo año, el Azuqueca va a tener más socios y gente en el San Miguel que el Dépor como la cosa siga así. Se van a convertir en el equipo de referencia de la provincia, algo que ya se veía venir con la deriva del Dépor y un más que posible descenso a Regional e incluso desaparición. Espero que la cosa no termine mal el 30 de junio, pero tiene mala pinta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s