Servicios de ida y vuelta

PETTAC2

El presidente Page, en su visita al nuevo Pet-Tac del Hospital, el pasado 26 de junio. // Foto: HUGU

Por Álvaro Nuño.

La administración regional ha vuelto a rizar el rizo. Tras anunciar a bombo y platillo la adquisición de un Pet-Tac (Tomografía por Emisión de Positrones), un aparato de alta tecnología para la realización de pruebas oncológicas para el Hospital de Guadalajara, que supondría acabar con el denominado turismo sanitario que sufren cientos de alcarreños -Sanidad los contabiliza en 1.200 anuales-, debiendo desplazarse a centros de Madrid o, lo que es peor, más lejos todavía, en este caso a Ciudad Real -el único de la región que tiene esta máquina hasta el momento-, esta semana hemos descubierto que ahora no sólo los pacientes son móviles sino que lo son también los servicios, de tal manera que el tan cacareado aparatito va subido en un camión y lo compartiremos de manera solidaria con el resto de la región. De hecho, ya no está en el hospital alcarreño.

Por supuesto, la Consejería de Sanidad no informó en ningún momento de esta circunstancia y todos creímos que esta máquina que permite la detección precoz de tumores, comprobar la presencia de metástasis o valorar la eficacia de tratamientos, pasaría a formar parte de la carta de servicios fija del hospital, instalándose dentro del edificio con su correspondiente sala de espera, su personal al cargo y el resto de infraestructura necesaria. Pero ya se vio en la reciente visita del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, que este no se tuvo que poner siquiera la preceptiva bata blanca, ni pasar por los pasillos del centro. El Pet Tac estaba en la puñetera calle, al igual que otros servicios modulares que han visitado el hospital en otras ocasiones y que se enchufan con una manguera de luz y poco más.

PETTACPP

El barracón de la sala de espera ya sin el aparato // Foto: PP

Por supuesto, el que enseguida lo ha echado en falta ha sido el Partido Popular, que ha denunciado tan curiosa situación, tachándola de “fraude chapucero” y acusando al presidente Page de venir sólo a hacerse la foto: “tuvo la osadía de venir a Guadalajara a poner en escena la inauguración de un servicio que al día siguiente había desaparecido”. El PP ha pedido que este aparato permanezca dando servicio de continuo a los alcarreños en su hospital “estable, permanente y ubicado en un lugar digno y cómodo”, y no en unas instalaciones provisionales de ida y vuelta y con un barracón prefabricado como sala de espera.

El propio Hospital ha respondido por su parte que garantiza la prestación del servicio a todos aquellos pacientes que así lo necesiten aún con este sistema móvil -volverá cada tres semanas a Guadalajara-, aunque confiesan que, de ser necesario antes de este periodo, el paciente deberá seguir siendo trasladado a Madrid o Ciudad Real-. Pero la razón que más llama la atención es la de la propia construcción del futuro hospital y la remodelación del actual para venir a decir que ya para un par de años que le quedan, no merece la pena instalar este aparataje tan caro y sofisticado, con el que sí contará el futuro centro dentro de su unidad de medicina nuclear.

Si hay dos chinas alcarreñas en el zapato de Page, esas son el campus universitario y la ampliación del hospital: son dos retos marcados en rojo en el calendario del ejecutivo regional. Pero lo cierto y verdad es que nos encontramos justo en la mitad de la legislatura y en ambos proyectos no se aprecia ningún avance significativo.

Si del campus hablamos, el antiguo colegio de Las Cristinas sigue durmiendo el sueño de los justos con sus verjas cerradas a cal y canto; la ausencia de Presupuestos para este año nos impide cuantificar el “interés” de la Junta por este proyecto más allá de las declaraciones de intenciones. Hay que recordar que, al menos públicamente, el último avance significativo fue la presentación en “petit-comité” del proyecto por parte del rector Fernando Galván al presidente en la sede de la Universidad en Alcalá. Es decir, por no tener, no tenemos ni la preceptiva maqueta de otras ocasiones o una modesta pero siempre ilusionante infografía.

Y en el hospital, a pesar de que los responsables de la Junta repiten machaconamente que las obras están cogiendo ritmo y que en 2018 se verán los avances, la verdad es que los cientos de usuarios que suben allí no ven mucho movimiento que se diga. Ni siquiera el aparcamiento, que era lo primero que se iba a abrir, no se ha hecho después de la controversia con si iba a ser gratuito o de pago –como será finalmente-, el correspondiente concurso para su gestión y el final del papeleo burocrático que, según el Ayuntamiento, el pasado mes de junio todavía no estaba debidamente cumplimentado.

Haya presupuesto regional o no, con pacto de legislatura con Podemos o sin Podemos, o con elecciones anticipadas o no, las velas de la tarta se le está atragantando a Page en Guadalajara, donde por el momento sólo puede soplar de calor, como todos los demás.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s