Los deberes sin hacer

2016.05.06 Rajoy-Palacio-Infantado-Guadalajara

Román, Rajoy y Cospela apoyando la candidatura del Palacio del Infantado // Foto: Archivo

Por Álvaro Nuño.

Pese a encontrarnos sumidos todavía en plena vorágine festiva, a nadie se nos escapa que tras los fuegos artificiales del domingo, el lunes 18 volveremos a la rutina cotidiana -a no ser que vivamos en Azuqueca de Henares, donde esa semana dan comienzo sus propias fiestas- y que llegará el momento en que, quien más, quien menos, nos tendremos que poner al día y, en el mejor de los casos, volver con nuestros quehaceres cotidianos un curso más, estudiantes incluidos. Una de las operaciones que más repetiremos será la de los consabidos listados de propósitos por hacer y que se deben afrontar sin dilación, como bajar esos kilitos de más cogidos entre las cervecitas del verano y las morcillitas del Ferial. También, entre el verano, las vacaciones y las fiestas habrá tareas por empezar o por finalizar en el trabajo, que se quedaron en su día en la bandeja de los “asuntos pendientes”, pero que llegado este momento, hay que sacar un hueco para ir aliviando.

Octubre es un mes, por ejemplo, que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se ha puesto para solucionar dos asuntos que en estos últimos días se han destapado como “tareas pendientes”, pero que quizás el ruido de las charangas, han ensordecido.

El primero de ellos es aclarar qué ha pasado con la solicitud que debería haberse mandado para que el Palacio del Infantado sea declarado Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco. El digital “Cultura en Guada” destapaba el 5 de septiembre que el monumento quizás más emblemático de la ciudad se había caído del listado porque la administración regional debería haber enviado el pasado 1 de febrero -hace la friolera de siete meses- una ficha en inglés necesaria para seguir el proceso de declaración. Así, dos años después de que el Ayuntamiento de Guadalajara iniciara esta ilusionante iniciativa, parece que la inacción y la desidia administrativa ha dado con el traste del proyecto, ya que el Palacio del Infantado no aparece ya en la lista indicativa de aspirantes en la que sí están sin embargo otros monumentos que sí aspiraron a ser considerados por la Unesco, como Risco Caído y la montaña de Gran Canaria, el Turó de la Seu Vella de Lérida y La Rábida y lugares colombinos de Andalucía, y que ingresaron en el listado en la misma hornada que la candidatura alcarreña.

“El Infantado no va a salir de esa lista porque vamos a cumplir todos los requisitos”, prometía como respuesta el viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa, en una nota de prensa posterior a esta noticia, afirmando que habían hablado con el Ministerio y que “estamos en tiempo y forma para hacerlo”. Total, que siete meses después, la Junta dice ahora que trasladará a Madrid en octubre la documentación que se le había requerido para febrero, sin aclarar del todo si estamos ya fuera de plazo o no.

Visita de las autoridades a las instalaciones de las Cristinas, el pasado mes de febrero. // Foto: Jccm

Visita de las autoridades a las instalaciones del colegio de Las Cristinas, en 2015. // Foto: JCCM

Otra de las tareas que la Junta dice tener pendiente también para el mes de octubre es el inicio del campus de la Universidad de Alcalá en Guadalajara. En la apertura oficial del curso universitario en el paraninfo alcalaíno, el rector, Fernando Galván, realizó unas declaraciones públicas en las que afirmaba que “lamentablemente no hay ninguna novedad respecto al campus de Guadalajara. Hay un bloqueo institucional por parte de las instituciones, el Ministerio de Defensa, el gobierno regional y el Ayuntamiento, y lamentablemente no ha habido ningún paso adelante”. Clarito y diáfano estuvo el rector respecto al avance de este importante proyecto para la ciudad que colea nada menos que desde el año 2006, y que tomó el rumbo del Colegio de Las Cristinas en 2015. Desde entonces se ha firmado un mero protocolo de intenciones entre las administraciones implicadas y en febrero la Universidad presentó a la Junta el proyecto del nuevo campus. Desde entonces, nada se sabe más del asunto, ni nosotros, ni parece que el rector por sus propias palabras.

Pues bien, parece que tras escuchar estas declaraciones en el mismo acto al que asistía también, el consejero de Educación, Ángel Felpeto, declaró que en este próximo mes de octubre, la Junta se iba a poner las pilas en este asunto: “Esperemos que a lo largo del mes de octubre podamos firmar el contrato-programa en el que estará comprendido la construcción del campus, sus plazos y financiación”, una afirmación sin mucho detalle que los diferentes responsables de la administración regional han ido haciendo en estos dos últimos años siempre que se les ha preguntado desde Guadalajara por el desarrollo del proyecto, sin que se haya visto avance alguno, ni partida presupuestaria concreta que avale sus afirmaciones.

En ambos casos, la cosa parece sencilla; no hay más que esperar hasta el próximo 1 de noviembre para comprobar si la Junta ha mandado la documentación correspondiente en el caso del Palacio del Infantado y si ha firmado el contrato-programa con la Universidad en el del campus. Confiemos en ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .