Manotazo a la incertidumbre

Por David Gómez

 

Depor

Once del Deportivo Guadalajara en su partido ante el Quintanar del Rey | Foto: Club Deportivo Guadalajara

Un gol en cinco partidos. Una victoria en cinco encuentros. Cinco puntos de 25 posibles y un doloroso 4-0 encajado en Villarrobledo la última jornada. Ese era el pobre bagaje del Club Deportivo Guadalajara en su turbulento inicio de campaña, cuya presencia en el campeonato estuvo en duda hasta el viernes previo al comienzo de la competición. Para más inri, llegaba al Escartín el Club Deportivo Quintanar del Rey. El cuadro conquense acampaba en la ribera del Henares en puestos de ‘play-off’ y con la moral por las nubes tras remontar a la Unión Balompédica Conquense en el Estadio San Marcos la semana anterior.

Sin embargo, el Deportivo abofeteó todas las dudas y se regaló a sí mismo una primera parte antológica cuando nadie lo esperaba. Casi cinco meses después de su último triunfo como local, el escaso público que se concentró en las gradas del feudo morado -y los del puente, que casi eran más- disfrutaron de la mejor versión del Dépor, desconocida hasta ahora. En apenas media hora, el conjunto alcarreño ya dominaba por 4-0. Fueron 30 minutos memorables, de un nivel de fútbol inimaginable siete días atrás. Alberto Parras cambió el sistema y funcionó a la perfección. De la mano de un estelar Nico Cháfer, los locales se hicieron con el control del juego desde el inicio y encarrilaron el partido rápidamente.

Muy pronto, el Guadalajara se dio cuenta de que tenía un filón en las bandas. Y no lo desaprovecharon. En el minuto 6, Moussa culminaba una jugada excelente de Nico Chafer por la izquierda para establecer el 1-0. La réplica del Quintanar no se hizo esperar, pero Álvaro García detuvo a bocajarro un disparo de Mati dentro del área. Fue el único acercamiento peligroso de los conquenses durante toda la primera mitad. Lo que acabaría viniendo fue una borrachera de goles en la portería visitante. Todos ellos, con la firma de Nico Cháfer. El jugador valenciano se intercambió los papeles con Moussa y recibió un pase desde la derecha del extremo de Malí para poner tierra de por medio en el segundo palo.

El 3-0 llegaría desde la otra banda. Guille Atance se desató en ataque y, con centros medidos hacia Nico Cháfer, el ex del Eldense se encargó de rubricar una actuación memorable. Quizás su llegada no fue la más festejada por la hinchada deportivista, pero sobre el césped, el de Gandía se ha erigido como el buque insignia de este Dépor. En el 21′, el propio Nico remataba un centro desde la izquierda para abrir más distancia. La herida se haría insalvable en el 32′, cuando Nico Cháfer batía a Josema con un sutil disparo desde fuera del área. Antes de esto, Nico pudo haber engordado más si cabe sus registros si llega a concretar una buena jugada combinativa con Víctor y Moussa. Incluso Heredia y Óscar Cabo dispusieron de más ocasiones para ensañarse con un desdibujado Quintanar.

Los conquenses le tomarían pulso al partido en el tramo final del primer acto, justo cuando ya tenían todo perdido. Justo antes de que finalizara el primer período, un error de marca propició el tanto de Raúl Espínola. Un gol psicológico que daba algo de esperanzas al Quintanar de cara a la segunda mitad. Pero, nada más lejos de la realidad, el Dépor continuó dominando en su salida de los vestuarios. En el 48′, Pedro Astray rozó la manita. El delantero morado recibió un pase al espacio de Heredia y definió alto ante Josema. Se gustaban los locales, muy superiores a un Quintanar que buscaba meterse en el partido desesperadamente. Contra todo pronóstico, lo conseguiría. En el minuto 58, un zapatazo lejano de Raúl Espínola sorprendía a Álvaro García y colocaba el 4-2 con toda la segunda parte por delante.

Parecía que el partido podía complicarse después de haber estado controlado todo el tiempo. Afortunadamente, solo parecía. Porque el Deportivo, lejos de echarse atrás, trató de encontrar el gol que le devolviera la tranquilidad en el marcador. Así sería en el minuto 67, cuando Pedro Astray era derribado dentro del área y el delantero anotaba su primer gol con la elástica del Dépor desde los once metros. 5-2, manotazo a la incertidumbre y, por fin, debut de Dani Cabanillas. Todo funcionó en un Guadalajara que muestra signos de esperanza. Almansa será una excelente prueba de fuego para comprobar si la media hora de este domingo fue un mero oasis en el desierto. Ojalá que no lo sea.

FICHA DEL PARTIDO: 

C.D. GUADALAJARA – 5: Álvaro García, José Alcañiz, Víctor, Rangel, Guille Atance, Guti ©, Moussa (Dani Cabanillas 66′), Óscar Cabo (Chilo 53′), Nico Cháfer, Heredia (Belli 76′) y Pedro Astray.

C.D. QUINTANAR DEL REY – 2: Josema, Patuso, López (Luisma 46′), Carles (Roqué 12′), Aloidaw, Raúl Espínola, Correa, Anto (Jonathan 46′), Mati, Luis Alberto y Cristo.

GOLES: 1-0. Moussa (6′). 2-0. Nico Cháfer (10′). 3-0. Nico Cháfer (21′). 4-0. Nico Cháfer (32′). 4-1. Raúl Espínola (44′). 4-2. Raúl Espínola (58′). 5-2. Pedro Astray (de penalti, 67′).

ÁRBITRO: Agustín Sánchez Salcedo (Comité Castellano-Manchego). Amonestó a los locales Óscar Cabo (43′) y Guti (68′) y a los visitantes López (41′), Luis Alberto (51′) y Cristo (88′).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 6ª jornada del Grupo XVIII de Tercera División disputado a las 12:00 horas del domingo 24 de septiembre en el Estadio Municipal Pedro Escartín de Guadalajara, ante unos 150 espectadores. Antes del partido, se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terremoto en México y Puerto Rico.

Cruel debut de Antonio Acosta con el susto de Diego Huerga

Con el susto en el cuerpo. Así se escriben estas líneas en las que todo lo que se cuenta queda en un plano irrelevante tras el susto de Diego Huerga. El lateral rojinegro tuvo que ser trasladado al Hospital de Ciudad Real después de recibir un fuerte golpe en el oído izquierdo que le hizo perder la consciencia y desplomarse sobre el césped. Fueron ocho minutos de pánico y angustia hasta que el futbolista pudo retirarse por su propio pie entre los aplausos de la gente. Todo quedó en un susto, pero vaya susto. Se cuente lo que se cuente a partir de ahora, no olvide que es intrascendente. Diego Huerga está bien. Eso es todo lo que importa.

Más allá del incidente del zaguero azudense, hubo fútbol en el Manuel Trujillo. Poco, eso sí. Pero este, una vez más, dejó al Azuqueca con el sabor amargo de la derrota. Lejos de cumplir con el viejo tópico de ‘entrenador nuevo, victoria segura’, Antonio Acosta se estrenó de la peor manera posible en el banquillo rojinegro. Y eso que los guadalajareños tuvieron en su mano el triunfo hasta los instantes finales. Las ocasiones, hasta entonces, habían brillado por su ausencia. El fútbol estaba en un segundo plano, más aún tras el incidente de Diego. Pero en lo que respecta a lo visto sobre el césped, Almagro y Azuqueca encadenaban error tras error sin que ninguno tuviera la precisión necesaria para aprovecharlo.

Parecía que el partido moriría sin pena ni gloria cuando a la salida de un córner, Conte inició la traca final. Corría ya el minuto 83 (sí, 83 minutos de insulso fútbol) cuando el centrocampista de Bamako se encontró un balón mal despejado por la defensa del Almagro para empujar el cuero a la red. Sin hacer demasiado, el Azuqueca se ponía por delante con el partido cerca de llegar a su fin. Pero entonces llegó la reacción local. El gol de Conte fue el pretexto ideal para desbocarse y lanzarse a por la igualada. Fue una reacción casi inmediata, cuando Luque tiraba una pared con Eric Same y batía por bajo a Javi Alonso.

Las tablas parecían un justo resultado tras lo acontecido durante el partido, pero el Almagro se vio espoleado por el empate y se volcó a por la victoria. El primer tanto de los almagreños como locales en esta campaña fue recibido como agua de mayo, por lo que los ciudadrealeños querían más. Insistieron y encontraron el premio gordo. Corrían dos de los ocho minutos de añadido cuando Javi Alonso perdió un esférico que tenía en sus manos y le sirvió el gol en bandeja a Buda. La locura se apoderó de los locales, que amarraban su primer triunfo de la temporada y abandonaban los puestos de descenso. Seubert tuvo una oportunidad clamorosa para empatar, pero su disparo en el área se fue alto. No arranca el Azuqueca, que sin Ernesto Gallardo sigue padeciendo los mismos problemas. Eso sí, con Diego Huerga bien. Esa es la mejor noticia. La única importante.

FICHA DEL PARTIDO: 

ALMAGRO C.F. – 2: Astillero, Agus, Chule (Mane 82′), Carlos Ramos, Buda, Rivero, Luque, Rami (Martín 46′), Eric, Santana y Juanlu (Pablo 46′).

C.D. AZUQUECA – 1: Javi Alonso, Diego Huerga (Fuentenebro 60′), Pancorbo ©, Tena, Corral, Conte, Brotón, Carrasco, Oliva (Mario 65′), Tato (Fuentes 75′) y Seubert.

GOLES: 0-1. Conte (83′). 1-1. Luque (87′). 2-1. Buda (92′).

ÁRBITRO: Ramón Mora Correas (Comité Castellano-Manchego). Amonestó a los locales Luque (13′), Astillero (81′), Carlos Ramos (86′) y Agus (88′) y a los visitantes Tena (1′) y Diego Huerga (13′).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 6ª jornada del Grupo XVIII de Tercera División disputado a las 18:00 horas del domingo 24 de septiembre en el Estadio Municipal Manuel Trujillo de Almagro (Ciudad Real), ante unos 700 espectadores. Antes del partido, se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terremoto en México y Puerto Rico.

El Marchamalo vuelve a sumar, pero no de tres en tres

El Club Deportivo Marchamalo se ha abonado al empate. El cuadro gallardo le dio la vuelta a un 0-2 adverso frente al Miguelturreño pero se quedó de nuevo a las puertas de la ansiada victoria. Son ya seis jornadas en las que el equipo de Toñín Lozano sigue acariciando un triunfo que se le resiste. Pese a la magnífica reacción del conjunto local, el técnico verde se marchó bastante descontento con la imagen de su equipo, que entró al partido de forma horrorosa. Y es que a los tres minutos, el Miguelturreño ya mandaba en el luminoso. Los de José Vicente Rojas aprovecharon una jugada comenzada desde un saque de banda para establecer el 0-1.

Aquel despiste desconcertó al Marchamalo, que pagó sus nervios y se encontró con un 0-2 en apenas 20 minutos. Illana, en propia puerta, ahondaba en la herida campiñera. Un desastre. La primera parte sería completamente del Miguelturreño, que se iría a los vestuarios con la cómoda ventaja cosechada. Sin embargo, el Marchamalo es de los equipos acostumbrados al arte de remontar. Como si estar por debajo en el electrónico resultara estimulante, los gallardos salieron en la reanudación con otra cara. La entrada de Bata cambió la cara al equipo y el dominio territorial se hizo marchamalero.

Mientras Bata ponía el fútbol, Cheki hacía lo propio con los goles. El centrocampista gallardo aprovechaba un centro de Borja Cabanillas y, entrando desde atrás, remataba el cuero hacia la red. La Solana se venía arriba y el Miguelturreño, ahora sí, se sentía pequeño sobre el césped. Para más inri, Toñín Lozano puso toda la carne en el asador e introdujo a Jairo en el campo. La velocidad del extremo local volvió loca a la defensa del Miguelturreño, desbordado por los costados. Después de varias situaciones de peligro creadas por el propio Jairo, llegaría el empate para el Marchamalo. Ruiz Caba despejaba un remate de Gorka y Cheki, en el rechazo, igualaba la contienda para delirio de La Solana.

Quedaban 20 minutos por delante y el público pedía un gol más. La primera victoria del año parecía más cerca que nunca, pero fue entonces cuando los nervios y las imprecisiones volvieron a aparecer en el Marchamalo. Timorato e indeciso, los gallardos estuvieron cerca de pagarlo con un par de contragolpes que el Miguelturreño no llegó a concretar. Al final, cuarto empate en seis partidos de un Marchamalo que sigue a la espera de seguir sumando, pero de tres en tres. Villacañas será una nueva oportunidad para los gallardos.

FICHA DEL PARTIDO:

C.D. MARCHAMALO – 2: Juli; Felipe González (Dani Ro 76′), Illana ©, Ballesteros, Chino; Aldo (Bata 46′), Palero, Cheki, Borja Cabanillas; Aitor Rubio (Jairo 68′) y Gorka.

C.D. MIGUELTURREÑO – 2: Ruiz Caba; Rubén Escobar (Cañas 54′), Javi García, Víctor, Lope Matas; Javi Ruiz (Juan Manuel 70′), Iván Roldán, Alberto Sánchez, José Muñoz (Luisma Serrano 80′), Cristiano Taglietti; Jesús Caminero.

GOLES: 0-1. Jesús Caminero (3′). 0-2. Illana (en propia puerta, 20′). 1-2. Cheki (62′). 2-2. Cheki (71′).

ÁRBITRO: Carlos Sandoval Marchante (Comité Castellano-Manchego). Amonestó a los locales Illana (49′), Aitor Rubio (57′) y Felipe González (75′) y a los visitantes Víctor (21′), Iván Roldán (49′), Rubén Escobar (52′) y Javi García (81′).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 6ª jornada del Grupo XVIII de Tercera División disputado a las 18:00 horas del domingo 24 de septiembre en el Estadio Municipal La Solana de Marchamalo (Guadalajara), ante unos 400 espectadores. Antes del partido, se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terremoto en México y Puerto Rico.

Un gris Dínamo desperdicia la ocasión de ser colíder

El Dínamo Guadalajara tenía en su mano auparse a lo alto de la tabla en el Grupo V de la Segunda División Femenina. Pese al duro empate en Burgos, un triunfo en casa con su afición redimiría aquel pinchazo y colocaría a las verdinegras junto al Tacón y al Atlético de Madrid B con siete puntos. Sin embargo, el equipo de Alberto Mendoza falló en su asalto a la zona noble de la clasificación sumando la primera derrota oficial de la temporada frente al Rayo Vallecano B. Fue un partido gris de las dinamistas, que carecieron de fútbol creativo para generar ocasiones y sufrieron un golpe de mala suerte en el tramo final del encuentro.

Fue un partido de defensas. Ni alcarreñas ni rayistas conseguían encontrar vías para llegar al gol. Durante todo el primer acto, la contienda estuvo plagada de acciones con intención que nunca llegaron a concretarse. El esférico, eso sí, fue del Rayo. Las madrileñas controlaron el cuero más de lo que le hubiera gustado al cuadro local, pero sin la profundidad necesaria para inquietar ni a Yaiza ni a Diana, que reemplazó a la canaria por lesión. La arquera dinamista se lesionó en un choque con la delantera vallecana en el momento en el que fue a interceptar un control largo.

La lesión de Yaiza fue lo único destacado de un primer acto tedioso y aburrido, donde el fútbol de ataque brillaba por su ausencia. La segunda parte no cambió excesivamente el guion. Las imprecisiones de ambos conjuntos en el pase impedía hilvanar con claridad jugadas combinativas con criterio y peligro para marcar. Sin embargo, el balón era ahora más verdinegro. Poco a poco y a trompicones, el Dínamo se acercaba algo más a la portería rival. El partido pendía de un hilo, y solo una genialidad podía decantarlo de un lado u otro. Pudo ser Berta quien lo lograra cerca del ecuador del segundo período. La centrocampista verdinegra controló con el pecho un balón llovido del cielo, se giró y su disparo no entró por poco. Minutos más tarde, Laura Horche se beneficiaba de un despeje defectuoso de la zaga vallecana y, desde la frontal, su disparo raso lamía la cepa del poste.

Eran los mejores minutos del Dínamo, que mascaba un gol que se resistía. Pero aguantó bien el Rayo, que durante toda la segunda mitad se había olvidado de atacar. Hizo bien en recordarlo, pues gracias a ello se llevaría los tres puntos del Jerónimo. Cuando el 0-0 era más que una realidad, Eva Masdeu recogía un balón en la frontal tras un despeje defectuoso de la defensa verdinegra y sorprendía a Diana por alto para poner el 0-1 final. Alberto Mendoza golpeaba con rabia el banquillo, y no era para menos. Al Dínamo se le escapaba en el 88’ una oportunidad de oro para engancharse al tren de cabeza. Pasarán más vagones, seguro. Pero, para ello, las arriacenses tienen mucho que mejorar.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.