El nudo gordiano

2017.10.13 4Caminos

Paso de cebra donde se produjo el fatal accidente // Foto: Guadalajara Diario

Por Álvaro Nuño.

En escasos dos días, 18.500 personas han firmado en la plataforma Change.org la solicitud de una ciudadana –Pilar López Candela para que el Ayuntamiento tome las medidas de seguridad necesarias para evitar accidentes como el que el pasado martes 10 acabó con la vida de una joven de 18 años en uno de los peligrosos pasos de cebra que tratan de regular la circulación de peatones alrededor del nudo de Cuatro Caminos. La joven era alumna del Colegio Diocesano y atravesaba el paso de cebra a mediodía, al salir de clase, a la vez que un camión de gran tonelaje con resultados fatales.

Bajo el lema “Queremos seguridad en los pasos de cebra Rotonda Cuatro Caminos”, la solicitante se dirige al Alcalde de Guadalajara, y afirma que ya han “expuesto al Ayuntamiento y su Concejala en otras ocasiones” esta misma petición de incrementar la seguridad en este punto negro de la ciudad. “Queremos que el Ayuntamiento tome medidas ya!!!!!! y ponga Policía y semáforos si es necesario. Esto ya dijimos que algún día ocurriría y nadie nos escuchó”. “Tristemente harán las cosas durante un mes y luego todo volverá a ser lo mismo, me niego a que el Ayuntamiento se quede impasible y no haga nada. ¡Tomen medidas ya!” exige la firmante, en un texto escrito evidentemente en caliente tras el fatal accidente registrado, pero no exento de razón a pesar de la rabia y la impotencia del momento.

Que el citado paso de cebra es un peligro -ahora ya no potencial sino real- es algo que sus cientos de usuarios diarios denuncian desde hace tiempo. Es paso inevitable para los alumnos que suben y bajan a pie a dos centros escolares -el Diocesano y los Agustinos-, así como para los usuarios del Hospital de Guadalajara, todos ellos situados en la calle Donante de Sangre. Ahí es nada. Y se la tienen que jugar diariamente atravesando pasos de cebra que rodean uno de los principales accesos de la ciudad, que comunica a su vez una carretera nacional -la N-320- con la autovía A2, con una densidad enorme de tráfico de todo tipo. Si a eso unimos el acceso de salida y entrada a la avenida Eduardo Guitián -donde se ubican numerosos edificios de oficinas, uno de los principales hoteles de la ciudad y el Centro Comercial Ferial Plaza- la carretera CM-2004 a Chiloeches, el Tanatorio de la ciudad y el centro de exámenes de la Dirección General de Tráfico, ese punto se convierte en el nudo gordiano de la ciudad, aquel más difícil de resolver.

Ahora conocemos que tanto la dirección del Colegio Diocesano, como la Asociación de Padres se han dirigido insistentemente al Ayuntamiento para que incrementara las medidas de seguridad con el objetivo de que esta muerte no se llegara a producir como lamentablemente ha ocurrido. De hecho, durante el año 2016, el Ayuntamiento recibió hasta tres requerimiento desde el AMPA en este sentido, pidiendo presencia de la Policía Local “en los cuatro pasos de cebra más peligrosos de la ciudad” a las horas criticas de entrada y salida de escolares al centro, como otras medidas alternativas. La respuesta por escrito de la concejala de Seguridad, Encarnación Jiménez, pone ahora los pelos de punta: con fecha 16 de agosto de 2016, consideraba que, según el criterio de la propia Policía Local, “dada la gran intensidad del tráfico en dicho cruce no es recomendable la adopción de medidas que supongan una retención de la fluidez del mismo”.

Bien es cierto que la solución se antoja complicada para conciliar la intensa circulación tanto de vehículos como de peatones por este punto y que nos encontramos como en tantos otros casos en un nudo competencial, aquí entre la administración local -responsable de la regulación del tráfico a través de la Policía Municipal- y la central, ya que hablamos de una carretera nacional y de un acceso a una autovía, ambas dependientes del Ministerio de Fomento. En este sentido, el Ayuntamiento ha ido haciendo lo que ha podido, iluminando los pasos de peatones de la zona, vallando los itinerarios con el fin de evitar imprudencias, y comunicando la situación a Fomento, cuya respuesta se desconoce a día de hoy -ni la del Ministerio, ni la de su representante en Guadalajara, el subdelegado del Gobierno, Juan Pablo Sánchez-. Mientras tanto, este punto cada vez es más negro. En estos dos últimos años, tres mujeres han resultado heridas por atropellos en el mismo paso donde ahora se ha producido el accidente mortal. , una grave y dos por otro camión que realizaba maniobras en ese lugar. En 2014, una pediatra del Hospital también resultó grave mientras cruzaban el cercano paso de peatones de la calle San Agustín -paralela a la calle Donante de Sangre-.

¿Pasarelas elevadas? ¿Pasos subterráneos? El rosario de accidentes es lo suficientemente largo y doloroso como para que las administraciones competentes y sus responsables no se pongan de perfil y adopten las medidas necesarias de manera urgente para que no se vuelven a repetir sucesos como el vivido esta semana, sin olvidar grandes proyectos de infraestructuras que duermen el sueño de los justos y que aliviarían enormemente el tráfico rodado que confluye ahora en Cuatro Caminos, como la prometida variante de la N-320 que comunicaría esta vía a la altura del Casino con el nudo de Los Faroles, y la construcción de una vía que uniera ese mismo nudo con la rotonda de la Fuente de la Niña, y que permitiría además un segundo acceso a la nueva ampliación del Hospital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s