El enésimo

corredor-firma-610x407

La nueva fotografía histórica para la economía de la provincia: la firma del Acuerdo sobre la Estrategia Económica para el Corredor del Henares. // Foto: Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha

Por Borja Montero

Una de las características que más me gustan del castellano es la gran cantidad de sinónimos que tienen la mayoría de las palabras, una riqueza en nuestro acervo lingüístico que sirve para dotar de matices a nuestras proposiciones, ya que otro rasgo de los muchos españoles que se hablan a este y al otro lado del Atlántico es precisamente la atribución de ciertas apreciaciones a determinadas palabras, si bien su significado oficial no difiere del de sus hermanos sinónimos. Los políticos, como buenos herederos de la oratoria y la diplomacia más clásicas, utilizan para su beneficio este privilegio que nuestro idioma a sus hablantes, normalmente para esconder algún fracaso o para minimizar algún error.

Convenio, protocolo, contrato, acuerdo, estrategia, programa, plan, programa marco, plan integral, contrato-programa. Todas estas palabras, y probablemente alguna más que me deje en el tintero pueden ser empleadas para definir una misma realidad, lo que da una idea de cuántas veces se puede iniciar una misma iniciativa sin que parezca la misma. Y esa es la sensación que se le queda a uno cuando ve la fotografía protagonizada ayer por el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page; la consejera de Empleo, Patricia Franco; el presidente de la patronal alcarreña, Agustín de Grandes, y los representantes provinciales de los principales sindicatos de clase, José María Rey (CCOO) y Pedro del Olmo (UGT), que acababan de firmar un nuevo documento con medidas para revitalizar la economía y la industria en las localidades del eje de la autovía A-2 más cercanas a la vecina Comunidad de Madrid, con el nombre oficial de Acuerdo sobre la Estrategia Económica para el  Corredor del Henares.

Con esa fotografía, la última imagen histórica de una larga lista de firmas y reuniones a las que ha asistido uno en su trayectoria como periodista, y con ese nombre, no el más rimbombante de cuantos se pueden leer en los proyectos e iniciativas de nuestras administraciones públicas, a uno le da por pensar en si no será uno más de todos esos brindis al sol, ya sea relativos al Corredor del Henares o a cualquier otra comarca de la provincia, de todos los documentos bienintencionados llenos de medidas que no llegarán a ver luz, unas por irrealizables, otras por cosméticas, otras por falta de intención por parte de los actores implicados. Así, antes de analizar los 74 compromisos contenidos en el Contrato sobre la Estrategia Económica, al menos optimista de los analistas puede sonarle a otro más, al enésimo, a la última revolución para que nada cambie.

Como rayo de luz en este panorama tan poco halagüeño que estoy pintando, cabe destacar que, de partida, esta plan llega con 83 millones de euros debajo del brazo, según ha anunciado la Junta de Comunidades, aún sin un destino concreto pero encima de la mesa para lo que pueda necesitarse. Otro punto positivo que se puede deducir de la presentación de este grupo de medidas es que el programa se inicia con un diagnóstico de la situación y con la intención de captar inversiones, ya sean públicas o privadas, y de hacer un esfuerzo en investigación e innovación, cuestiones estas que sí pueden ayudar a mejorar la competitividad y la calidad del empleo en estas localidades. En otros tiempos, hace apenas una década, un plan de estas características hubiera comenzado con el anuncio de una mastodóntica obra probablemente innecesaria, un agujero de millones de euros públicos que hubieran resultado infrautilizados, pero ahora parece que se hace más hincapié en lo inmaterial, en lo cualitativo, lo que parece un enfoque más apropiado para intentar hacer buenos los objetivos de este plan.

Perdón por la tristeza, que diría el poeta, por este cierto agnosticismo con respecto a los anuncios a bombo y platillo, pero uno ha vivido ya unas cuantas decepciones. Por delante quedan tres años, hasta 2020, para que estas 74 medidas puedan desarrollarse y examinar entonces si estas eran realizables y productivas, si eran revolucionarias y han transformado el panorama económico e industrial de estas localidades, y por contagio del resto de la provincia, o la vida sigue igual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.