Quince años del Buero

1

Interior del teatro, con 1.003 butacas. // Foto: www.teatrobuerovallejo.com

Por Álvaro Nuño.

20 de diciembre de 2002. Rafael Amargo estrenaba el escenario del flamante Teatro Auditorio Buero Vallejo de Guadalajara. En el patio de butacas, sentados en primera fila el entonces presidente de Castilla-La Mancha, José Bono -del PSOE- y el alcalde de la ciudad, José María Bris -del PP-. Quince años después, esta infraestructura se ha convertido, sin duda, en un lugar de referencia en la cultura de la ciudad. Durante esta década y media, por su escenario han desfilado las mayores estrellas del firmamento teatral, musical, del baile y de la cultura en general. El millar de butacas de su patio y de su anfiteatro se han llenado en innumerables ocasiones y ha acercado la cultura con mayúsculas a los guadalajareños, circunstancia por la que debemos sentirnos hoy felices y orgullosos todos.

Su nombre, además, es el reconocimiento definitivo que la ciudad debía al dramaturgo en lengua castellana más importante de la segunda mitad del siglo XX, don Antonio Buero Vallejo, nacido y crecido en nuestra ciudad pero con el que siempre mantuvo una relación tensa y distante por su filiación política izquierdista durante la Guerra Civil. Esta circunstancia hizo que entre él y las fuerzas vivas de la ciudad durante el franquismo y buena parte de la transición se mantuviera un mutismo sólo roto por el bautizo del segundo instituto público de la ciudad, el durante cinco año denominado “Mixto 2” y sólo renombrado por la presión del claustro de profesores del centro. ¿Alguien sabe, por ejemplo, si Buero figura en el callejero de la ciudad? Confieso que yo lo he tenido que buscar en Google Maps y que me ha entristecido encontrar la calle Antonio Buero Vallejo, no como una gran avenida o una plaza céntrica o principal de la ciudad sino escondida en la parte trasera de un centro comercial.

La construcción y apertura del Teatro Buero Vallejo se puede decir que fue un ejemplo de colaboración entre administraciones de diferente signo político. Por un lado, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha gobernada entonces por el sempiterno socialista José Bono; y, por otro por el Ayuntamiento de Guadalajara, cuyo bastón de mando detentaba el popular José María Bris desde 1992. Tardó cuatro años en construirse y costó 9,7 millones de euros, en su mayoría financiados por el gobierno regional, aunque es administrado desde el principio por el municipal que, además, mantiene allí la sede del Patronato de Cultura. En ese mismo año, el 2002, la que había sido durante décadas la gran sala de espectáculos (cine y teatro) de la ciudad, el Coliseo Luengo, teatro de titularidad privada que ya había cerrado, pretendía convertirse en un centro comercial que nunca fraguó.

Lamentablemente, hoy las cosas han cambiado mucho, y Junta y Ayuntamiento juegan al gato y al ratón en cualquier cuestión, desde la más decisiva -como puede ser la educación (campus universitario) o la sanidad (hospital universitario) hasta la aparentemente más superficial, aunque no deje de ser por ello simbólica. Buen ejemplo de ello fue la celebración por separado del centenario del nacimiento de Buero Vallejo, que cada administración celebró por su cuenta sin ningún tipo de conexión ni coordinación entre ellos. ¿Recuerdan la gira de “Historia de una escalera”, obra que encumbró a Buero y que giraron un grupo de estudiantes conquenses por toda la región menos por Guadalajara, circunstancia que la Consejería de Cultura achacó a una “falta de fechas” para representarla en la ciudad? Nada más se supo de ello, al igual que de aquel proyecto que posteriormente el consejero, Ángel Felpeto, anunció de una gran producción teatral por parte de un grupo profesional que escenificaría una obra del autor alcarreño y que se estrenaría -evidentemente- en la ciudad que le vio nacer y en el teatro que lleva su nombre. Era finales de septiembre y el anuncio coincidía justamente con el día del nacimiento de Buero Vallejo.

Tres meses después, la periodista Elena Clemente, pregunta al director del teatro, Julio Gómez Taracena -finalizando una entrevista sobre estos 15 años de vida del teatro publicada en el digital Cultura en Guada-, “¿cuándo se estrenará el montaje de Buero Vallejo que con motivo del Centenario de su nacimiento iba a producir la Junta y estrenar en Guadalajara?”. Contestación: “No se sabe nada”.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .