Cospedal ETT

Por Borja Montero

El ser humano es un animal social, una especie gregaria que necesita indispensablemente de los otros para ver colmadas sus necesidades vitales. Pronto se superó la organización similar a las manadas, propia de otras especies animales, y las poblaciones se estabilizaron, tanto geográficamente, estableciéndose en lugares fijos, como jerárquicamente, creando roles que, en la mayoría de los casos, son estables y admiten poca permeabilidad. La dependencia y la colaboración con los otros ha sido indispensable en las distintas etapas de este evolución y en todos sus estamentos. Este carácter gregario del ser humano provoca que, indefectiblemente, uno cree a su alrededor grupos de personas en las que confía y en las que, en caso de pertenecer a los grupos sociales mandatarios, delegar algunas funciones. En este sentido, María Dolores de Cospedal es un ser humano en toda regla, y ahora veremos por qué.

El que fuera su consejero y fiel escudero en sus lides al frente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Leandro Esteban, acaba de ser nombrado asesor civil del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional, un organismo que pocos ciudadanos conocen pero que es el principal centro docente superior para las Fuerzas Armadas y desarrolla cursos e investigaciones relacionadas con cuestiones militares y de Defensa. Las funciones de este asesor civil no están claras en los reglamentos que rigen el funcionamiento del CESEDEN, pero, observando el currículum de Esteban, queda aún menos claro lo que puede aportar, más allá de ese valor tan bien considerado en la vieja política como es la experiencia política en sí misma. El exconsejero portavoz, de Empleo y de Presidencia y Administraciones Publicas de Castilla-La Mancha es licenciado en Derecho y abogado de profesión, si bien no ha tenido mucha opción de practicar este oficio ya que, desde 1995, ha venido ocupando cargos electos en el Ayuntamiento de Toledo y en el Parlamento regional. Hace alrededor de un año y medio, fue contratado también como asesor, en este caso por la Escuela de Organización Industrial, dependiente del Ministerio de Economía, por espacio de un año con un sueldo de 48.000 euros anuales.

El caso de los trabajos temporales de Esteban no es único entre los moradores del antiguo Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades. Así, de los nueve consejeros que formaron parte del equipo de Cospedal, cinco ocupan actualmente cargos de designación directa por parte de distintos Ministerios, mientras que otros dos también se han visto beneficiados en su regreso a la vida más allá de la Junta (el destino de Marta García de la Calzada como abogada del Estado no podía haber sido mejor, el Tribunal Supremo, mientras que José Ignacio Echániz consiguió una buena posición en las listas del PP de Madrid en las pasadas elecciones nacionales, algo muy codiciado en cualquier partido).

Así, ademas del caso antes analizado, el exconsejero de Educación y Cultura, Marcial Marín, con sus estudios de Economía y su especialización en Gestión y Dirección de Empresas, es Secretario de Estado de Educación, mientras que el que fuera responsable de Hacienda con Cospedal, Arturo Romaní, sigue ayudando a su jefa como subsecretario de Defensa. Por su parte, María Luisa Soriano ha dejado la cátedra universitaria y los estudios sobre gestión de cultivos para, después de ser consejera de Agricultura, dirigir el Liceo Cervantes en Roma, mientras que Carmen Casero, que fue pertinaz gestora de las cuentas regionales, es ahora directora general de Trabajo Autónomo en la Seguridad Social. A ellos se suma, además, Mar España, que no llegó a estar en la primera línea del Gobierno del PP la pasada legislatura pero sí ocupó el número dos de la Consejería de Presidencia y la representación de la Junta en Guadalajara, y ahora dirige la Agencia Española de Protección de Datos; o Agustín Conde, actual Secretario de Estado de Defensa después de ser presidente del PP regional y alcalde de Toledo y, eso sí, parlamentario nacional siempre en las comisiones relativas a temas militares y de seguridad nacional en los últimos años.

No hay duda de que Cospedal eligió a sus colaboradores la pasada legislatura entre los mejores, ya que posteriormente han ocupado puestos de igual o mayor relevancia. O más bien parece que la expresidenta y actual ministra de Defensa confía plenamente en quienes, en muchas ocasiones, dieron la cara por ella sobre el terreno y no ha dudado en seguir contando con ellos o, incluso, recomendárselos a sus colegas del Consejo de Ministros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.