En masculino

FB_IMG_1520481673501

Invitación al acto institucional oficial con motivo del 8 de marzo en la que hay una ausencia total de mujeres. // Foto: Facebook del concejal José MorslMo

Por Borja Montero

8 de marzo. Una fecha grabada en el subconsciente colectivo y que para un gran número de personas tiene una gran significación. El Día de la Mujer Trabajadora, denominación original de esta onomástica y, si nos atenemos a la concepción marxista de la capacidad de trabajo y la visión dialéctica de la sociedad, la más acertada para definir las reivindicaciones que habitualmente se sacan a la palestra, dio paso al Día de la Mujer, supuestamente más amplio pero que ha servido para intentar vaciar de contenido la jornada, y ahora al Día de la Mujeres, nombre que muchas le han dado tras la convocatoria de la huelga feminista a nivel internacional, fruto de un movimiento imparable en los últimos años de concienciación sobre la desigualdad y los desmanes de la sociedad patriarcal, que hace que este año el 8 de marzo sea un poco más 8 de marzo.

¿Es necesaria una movilización como la que se plantea? Como respuesta, la imagen que ilustra estas líneas. Las cuatro instituciones más importantes de la provincia están encabezadas por hombres. Se trata de una situación que ha sido la más habitual a lo largo de los años, si bien es cierto que ha habido mujeres al frente de todas ellas y que su inclusión en los plenarios de las mismas está totalmente consolidada, aunque siempre sea en un número inferior a sus compañeros masculinos. Pero al margen de la situación coyuntural (aunque con ciertos rasgos estructurales) que muestra la fotografía, el problema es más hondo y tiene que ver con la visión que tienen las propias instituciones del problema de la desigualdad entre hombres y mujeres. El hecho de que ninguna de las cuatro haya decidido delegar la representación institucional en una mujer para la celebración de este acto, que no aparezcan ni en la invitación como anfitrionas, así como el hecho de que coincida en horario con la concentración reivindicativa frente al Palacio del Infantado, son bastante ilustrativas de la sensibilidad (escasa) de las administraciones para con este tema.

“Todo para las mujeres pero sin las mujeres”, parece querer decir la convocatoria del acto institucional, en el que espero que sí tenga voz alguna mujer y para algo más que para presentar a las autoridades intervinientes. Y es que, cuando uno no repara ni siquiera en lo estético, por decirlo así, no se puede esperar que comprenda la profundidad de cuestiones más complejas y más sutiles, máxime cuando se es uno de los beneficiarios de la situación.

En los últimos años, la mayor parte del discurso institucional en esta jornada se ha centrado en la violencia machista y en cuestiones de conciliación familiar y laboral. Poco más. Quizás la punta del iceberg, la parte visible de una situación con raíces tremendamente profundas. Si a estos dos problemas le unimos la evidente falta de representatividad en el mundo público, de la que obviamente de tendrán que dar cuenta los políticos protagonistas esta tarde al mirar a derecha e izquierda, vamos conformando un cóctel que tiene muchos más ingredientes y cuya base es una desigualdad endémica que se forja desde la forma de educar, tanto cada uno en su casa como en colegios e institutos. Las transformaciones han de ser de calado porque el origen del problema no está en la superficie, y eso hace que uno se pregunte si serán capaces de abordarlo aquellos que no reparan siquiera en lo superficial.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.