Campamentos de verano: niños ubicados y padres contentos.

0250594b-1b7d-47cc-9f87-a1ffb3c14100.JPG

Cabañas indias en  la Escuela de Naturaleza de Condemios de Arriba. Foto: Sara Corral.

 

Por Gloria Magro. 

Aunque de momento la primavera no parezca querer asomar y el verano se nos antoje muy, muy lejano -y más este año con tanta borrasca recurrente-, todos los que tenemos hijos sabemos que en abril se deciden y contratan los campamentos de verano. Y el tiempo apremia. Si queremos que en julio nuestros retoños cojan el saco de dormir y disfruten un par de semanas en los Montes de Toledo o en la Sierra de Baza, es ahora o nunca. Las plazas en los campamentos de verano vuelan a pesar de que los precios de este tipo de actividades pueden llegar a ser equiparables a unas vacaciones familiares en Maldivas. Y todo porque los niños se aireen, salgan de su rutina, y los padres puedan conciliar la vida laboral en verano. Una de las opciones más interesantes que tenemos en Guadalajara es la que ofrece la Junta de Comunidades dentro del programa Verano Joven 2018. La próxima semana se publica el listado de campamentos juveniles de la Consejería de Educación. La oferta se prevé sea parecida a la edición anterior, con ubicaciones urbanas y rurales, tanto en la región como en otras comunidades autónomas, inmersión en inglés y estancias temáticas en torno al arte, el deporte y la cultura, entre otras muchas opciones. Sólo se trata de llegar a tiempo y conseguir plaza.

Además de la oferta urbana que ofrecen en Guadalajara para los meses de verano tanto el Ayuntamiento como entidades deportivas y culturales privadas -véase la Escuela Nuevo Tenis, por poner un ejemplo-, e incluso algunos colegios, uno de los programas más demandados es el Verano Joven de la Junta de Comunidades. Tradicionalmente y desde hace más de veinticinco años, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes ofrece la posibilidad de disfrutar de campamentos para niños y campos de voluntariado para jóvenes de hasta 30 años.  De momento, y a falta de conocer los demandados campamentos infantiles, esta semana se ha publicado ya la oferta de voluntariado. Las opciones son variadas y muy atractivas si se es joven, se vive en la región y se tienen ganas de salir y participar en algún tipo de actividad comunitaria alrededor del mundo. Por el módico precio de 110 euros -en algunos casos más un extra-, es posible pasar dos semanas en la mayoría de países europeos, incluso en China o Vietnam, entre otros destinos exóticos.  Desde participar en la recuperación del ecosistema natural de Uzturren, en Tolosa, Guipúzcoa, a realizar trabajos en una granja en Taiwan o hacer artesanía con niños en Nepal. El listado es enorme y las actividades ofertadas para todos los gustos y en tantos lugares que lo difícil es escoger.

Los programas juveniles de la Junta cuentan con una larga tradición, desde los años ochenta. Por un lado se trataba de que los chicos y chicas de Castilla-La Mancha durante el verano se relacionaran entre sí e hicieran “región” en un momento en que las susceptibilidades entre castellanos -Guadalajara- y manchegos -el resto-, causaban recelos. Esto resultaba especialmente interesante para los jóvenes de nuestra provincia, que en aquellos años tenían pocas oportunidades de relacionarse con los albaceteños o ciudadrealeños, geográficamente distantes. Así, una servidora en el verano de 1990 además de inglés aprendió jotas manchegas en un colegio de Bournemouth en una estancia lingüística financiada por la Junta. Por otro lado, se daba la oportunidad a los jóvenes de la región de salir y conocer mundo. Durante más de una década, los viajes culturales de verano, antecedente de los programas actuales, llevaron a los castellano manchegos a visitar castillos en el Loira, hacer cursos de cabotaje por Holanda, recorrer Italia en autobús, a viajes de aventura por Alemania e incluso a residir en Kibutz en Israel o de intercambio cultural en Buenos Aires y República Dominicana. Hubo incluso un grupo que visitó la frontera entre Rusia y China.

Con el paso del tiempo, estos viajes financiados con fondos públicos dejaron de tener sentido.  Hoy, con las redes sociales el mundo parece haber encogido y el progreso económico y social de la región permite a los niños hacer viajes de intercambio desde Secundaria, además de los populares programas Erasmus en la etapa universitaria. Sin embargo, hace veinticinco años, la primera vez que muchos de nosotros montábamos en avión era por cuenta de la Junta de Comunidades y en un viaje del Programa Joven. Y el sistema funcionaba. Salías de casa por vez primera y veías que el mundo discurría más allá de Horche o Molina de Aragón, por no decir Piedrabuena o Las Pedroñeras en otros casos. Los programas de verano en el extranjero eran una ventana abierta a otras culturas, una oportunidad de aprender inglés cuando la familia no hubiera podido permitirse de otro modo enviarnos a Inglaterra. Y como no se escatimaba, los cursos y las estancias eran de una gran calidad en casi todos los casos. También propiciaban la relación con chavales de todo tipo de estratos sociales y económicos y se forjaban amistades y relaciones duraderas. Y se hacía región. A día de hoy, la gente joven están más interesada en programas relacionados con la cooperación, los trabajos comunitarios y la ayuda al desarrollo y en eso se centra la oferta de campos de voluntariado. Y para los más pequeños, todo tipo de actividades temáticas tanto en la región como en el resto de España. Esta próxima semana las conoceremos, pero hay que darse prisa, las plazas vuelan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.