Frenazo al líder

Por David Gómez

Los jugadores del Club Deportivo Guadalajara y de la Unión Balompédica Conquense saludándose en la previa del partido | Foto: Club Deportivo Guadalajara

Había muchas ganas de fútbol en el Pedro Escartín. Hacía ya casi un mes desde el último encuentro como local del Deportivo, cuando los morados cayeron por 1-3 ante el Socuéllamos. Las visitas a Ciudad Real y Villarrubia y el parón de Semana Santa habían alargado en exceso la espera. La espléndida tarde que lucía sobre Guadalajara invitaba a bajar al feudo alcarreño. Más todavía cuando el rival que venía a la capital arriacense no era otro que el intratable líder, la Unión Balompédica Conquense. 15 victorias en los últimos 16 partidos era el espectacular bagaje que traían consigo los de Luis Ayllón, favoritos indiscutibles para ser campeones del Grupo XVIII y lograr el ansiado ascenso a Segunda División B.

Con el ‘play-off’ en juego y el equipo en manos de los voluntarios, ninguna excusa era lo suficientemente buena como para no bajar. Pero siguió faltando gente. Ni siquiera la promoción de entradas consiguió incrementar un aforo que, salvo sorpresa mayúscula, seguirá siendo así hasta final de temporada. Tras una excelente promoción del encuentro por redes sociales, quizás faltó la presencia de carteles alrededor de la ciudad que anunciaran la cita. Aún quedan dos partidos en casa antes de finalizar la Liga regular. Uno de ellos será el derbi contra el Marchamalo. Sin duda, un momento ideal para fomentar el marketing offline tan necesario en cualquier estrategia de comunicación. No duden que los voluntarios, cuyo trabajo nunca nos cansaremos de aplaudir, lo tendrán en cuenta.

Sobre el césped, el encuentro no defraudó. El derbi castellano entre el Deportivo Guadalajara y la Balompédica Conquense fue de esos partidos que encandilan al espectador. Hubo de todo. Jugadas antológicas, fallos clamorosos, momentos de buen fútbol, tensión y muchos goles. Pocos hubieran apostado al comienzo por un triunfo morado, pero lo cierto es que el cuadro de Alberto Parras compitió de tú a tú con un conjunto al que se le ven hechuras de equipo grande. La Balompédica, comandada en el centro del campo por un sobresaliente David, consiguió sacudirse el empuje inicial del Deportivo. Los locales salieron dispuestos a discutir el balón al conjunto blanquinegro y a amenazar el arco de Sierra. Sin embargo, quien golpeó primero fue el Conquense. En el minuto 21, Gerica le robaba la cartera a un despistado Álvaro Huertas para hacer el 0-1. Error garrafal del central, que no tuvo su tarde este sábado y se mostró desubicado durante la mayor parte del partido.

Aquel jarro de agua fría parecía devastador para el Dépor. Más aún teniendo en cuenta los precedentes que acompañaban a la Balompédica. Pero el cuadro local supo reponerse con rapidez y, dos minutos más tarde, igualaba de nuevo la contienda. Lo haría por medio de un sensacional libre directo de Pedro Astray, que superaba la barrera con su  sutil disparo y la ponía donde Sierra no podía llegar. Golazo. El partido crecía en intensidad, mientras los ‘jugones’ hacían acto de presencia. Y entre ellos, por encima de todos, destacó la figura de Nico Cháfer. El futbolista de Gandía volvió a demostrar que la calidad que atesora en sus botas ni se acerca al nivel de la Tercera División. El valenciano dejó patente, una vez más, que está diseñado para cotas más altas. Pocos apostarían a que Cháfer seguirá en Guadalajara el año que viene. Pero mientras tanto, él sigue dejando muestras de su indudable talento. Agarró el cuero en el centro del campo, se orientó y, desde su casa, le pegó raso con potencia y colocación al palo largo de Sierra. El Escartín se ponía en pie. Fue una obra maestra del gandiense.

Tal y como le ocurrió a la Balompédica, al Dépor tampoco le duró demasiado la alegría. Y no fue así porque a Víctor Calarge, uno de los viejos conocidos de la parroquia morada, le dio por buscar las cosquillas de Valverde. El lateral izquierdo blanquinegro percutió una y otra vez por su banda y, en una de sus internadas, asistió dentro del área a Jon Vega para que empatara el partido. El central, que había robado el balón en la media cancha, se sumó a las labores ofensivas y finalizó la jugada con éxito. Pudo ser peor para el Dépor si un minuto más tarde Carlos Bravo llega a acertar con su vaselina ante Álvaro García, pero el cancerbero local le ganó el mano a mano en el área.

Los problemas del Guadalajara en el lateral derecho los subsanó Parras de la mejor manera posible. El técnico vallisoletano dio entrada a Guille Atance en el flanco diestro y centró la posición de Valverde. Con el canterano en la banda, el ímpetu de Calarge se frenó por completo y el Dépor empezó a crecer. Lo haría especialmente por la otra banda, la de Alcañiz, donde Alonso estaba mostrando síntomas de debilidad. Así se evidenció en el comienzo del segundo acto, cuando el lateral zurdo morado filtró un pase a la espalda del lateral que Nando Copete aprovechó para regatear a Sierra y poner el 3-2 en el luminoso. Era el momento del ‘killer’ madrileño, que un minuto después rubricaba su ‘doblete’ tras una maravillosa conducción desde el centro del campo y un disparo raso e inapelable ante el que Sierra no podía hacer nada. Javi Soria y el goleador Vega eran incapaces de descifrar los movimientos del excelente delantero deportivista. Fue, junto con Cháfer, el mejor futbolista del encuentro sin ningún tipo de duda.

Ni el más optimista podía haber imaginado que el Deportivo habría anotado cuatro goles al Conquense en menos de una hora. Sin embargo, no es la Balompédica de esos equipos que baja los brazos. El cuadro de Luis Ayllón quiso poner picante al partido y lo logró en el minuto 62. Carlos Bravo acudió a su habitual cita con el gol y, con un poco de fortuna, introdujo en la red un balón rechazado por Álvaro García. Con más de media hora por delante, el técnico blanquinegro introdujo toda su artillería. Pese a contar con la llamada “cláusula del miedo”, el ex deportivista Adighibe entró al terreno de juego para dar alas a los suyos. Sin embargo, el nigeriano pasó desapercibido en su regreso a casa. Lo que traerá cola serán los 20 000 euros que debería abonar la Unión Balompédica Conquense si se considera que se violó una de las condiciones estipuladas en el contrato. Un contrato que, tal y como reconoció Alberto Parras, es privado. Veremos en qué queda.

A pesar de contar con mucho tiempo por delante, las ideas no fluían igual en el centro del campo conquense. Con más fútbol directo que combinativo, el cuadro de Cuenca trató de aprovechar el poderoso juego aéreo de su equipo para salvar un punto de su visita al Escartín. Tuvo el empate el conjunto blanquinegro en la cabeza de Javi Soria. El ex capitán del Dépor remató con violencia un balón colgado desde lejos y Álvaro García, sublime, sacó una mano prodigiosa para enviar el balón a córner. Adighibe tendría otro cabezazo para empatar dentro del área, pero sin fortuna. Anteriormente había sido Nando Copete quien había gozado de la oportunidad de anotar su ‘hat-trick’ desde la frontal del área, pero su disparo salió muy centrado. El Dépor pidió la hora, pero supo resistir y aguantó una victoria de valor incalculable de cara a sus opciones de jugar la fase de ascenso. Manolo Alfaro, el técnico del Villarrubia, presenció la reivindicación de los alcarreños con sus propios ojos. Él ya lo sabe. A este Guadalajara le queda mucha guerra que dar.

El Azuqueca de Santi Nuero se abona a las remontadas

El Club Deportivo Azuqueca le ha cogido el gusto al arte de remontar. El equipo de Santi Nuero, que ya venía de revertir un resultado adverso frente al Almansa, repitió el mismo guion del partido en el debut del técnico alcarreño en el San Miguel. De paso, los rojinegros se quitaron las espinas clavadas del partido entre semana que los azudenses perdieron frente al Mora. Más allá del resultado, los locales hicieron disfrutar a su gente con un juego elaborado y de gran nivel. Empezó fuerte el cuadro de Nuero, pues a los tres minutos el colegiado ya había anulado un tanto de Seubert por fuera de juego. El dominio de la posesión de los locales ahogó cualquier atisbo de salida del Madridejos, al que no le quedaba otra que atrincherarse en su campo y aguantar el vendaval.

Dicho y hecho. Tras varias ocasiones de Pancorbo y Seubert que el Azuqueca no consiguió materializar, el Madridejos dio el do de pecho y se puso por delante en el marcador. Lo logró a balón parado, gracias a un servicio de esquina que Borja conectó con la cabeza para superar a Raúl. 0-1 para el estupor de la grada del San Miguel, incrédula después de lo que había visto en los primeros 20 minutos. Pese a que el Madridejos trató de dar un paso al frente con el gol, el Azuqueca no tardó en dar la réplica. En el 25′, Pancorbo peinaba un balón largo y Mario definía con clase frente a Miguel Ángel para empatar el encuentro. Con las tablas de nuevo en el luminoso, el partido volvió a ser un monólogo local, con ocasiones por doquier. La más clara fue una espectacular chilena de Seubert que se topó con el larguero. Pudo ser el tanto de la jornada.

El Madridejos consiguió frenar el empuje azudense al final de la primera parte con un ritmo bronco y trabado del que los rojinegros no lograron salir hasta bien entrada la segunda mitad. El combinado azulón empezó a sentirse a gusto en ese juego físico y directo que se estaba desplegando, más todavía después del cansancio que aquejaba a los futbolistas locales tras su exigente partido del jueves frente al Mora. De este modo, la ausencia de oportunidades se hizo patente, siendo Raúl el guardameta más exigido sobre el campo.

Sin embargo, Santi Nuero encontró la solución en su propio banquillo. El técnico azudense dio entrada a Zamora y al canterano Iván. Fue este último la gran figura del encuentro, pues revitalizó a un Azuqueca sin oxígeno y selló la jugada del triunfo. Corría el minuto 84 cuando Iván realizó una jugada individual que culminó con un disparo fuerte que Miguel Ángel solo pudo rechazar. Mario, muy atento a la segunda jugada, recogió el esférico y lo introdujo en el fondo de las mallas. El San Miguel enloquecía mientras Nuero esbozaba una ligera sonrisa. Él, que había sido el responsable de la cantera durante toda la temporada, veía cómo uno de los juveniles le daba los tres puntos al primer equipo. Era la satisfacción del trabajo bien hecho.

Tablas para seguir en la quema

El Club Deportivo Marchamalo tendrá que seguir peleando hasta el último partido por salvar la categoría. El equipo de Fran García sumó un buen punto frente a un rival directo como el Almagro, pero insuficiente para abandonar la zona de peligro. El conjunto gallardo acudía al Manuel Trujillo como si se tratara de una auténtica final, pues los almagreños y marchamaleros están separados apenas por un punto en la tabla clasificatoria. El miedo a perder de ambos conjuntos hizo que se viera un partido igualado y de escasas ocasiones, aunque con algún chispazo local que pudo haber decantado la balanza para los rojillos.

Comenzó mejor el Almagro, que ya en el primer minuto gozó de dos grandes ocasiones para haber cambiado el curso de la contienda. La primera corrió a cargo de Carlos Ramos, que remató un balón al travesaño. Acto seguido, era Juli el que evitaba males mayores con un paradón estelar a Pablo cuando este se disponía a rematar un pase de la muerte de Adri en el área pequeña. Superado esos dos sustos, el Marchamalo empezó a cogerle el pulso al partido. La lesión de Pirri permitió a los gallardos controlar mejor el centro del campo y salir con más verticalidad al ataque. Mientras los visitantes iban igualando las fuerzas, los locales volvían a perdonar con un disparo demasiado indefenso de Trujillo dentro del área. Poco a poco, ese ímpetu almagreño se fue diluyendo hasta que llegó el descanso.

Recuperadas las fuerzas, los pupilos de Kiko Vilches volvieron al ataque. Espoleados por su público y por las necesidades en la tabla, los manchegos se veían en la necesidad de ganar o morir ganando. No les quedaba otra. Así, a los tres minutos de la reanudación, el cuadro local reclamaba penalti por mano de Illana dentro del área. Mora Correas, sin embargo, no estimó oportuno decretar la pena máxima.

Al igual que en el primer acto, el Marchamalo fue capaz de ir conteniendo el empuje de su rival, desesperado por encontrar el gol de la victoria. Los guadalajareños, por su parte, trataron de jugar con los nervios de su rival, aunque no lograban salir con éxito al contragolpe. Vilches buscó un revulsivo en el banquillo y lo encontró en Raúl. El jugador rojillo sería el que gozaría de las mejores opciones en el segundo período, pero Juli no se vio tan amenazado como antes. Al final, ni él ni Astillero tuvieron que emplearse a fondo y el punto dejó un sabor  más amargo a los ciudadrealeños que a los gallardos. La final con el Atlético Tomelloso en La Solana será otra historia.

Un gran Dínamo tumba al filial del Madrid

Sin la presión de jugarse la permanencia, el Dínamo Guadalajara soltó todo el fútbol que lleva dentro y consiguió una victoria de prestigio en Moratalaz frente al Madrid C.F.F. B. Lejos de dejarse llevar tras la consecución del objetivo, las verdinegras saltaron al terreno de juego con ganas de reivindicarse tras una temporada plagada de problemas y dificultades. Esa ambición llevó al equipo alcarreño a adelantarse en el luminoso en apenas tres minutos. Lucía Delgado, la mejor futbolista sobre el verde ayer, aprovechó una fantástica jugada de Teresa Fernández para recoger el rechazo y anotar el primero de la tarde.

El 0-1 dio tranquilidad al Dínamo, que siempre se mostró bien plantado en el terreno frente a un Madrid incapaz de contener el ímpetu de las dinamistas. Con este guion de partido, la propia Lucía estuvo a punto de anotar el 0-2 con un disparo que sacó la zaga madrileña sobre la misma línea. El segundo tanto visitante se mascaba en el ambiente y terminaría llegando en el minuto 23. Lucía Delgado filtraba un pase maravilloso al espacio para Lulu y la veterana delantera verdinegra no perdonaba ante la guardameta rival.

El vendaval verdinegro no cesó en ningún momento. La sangría pudo ser mayor si Laura Horche, una de las candidatas al Balón de Oro de Castilla-La Mancha junto a Teresa Fernández, llega a marcar en un testarazo a la salida de un córner. Perdonó el equipo de Alberto Mendoza, que firmó una primera parte descomunal. No sería descabellado afirmar que una de las mejores de la temporada. En el segundo acto, el conjunto blanco pareció equilibrar las fuerzas, pero la fluidez ofensiva del primer período se tradujo en solidez defensiva en el segundo. Sin gozar de tantas ocasiones como en los primeros 45 minutos, las dinamistas se mostraron como un bloque impenetrable. Apenas hubo noticias de Yaiza, y esa pudo ser, precisamente, la mejor noticia. No sufrió el Dínamo, que pudo llevarse un botín mayor de no ser por la falta de pegada. Partidazo con mayúsculas de las alcarreñas, que mostraron por fin el nivel que por talento les corresponde. Se puede mirar al futuro con esperanza.

El Ciudad Encantada ahonda en la crisis del Guadalajara

En el otro derbi entre Cuenca y Guadalajara, el Balonmano Ciudad Encantada se impuso con enorme claridad a un Balonmano Guadalajara inmerso en una profunda crisis de juego y resultados. El cuadro conquense hurgó en la herida morada y venció a los de César Montes por un claro y contundente 32-26. La durísima derrota encajada entre semana frente al Cangas (22-34) ha dejado importantes secuelas en un equipo desfondado en el aspecto físico tras una temporada tremendamente exigente. Y es que, por mucha calidad que atesore el conjunto alcarreño, la falta de efectivos ha resultado determinante en el devenir del equipo en este tramo final de campaña. Pero no se equivoque. Pase lo que pase de aquí a mayo, este equipo ya ha hecho historia. Las bases para soñar están más que implementadas. Ahora solo hay que construir correctamente sobre ellas.

El partido en El Sargal no tuvo demasiada historia. Lejos de cumplirse los precedentes que vaticinaban una gran igualdad entre ambos conjuntos, el Ciudad Encantada arrancó con un 3-0 de parcial en apenas cuatro minutos. El doble de tiempo es lo que tardó el Balonmano Guadalajara en estrenar su casillero. Las dificultades ofensivas que estaban encontrando los visitantes hicieron que los de Lidio Jiménez siempre marcharan por delante en el luminoso. Pese a que el partido pareció equilibrarse, el cuadro conquense no dejó acercarse a su rival a menos de dos tantos de distancia. Siempre a remolque, el Guadalajara vio cómo el Ciudad Encantada apretaba el acelerador al final del primer acto para poner la máxima ventaja en el marcador (15-11).

La defensa 4-2 planteada por César Montes no estaba teniendo éxito. El Ciudad Encantada, con un juego colectivo excelso, estaba logrando desquiciar por completo a los zagueros alcarreños. Y es que hasta siete jugadores diferentes anotaron para los de Cuenca durante el primer acto. Todo lo contrario le ocurría al Quabit, que dejaba su ataque en manos de Chema Márquez y Javi García. Tras la reanudación, la situación se acentuó. Leo Maciel se desató bajo los palos y el Ciudad Encantada puso pies en polvorosa con una renta de cinco goles (19-14, min.36). Ni siquiera el acierto de Hombrados conseguía frenar la sangría.

De este modo, la ventaja no hizo más que subir. Así, del 19-14 se pasó a los seis tantos de distancia en el minuto 43 (22-16). Con nueve minutos por delante, la renta ya era de ocho dianas (28-20). Para entonces, el Ciudad Encantada ya había sentenciado la contienda. Gran parte del mérito corrió a cargo de un espectacular Thiago Alves, autor de ocho tantos. Finalmente, los arriacenses lograron reducir un poco la diferencia y maquillar un resultado que hunde más todavía a los morados en la clasificación de la Liga ASOBAL. A falta de cuatro jornadas para la conclusión del campeonato, el Quabit se sitúa 8º con 27 puntos, por lo que su presencia en Europa la próxima temporada se antoja ya imposible.

 

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Frenazo al líder

  1. Buen artículo, que suscribi, excepto algún detalle: Nico Chafer, marcò un golazo,sí, pero ¿que más? estuvo ausente gran parte del partido, mucha clase, pero poca regularidad, y menos el sábadp.
    Parras arreglò los problemas del lateral derecho, sí, pero es que fue el quien los provocò, saliendo sin lateral y con dos en el banquillo, y Heredia, viendo pasar a Gérica…
    Lo del BmGuada una pena, se merecen todo y va a parecer al final que ha sido una temporada del montòn…con lo que hemos disfrutado…pero sabemos la pasta que supone ir a Europa? nivel, fichajes, fichas, desplazamientos… no es rentable, iríamos un año y al siguienre desapariciòn (excepto Jeque). Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.