Aluminosis

Infantado-610x458

Balaustrada del Palacio donde comenzaron los primeros problemas // Foto: GD.es

Por Álvaro Nuño.

La cosa debe ser realmente -o al menos potencialmente- grave porque no se había visto una comparecencia de prensa como la que se produjo ayer en Guadalajara desde hace mucho tiempo. No sólo por la premura con la que se convocó sino por el amplio despliegue de comparecientes representando a todas las administraciones afectadas por el asunto, independientemente de cuál sea el color político del partido que las gestiona -en este caso diferentes uno de otro-, además de por la variedad en el escalafón, desde técnicos a responsables políticos, encabezados por un subdirector general del Ministerio de Cultura por parte de la administración central y un viceconsejero del mismo negociado por parte de la autonómica.

El Palacio del Infantado, el monumento más emblemático de la ciudad, puede sufrir aluminosis, una grave enfermedad en elementos estructurales como las vigas que se utilizaron para su reconstrucción en los años cincuenta y sesenta, y que se ha detectado en principio en sólo dos vigas de la galería que da al patio, pero que los técnicos del Ministerio no descartan que pueda estar en más elementos del edificio, por lo que se va a realizar con urgencia un estudio más exhaustivo que conllevará una serie de catas para determinar si el problema es aislado o si la metástasis se extiende por todo el inmueble.

Como hemos dicho, la cosa parece más que seria porque tan solo un día después de comunicárselo el Ministerio a la Junta de Comunidades, la administración que gestiona el edificio, ha decidido cerrar el Palacio inmediatamente en aras de la seguridad. Parece ser que las razones son del suficiente peso y tan claras para los responsables tanto técnicos como políticos, que en esta ocasión no se han entretenido en cruzarse sus habituales puntos de vista diferentes. Ya saben, el típico, “vamos a esperar a lo que digan nuestros técnicos” o el “no creemos que sea necesario cerrar este edificio al público mientras se llevan a cabo los estudios”, unas respuestas que hubieran sido las habituales en otros frentes. De ahí se deduce, sin ser técnico, que la cosa va muy en serio.

Tanto que la Junta de Comunidades ha decidido anunciar su decisión de cerrar el Palacio el mismo día en que se ha inaugurado en sus aledaños la edición itinerante de primavera de la Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha (Farcama), en un enclave evidentemente elegido por la presencia de la antigua residencia de los Duques del Infantado. Durante este fin de semana, se mantendrá abierto sólo el zaguán que da al Patio de Los Leones, pero terminada la Feria, el lunes se cerrará y en el Palacio no habrá más actividad que la del Museo Provincial, cuyas salas están justo en la parte opuesta al ala donde se han encontrado las vigas dañadas. En el aire queda igualmente la celebración del Maratón de Cuentos del próximo mes de junio, que ya en la edición del año pasado convivió con las obras de remodelación de las cubiertas del edificio, lo que obligó a trasladarlo a los jardines bajo una calurosa carpa. Pero la zona de los jardines sí que está colindante con la galería de las vigas que sufren aluminosis, por lo que esa ubicación puede que no pueda repetirse y que el Maratón deba incluso buscar otra ubicación en la ciudad, como ya planteara el año pasado.

El desprendimiento de parte de la balaustrada de la galería que da a los jardines fue el hecho que alertó a los técnicos del Ministerio. No se aprecian grietas ni otras evidencias visibles en el edificio, pero tras un primer estudio, se vio que dos vigas sufrían de aluminosis, un defecto provocado por la utilización de un recubrimiento de cemento aluminoso en estas estructuras que es muy poroso y que, por tanto, con el agua pierde resistencia. Desde 1973, el uso de este material está prohibido por esta razón, pero se teme que su uso fuera generalizado en la reconstrucción de todo el edificio en los años cincuenta. Según ha explicado el propio subdirector general de Obras del Ministerio de Cultura, esta circunstancia se descubrió el pasado verano y desde entonces se ha estado intentado determinar por documentación dónde se empleó este material, pero no se ha descubierto, por lo que el trabajo de campo es el único modo de averiguarlo. Los técnicos parecen seguros de que se usó en la primera planta pero no saben si se hizo en más sitios, de ahí la necesidad de abrir catas en más lugares del edificio. Esta operación podría comenzar a realizarse antes de que finalice el presente mes de mayo, lo que en tiempo administrativo podría considerarse una urgencia.

De hecho, los técnicos del Ministerio ha recomendado que en el Museo -la única instalación con actividad continua en el Palacio- no se exceda de una persona por cada tres metros cuadrados, ni se cambien las cargas de su ubicación actual o se incluyan nuevos elementos que pesen sobre los forjados. Ante este cauteloso panorama, “hemos querido pecar de exceso de celo y hemos decidido cerrar desde hoy” (por ayer)- ha señalado el viceconsejero de Cultura de la Junta, Jesús Carrascosa.

Por su parte, Miguel González, el subdirector general de Museos, ha señalado abiertamente que esta es una cuestión prioritaria para el Ministerio y que si el estudio revela que son necesarios trabajos de recuperación habrá “compromiso presupuestario para comenzar la obra que corresponda. Sería una prioridad dentro de las actuaciones”, unas palabras que, por un lado reconfortan por el compromiso abierto y directo que ha hecho el máximo representante del Estado,como propietario del inmueble, pero, por otra preocupan por el tono grave de las declaraciones, poniéndose ya en el peor de los escenarios.

Toda Guadalajara espera que las catas que se realicen den resultados negativos y que no se detecte la dichosa aluminosis en el resto de la estructura del Palacio. Si un bombardeo de la Guerra Civil no pudo con él, este edificio debería durar al menos cinco siglos más.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .