Todo para 2019

 

visita_parador_molina

Visita de las autoridades a la obra del Parador de Molina // Foto: Deleg. Gob. CLM

Por Álvaro Nuño.

Las administraciones están gobernadas por partidos políticos y estos se rigen por los calendarios electorales. Así, a ninguno se les escapa que dentro de un año, concretamente el domingo 26 de mayo, se celebrarán elecciones locales, regionales y europeas. Por tanto, las maquinarias y aparatos de los partidos ya se están desperezando (si es que alguna vez están dormidos del todo) para presentar sus mejores carteles a los ciudadanos, no sólo caras de candidatos y programas electorales llenos de promesas y proyectos, sino que también saben que tendrán que rendir cuentas ante los ciudadanos de lo hecho o dejado de hacer. Y, en este aspecto, saben que la memoria es tan frágil que lo que más recordamos son los acontecimientos más cercanos en el tiempo. De ahí que todos los responsables administrativos, sin distinción de colores, parecen estar adecuando el final de obras señeras y de relumbrón -de esas en las que habrá inauguración con acto de corte de cinta y descubrimiento de placa ante las cámaras, para 2019, justo en los meses previos a esos comicios. ¡Qué casualidad!

Un buen ejemplo de ello es el Parador de Molina de Aragón. El origen del proyecto se remonta a la noche de los tiempos, en el año 2006. Los entonces presidentes socialistas de los gobiernos central, José Luis Rodríguez Zapatero, y regional, José María Barreda, prometieron su construcción tras el terrible incendio de los pinares del Ducado, en el que murieron 11 miembros de un retén y se quemaron 13.000 hectáreas. Se suponía que éste iba a ser un revulsivo para la zona y no solo eso. ZP también llegó a prometer la conversión de la N-211 en autovía. El proyecto inicial contemplaba un edificio de 21.000 metros cuadrados construidos, 80 habitaciones y una inversión de 29 millones de euros. Incluso se llegó a colocar una primera piedra a dos meses vista de unas nuevas elecciones, esta vez las generales de 2011.

Pero como tantos otros, aquel proyecto anunciado a bombo y platillo durmió el sueño de los justos quizás guardado en el cajón de algún despacho, hasta que en vísperas de unas nuevas elecciones -las de 2015-, en este caso las dos mismas administraciones pero esta vez gobernadas por el PP, lo desempolvaron y volvieron a sacar a la palestra pública cuando ya se veían las urnas cercanas de nuevo. Así, dos meses antes de las elecciones, el entonces Ministro de Industria y Turismo, José Manuel Soria, y la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, volvían a presentar otro proyecto en el que sólo se respetaba el nombre de Parador y su localización en la capital del Señorío, porque del resto apenas quedaron una cuarta parte de las habitaciones -22 de las 80 iniciales-, de un edificio tres veces más pequeño, ahora de 6.900 metros cuadrados, y un presupuesto que no alcanzaba los 20 millones de euros. “No voy a colocar primeras piedras sino a cumplir un compromiso” dijo entonces la ahora Ministra de Defensa y todavía presidenta del PP regional. Efectivamente, Cospedal no puso ninguna piedra -ni la primera ni la segunda, ni las siguientes, aun teniendo a su amigo, Ramón Aguirre, como presidente de la sociedad pública encargada de gestionar los paradores y para más inri exdiputado por Guadalajara.

Pues bien, se acercan ya unas nuevas elecciones y el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha efectuado esta semana una “oportuna” visita a Molina de Aragón para comprobar cómo van los trabajos de construcción y afirmar “¡oh casualidad!”, que las obras estarán finalizas en un año más o menos, es decir justo para las próximas elecciones. Sólo le ha faltado decir quién lo inaugurará entonces y acompañado de qué candidatos de su formación política-. Pese a que Gregorio ha realizado la visita a las obras ya comenzadas, con el preceptivo casco de albañil impoluto y una cohorte de autoridades y técnicos de la empresa encargada, no es de extrañar que los molineses no tengan muchas esperanzas de que sea esta una promesa o un plazo incumplido de nuevo, después de nada menos que doce años con el proyecto del Parador apareciendo y desapareciendo elección tras elección como los ojos del Guadiana.

Pero no hay que irse a Molina para ver cómo hay obras que, de repente, en este último año de legislatura, van a sufrir el impulso suficiente para estar terminadas antes de las elecciones. El arreglo del maltrecho puente árabe de la capital, cuyas obras iban a comenzar “en las próximas semanas”, después de una visita que efectuó Emiliano García Page a la capital en el mes de marzo, parece que ahora no van a empezar hasta finales de este año, después de que se licite la obra este verano y que su medio millón de euros se contemple ya en los presupuestos del año que viene. Eso sí, “entendemos que en la primavera de 2019 tiene que estar finalizado”, declaraba al semanario La Tribuna de Guadalajara el director general de Carreteras de la Junta, Francisco David Merino.

Sin salir de la capital tampoco, el Ayuntamiento de Guadalajara está enfrascado en estos momentos en cuantiosos proyectos financiados por los fondos europeos de Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI), encabezados por la rehabilitación del Mercado de Abastos y del Centro Cívico, pero que incluyen también una actuación en las márgenes del río Henares, la ampliación del carril-bici, la adecuación de caminos escolares seguros en varios centros educativos y otras obras en calles y plazas de la ciudad. ¿Adivinan cuando prevé el vicealcalde, Jaime Carnicero, que estén terminadas la mayoría de estas actuaciones? ¡Bingo!, en los primeros meses de 2019.  Blanco y en botella,…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .