OTorero, el concurso definitivo

José Manuel Latre, presidente de la Diputación de Guadalajara, en la presentación de "Guadalajara busca torero". // Foto: La Crónica

José Manuel Latre, presidente de la Diputación de Guadalajara, en la presentación de “Guadalajara busca torero”. // Foto: La Crónica

Por Patricia Biosca

Buceando por los diarios digitales locales a veces una se encuentra joyas que parece haber puesto el destino a sus pies, como el encuentro de un determinado astado con un determinante matador en una plaza de toros en la que la suerte se echa con la primera verónica. Y el símil taurino no es casualidad, como comprenderán. La III edición de “Guadalajara busca torero” me pareció en la lectura una joya en todos sus sentidos: fondo, forma y padrino protector. Para los que como yo no supieran de su existencia (a pesar de que no se trata de la primera cita) les contaré que se trata de un concurso donde jóvenes de entre 16 y 21 años, cuya máxima aspiración es convertirse en una figura del toreo, dan clases prácticas ante los becerros y novillos para demostrar su pericia y arrojo, pasando por la valoración de un jurado popular y otro profesional que les otorgarán el pase a hombros hasta la final, que se celebrará en Yunquera de Henares a finales de septiembre. Todo esto, repartido en un periplo por once pueblos de Guadalajara y bajo la atenta mirada de su padrino: José Ortega Cano, que se erige como ejemplo para los chavales. Ahí es nada. Pero desgranemos por tercios.

Almoguera, Maranchón, Sigüenza, Tamajón, Illana, Fuentelencina, Yebra, Almonacid de Zorita, Horche, Jadraque y Yunquera de Henares son los pueblos que harán de escenario los logros de los 23 chicos participantes, que como si fuese una especie de Operación Triunfo torero demostrarán cita a cita lo que han aprendido durante años de reclusión en sus academias taurinas, repartidas por toda España. Una de ellas, la Escuela Superior de Tauromaquia CITAR, situada en Fuentelencina, es la organizadora de toda la idea, que este año cuenta con el apoyo de la Diputación de Guadalajara, que busca mostrar su apoyo a la fiesta del toro y a la tauromaquia, una fiesta que según ha dicho cuenta con una gran afición en España y en Guadalajara en particular.

Así, la administración provincial se ha buscado el argumento de “seguir conservando las tradiciones que de alguna manera reclaman los ciudadanos”, según afirmaba José Manuel Latre, su presidente, si bien no he conseguido entender muy bien la participación concreta del organismo público. Y llámenme sensible (quizá estoy en esos días en los que no me apetece ponerme el mundo por montera, que pensarán algunos), pero que en una rueda de prensa tan multitudinaria como pocas se han visto en Guadalajara (hasta 21 personas he contado en la foto de familia), ni una sola de sexo femenino (y eso que no solo había toreros, sino también alcaldes y concejales de los diferentes pueblos. Lo mismo ellas también estaban en esos días).

Foto de familia en la presentación de "Guadalajara busca torero"

Foto de familia en la presentación de “Guadalajara busca torero”

Porque no sé si es que no existe ningún exponente (Cristina Sánchez supongo que tenía más eventos paralelos) o es que está vetada la presencia de mi género en el concurso. Me he vuelto loca buscando las bases para ver si había alguna posibilidad, pero luego he caído en que como en cualquier disciplina artística es necesario de un conocimiento previo, y las pocas capeas en las que he estado no me otorgan ningún currículo merecedor de esta insigne clasificación.

Espero que los chicos a los que casi les doblo la edad estén concienciados de lo que supone su gesta y, si no, un Ortega Cano que, para ser justos, tampoco vive un momento de oro y grana, les podrá aconsejar sobre las vicisitudes del camino. De momento, en la presentación no pudo estar por “motivos personales”, aunque prometen que estará presente en alguna de las pruebas -sin especificar cuál, para darle emoción al asunto-. En mi delirante cabeza se dibuja la imagen del sillón de los “coach” de La Voz (ese programa de Telecinco en el que los mareos y los llantos son siempre de felicidad) en medio de una plaza portátil con un Ortega Cano señalando con el dedo a los aspirantes: “Tienes algo calentito en el torear que hace que me emocione y que estemos tan agustito…”. Perdón, ya paro. Chanza facilona. Suerte y al toro, que se dice en los concursos de la televisión. 

Anuncios

Un pensamiento en “OTorero, el concurso definitivo

  1. Pues por desgracia en estos carteles, no hay ningún novillero de la escuela taurina de Guadalajara, donde por cierto sobresale la novillero Carla Otero. Por no hablar del aula de adultos, en donde las mujeres, dan lecciones de valor y saber hacer a los hombres más varoniles. Asi que lo del machismo en los toros es demagogia facilona. Que es como si yo protestó, porque hay en otros oficios, en donde el empresario pone en el anuncio por ejemplo: se necesitan dependientas o camareras de buen ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.