La ministra

Por Borja Montero

Es la noticia del año por muchos motivos. Primero, por su inhabitualidad, ya que eso de elegir ministros es una cosa que se hace cada cuatro años con quizá alguna incorporación esporádica in media res. Segundo, por la relevancia obvia que gana el personaje y, tercero, muy en consonancia con el segundo, por el altísimo rango del nombramiento y de la responsabilidad adherida al mismo. Por todo ello, y antes de que lleguen las complicaciones y los sinsabores propios de cualquier tarea de exigencia máxima, ¡enhorabuena, Ministra!

Magdalena Valerio fue nombrada ayer integrante de un Gobierno diferente: el primero que viene de un cambio de partido en mitad de una legislatura, el primero con un respaldo tan exiguo en el Parlamento, el primero con más mujeres que hombres, el primero que no quiere premiar las filias partidarias, lo que hace que las designaciones sean incluso más meritorias.

Su cartera será la de Trabajo, un asunto que ella conoce de sobra, habiendo ocupado responsabilidades regionales al respecto, y uno de los más espinosos en una panorama en el que parece que el paro estructural se ha establecido muy lejos del pleno empleo, la deriva neoliberal ha hecho que muchos derechos laborales se vean como cosas de extraterrestres y el desarrollo demográfico, y también el laboral, obligan a recalcular la ecuación que hacía posibles las pensiones para los trabajadores jubilados y demás merecedores y beneficiarios.

La tarea será, pues, complicada, ardua, exigente, por lo que no queda más que desear a la protagonista de estas líneas suerte, porque su éxito, en una materia tan sensible y con semejante influencia en la vida de todos y cada uno de nosotros, será el nuestro. Por lo que conozco a Valerio, tanto en su trayectoria política como en el trato algo más cercano que proporcionan las peculiaridades de la política y la sociedad guadalajareñas, no creo que trabajo y dedicación le vaya a faltar. Lo ha venido demostrando en cada uno de los retos que se le ponían por delante, ya fuera como cabeza de lista o como parte del equipo, capitaneando o remando.

La primera ministra de Guadalajara en la España democrática se estrena hoy con el juramento de su cargo. A partir de entonces deja de ser nuestra para ser de todos, y solamente cabe esperar que realmente pueda ser útil para todos y que pueda llevar a cabo los cambios de modelo que el meel mercado laboral necesita.

 

1 comentario en “La ministra

  1. Enhorabuena Ministra, no me cabe duda que voluntad pondrá en una materia que controla, otra cosa es la extrema debilidad del Gobierno y las exigencias de los apoyos. Fortaleza le deseo y que su salud, lo más importante, sea y esté.
    Por otra otra parte se nota la mano en el Gobierno y en su táctica del nuevo Jefe de Presidencia, Iván Redondo,un experto de Marketing Político,ex del Partido Popular,que ya hizo ganar al PP en la Extremadura (feudo de izquierdas) a Monago o a García Albiol en Badalona con su vídeo antiinmigración acusándoles del aumento delincuencial. Esperando al PP éste le desechó por Moragas y Maroto y cambió PP por el PSOE de Pedro desde ya contra Susana Díaz.

    ES EL TEATRO POLÍTICO ESPAÑOL,
    TEATRO,PURO TEATRO.
    (Mentiras mil)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.