Valerio

Valerio

Magdalena Valerio, con su cartera de ministra, rodeada de militantes y amigos del PSOE de Guadalajara. // Foto: José Luis Blanco (Facebook)

Por Álvaro Nuño.

De pocas cosas se habla hoy en Guadalajara más que de esta. Por supuesto, en los medios de comunicación locales, que califican el día como de “histórico”, pero también en la calle porque no todos los días tenemos una vecina que llega a Ministra del Reino, como Romanones lo fue, pero en democracia, cosa que no había ocurrido nunca. Desde que se conoció su nombramiento por parte del también recién estrenado Pedro Sánchez, antes de ayer, quien más y quien menos ha hecho un hueco para ver en los telediarios a esa extremeña-alcarreña prometiendo su cargo delante del Rey Felipe VI en el Palacio de La Zarzuela o en el traspaso de cartera con su antecesora en el cargo, la popular Fátima Báñez. Hoy sigue el protocolo institucional puesto que es viernes y se celebrará el primer Consejo de Ministros en La Moncloa y habrá foto oficial del nuevo Gobierno, ya sin el Borbón, en las escalinatas del Palacio primera y en el interior después.

Otro de los ejercicios que muchos habrán realizado durante estos trepidantes días es intentar recordar aquel momento en el que se cruzaron con la ahora ministra, algo que le habrá ocurrido a centenares de alcarreños, no sólo a periodistas, funcionarios o políticos en su extensa vida política, sino a vecinos de a pie, porque Magdalena Valerio siempre ha sido una mujer de calle, de la que seguía yendo a comprar al supermercado de al lado de su casa, a su oficina de funcionaria de la Seguridad Social tras dejar la política, o a su médico de cabecera en el centro de salud y a su especialista en el Hospital, -lamentablemente, en este ámbito sanitario, ha pasado mucho tiempo por padecer un cáncer de mama que ha llevado siempre con mucha fuerza y entereza-. De hecho, creo que estas cualidades no es que le afloraran ante la adversidad si no que parece que las lleva incrustadas en el carenado y que, sin duda, le vendrán bien para sus próximas labores al frente de una cartera tan importante para un país con un paro casi perpetuo, los pensionistas levantados en armas por la ridícula subida de sus pensiones y cientos de miles de trabajadores sobreviviendo en el precariado.

Para acercarme a ver cómo han podido ser para esta mujer estas trepidantes 48 horas, yo me he ido a su perfil de Facebook, donde he encontrado la foto que acompaña este texto. La publicó a mediamañana de ayer el alcalde de Azuqueca, José Luis Blanco, quien aparece con la ya ministra -se la ve pertrechada con su cartera recién estrenada- rodeada de los fieles que apoyaron al hoy presidente del Gobierno en las elecciones primarias del PSOE de hace apenas un año, cuando no todo el monte era orégano como parece ahora. A su lado está su amiga, médico y expresidenta de la Diputación, María Antonia Pérez León, el que ha sido su fiel escudero en el Ayuntamiento capitalino, Daniel Jiménez, y otros compañeros de partido del denominado sector “sanchista” como Ana Fabián o la exdelegada de la Junta Ángela Ambite. Ni rastro, sin embargo, de cargos orgánicos del PSOE de Guadalajara o del regional, a los que todo este grupo se enfrentó en franca minoría en las sucesivas elecciones primarias regionales, provinciales y locales. Aunque el diputado nacional y secretario provincial socialista, Pablo Bellido, vaya diciendo que desde que Pedro Sánchez ganó las primarias, ya todos son sanchistas, se ve que unos lo fueron antes que otros y, quien tuvo, retuvo.

En el mismo perfil de la red social se puede leer el extenso currículum político de Valerio, todavía sin incluir su cargo de ministra -de hecho, ayer todavía se mantenía en la web oficial del Ministerio a la señora Báñez como titular-: secretaria provincial de la Junta de Comunidades, donde fue también delegada en Guadalajara y consejera de Trabajo en Toledo, diputada nacional en Madrid y concejala en el Ayuntamiento capitalino son los cargos que figuran en su información acompañada de innumerables fotografías y “recortes” de prensa de estas últimas horas en los que se refleja su agitada agenda pública de estos dos días.

Valerio2

Magdalena Valerio, tras el Rey y la vicepresindenta Carmen Calvo. // Foto: Facebook

Destaca, por supuesto, la foto en el Palacio de la Zarzuela junto a todo el Gobierno en pleno con el Rey. Magdalena Valerio ocupa la segunda fila justo entre el rey y la vicepresidenta Carmen Calvo, luciendo su habitual sonrisa y ladeando un poco la cabeza para que no se la tape “la corona”. Su particular “time line” se completa con una retahíla de fotografías de compañeros de partido, vecinos y conocidos que han decidido buscar en sus archivos o en sus móviles la fotografía de aquel día o de aquel acto en el que coincidieron con ella y lo dejaron grabado para la posteridad, en fiestas de pueblos, en visitas institucionales o en actos de campaña. Y un sinfín de felicitaciones alegrándose por su nuevo cargo a diestro y siniestro.

59 años separan toda esta vorágine de aquel día de septiembre, en el que, como cuenta la propia Valerio en su biografía “nací en Torremocha, un pequeño pueblo de Cáceres, en casa de mi abuela materna. Mi padre trabajaba de pastor y mi madre servía en las casas de familias del pueblo” y 29 desde que echó “raíces en Guadalajara, ciudad que ha visto nacer a mi hija pequeña, en la que tengo mi trabajo, mi vida, mis amigos y de la que me siento parte, porque en ella he vivido los mejores momentos de mi vida”.

Por el bien de todos, le deseamos suerte a la nueva ministra y a sus compañeros. Y, si puede ser, que no se olvide del terruño. Quién sabe si dentro de cincuenta o cien años tendrá su propio “pelotas” como el que erigió a don Álvaro de Figueroa el magisterio español en nuestra ciudad, algún nombre de una calle, o simplemente el recuerdo fugaz de aquella extremeña-alcarreña que una vez llegó a ministra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .