Un final cada vez más cercano

Por David Gómez

Resultado de imagen de Felix Moneo Xu Genbao

Félix Moneo, en una imagen de archivo

El Club Deportivo Guadalajara podría estar viviendo sus últimas horas. Hoy más que nunca, la liquidación es una amenaza real. Y lo es porque, pese a las informaciones difundidas en los últimos días, fuentes cercanas a la entidad han confirmado que el pago de 60 000 euros que el club debía abonar a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) no se ha realizado. Este viernes, el abogado auxiliar del administrador concursal, Javier Martínez Atienza, confirmaba la realización de la transferencia poco después del mediodía. Una transferencia que, según los administradores concursales, evitaría la liquidación del club. Sin embargo, la realidad es que ese pago sigue sin haberse producido a estas horas. Nadie sabe lo que pudo suceder durante el transcurso de la tarde de anteayer. Pero el reloj continúa corriendo y el tiempo aprieta cada vez más la soga de un Dépor que agoniza sin aliento.

La situación es completamente dramática. En el seno de TECNOLOGÍA INVESTIGACIÓN DE NEGOCIOS ESPAÑA SL, la empresa propietaria del 90% de las acciones del club, no existe la intención de poner ni un céntimo más en un equipo ruinoso para sus intereses. El Deportivo Guadalajara no les interesa para nada. Por ello, estos últimos días se han intensificado las negociaciones en busca de algún grupo inversor que se haga con la propiedad de su paquete accionarial o que decida explotar la gestión deportiva del equipo.

De todas las alternativas que llamaron a la puerta, una opción cogió especial fuerza. Fue la de la empresa EXPERT GLOBAL SOCCER SL. Se trata de una mercantil constituida hace cuatro meses en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y dedicada a “la organización de eventos relacionados con el deporte, escuela y formación de personas en ámbitos deportivos, representación de jugadores y gestión de equipos”. Esta empresa, de administración única y con un único órgano social activo, manifestó su interés por adquirir los derechos de la gestión deportiva del club a través de un intermediario llamado Félix Moneo.

¿Quién es Félix Moneo? La figura de este siniestro personaje no deja indiferente a nadie. Representante español de jugadores (entre ellos, el internacional Dani Güiza) afincado en Brasil durante mucho tiempo, Félix Moneo saltó a la fama en enero de este mismo año cuando intentó comprar el Lorca Fútbol Club a su propietario chino, Xu Genbao. Moneo y Genbao no tardaron en llegar a un acuerdo. El español compraría el club por unos cuatro millones de euros, de los cuales tendría que abonar un talón por adelantado de un millón de euros. Pese a que, en un principio, Genbao y Moneo formalizaron la compra-venta ante notario, el propietario chino del Lorca empezó a sospechar que aquel talón carecería de fondos, por lo que se negó a completar la transacción si en el momento en el que venciera ese talón (26 de enero) no se le había entregado la cantidad acordada. Finalmente, Moneo terminó abandonando el Lorca. Como único legado dejó la llegada de múltiples jugadores de dudosa reputación en el mercado invernal (Aly Mallé, Nasuti, Fede Vega, Gomelt, João Meira, Deshorn Brown, etc.).

Al igual que en Lorca, Félix Moneo presentó a los propietarios del Club Deportivo Guadalajara una oferta tan suculenta como irreal. EXPERT GLOBAL SOCCER SL (empresa a la que representaba y de la que, por cierto, no formaba parte) se comprometía a explotar la gestión deportiva del Guadalajara a razón de 25 000 euros mensuales durante diez años. Sumados todos ellos, daban un total de tres millones de euros. Mientras tanto, la propiedad del club seguía siendo de TECNOLOGÍA INVERSIÓN DE NEGOCIOS ESPAÑA SL. Una locura.

Tal y como ocurriera con Xu Genbao, los accionistas mayoritarios del Dépor no dudaron en aceptar la oferta. La llegada de Moneo suponía una revolución en el proyecto deportivo del cuadro morado. Además de traer a varios jugadores bajo el brazo, Moneo se rodearía de sus hombres de confianza. Su director deportivo sería Paco Zaragoza, quien se desvinculó del Lorca en febrero de 2018. Asimismo, el argentino Esteban Quintas hubiera sido el elegido para encabezar el proyecto deportivo desde el banquillo, lo que hubiera supuesto el cese inmediato de Javi Meléndez en la dirección técnica. Además, Moneo hubiera propuesto de presidente de honor a Juan José Laso, ex presidente del Dépor y viejo socio de negocios de Moneo. Sin embargo, el propio Laso hubiera declinado de inmediato la oferta.

Con todo acordado, el administrador concursal, Pedro Martín Molina, se reunió con ambas partes y decidió vetar el acuerdo. ¿El problema? Que Félix Moneo y sus hombres no pondrían ni un euro hasta el 1 de enero de 2019. El club, con necesidad inmediata de liquidez, no podía permitirse tal espera. Menos aún con un tipo que ofrecía unas garantías prácticamente nulas. Así pues, la opción Félix Moneo quedó abortada durante el transcurso del fin de semana. Ahora, los tentáculos de este controvertido personaje parecen intentar pescar en las aguas del Extremadura. Veremos en qué queda.

Pese a que todavía son numerosas las llamadas que reciben los propietarios preguntando por la situación del Club Deportivo Guadalajara, todos los interesados terminan echándose para atrás. En una institución de Tercera División, sin bien patrimonial alguno, donde los ingresos escasean y la deuda es, hasta hoy, desconocida, solo la aparición de algún salvapatrias de dudosa credibilidad como Moneo pueden surgir como alternativas a comprar el club. Para dejarlo, eso sí, con un pufo mayor del que había. Si es que eso es posible, claro. Porque el legado de Germán Retuerta es ya un obstáculo insalvable.

No existen opciones reales y viables que puedan coger las riendas del Club Deportivo Guadalajara. Por ello, la posibilidad de liquidar el club ha sonado con fuerza en estas últimas horas. Ya el viernes y el sábado se planteó firmemente esta vía, después de que el club fuera incapaz de dar liquidez a los 60 000 euros que le debe a la AFE para cerrar sin deudas la campaña anterior. Pese a ello, la Administración Concursal decidió posponer su decisión de llevar al Dépor a liquidación. Y es que, pese a todo, ninguna de las partes implicadas está interesada en ello. Por un lado, los propietarios perderían todo el dinero que prestaron a Germán Retuerta entre 2015 y 2016 a cambio de empeñar el 90% de las acciones que después darían de alta como suyas en el Consejo Superior de Deportes (CSD). Por el otro, la Administración Concursal se quedaría sin cobrar y su prestigio profesional quedaría notablemente dañado tras la celebración de este concurso necesario de acreedores.

Ante esta situación, la fecha de hoy se antoja decisiva en el devenir a corto plazo del Club Deportivo Guadalajara. Este lunes, el Dépor debería abonar el importe de 60 000 euros pendiente con la AFE. De lo contrario, se procedería a la suspensión de los derechos federativos de la institución, conforme a lo establecido en el artículo 61 del Reglamento General de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Una situación idéntica a la que vivió el Guadalajara la pasada temporada y que supondría la imposibilidad de inscribir al club en cualquier categoría, la imposibilidad de tramitar cualquier ficha federativa y la libertad de todos sus jugadores para negociar con quienes quieran sin ningún tipo de restricción contractual. Sin embargo, con la normativa de la Federación en la mano, la posibilidad del descenso a Regional Preferente volvería a estar descartada, pues las Comisiones Mixtas de Segunda B y Tercera son totalmente diversas.

No obstante, no descender no supondría ninguna solución a los problemas económicos que vive la institución. Aunque otorga al club la posibilidad de prolongar en el tiempo la búsqueda de un nuevo grupo inversor, el no lograr estar al corriente de pago con la AFE implicaría que el Deportivo Guadalajara no podría empezar a competir la próxima temporada. Solo un milagro de proporciones bíblicas podría evitarlo. El final está cada vez más cerca.

La llegada de Alfaro calma las aguas en Azuqueca

Resultado de imagen de Manolo Alfaro Azuqueca

Manolo Alfaro, en su primera etapa como entrenador del Azuqueca

Las curvas ya no son tan pronunciadas en el Club Deportivo Azuqueca. Después de la dimisión de Fuentenebro y de prolongarse en exceso la búsqueda de un entrenador, el anuncio de la vuelta de Manolo Alfaro ha aportado la tranquilidad suficiente para planificar la nueva temporada. El fichaje del nuevo técnico hizo que la entidad rojinegra se pusiera rápidamente manos a la obra. Así pues, el Azuqueca anunció con la máxima celeridad posible las renovaciones de tres puntales como Álvaro Corral, Néstor Torres, José Luis Brotón y el capitán, Sergio Pancorbo.

Asimismo, los azudenses han reforzado todas sus líneas en estas semanas. Bajo palos, Carlos Mena (1,92 metros de altura) y Nacho Mellado serán los encargados de defender la portería rojinegra. En la zaga, la dirección deportiva del Azuqueca ha apostado por el corpulento defensor del Villarrubia Rubén Gómez, que cuenta con el aval de haberse formado en las categorías inferiores del Atlético de Madrid. Pero donde más hincapié ha puesto el equipo de Alfaro es en las bandas. Ahí, los rojinegros han anunciado las incorporaciones de dos auténticas balas por los costados. Uno es un viejo conocido: Jairo Cabra. El ex futbolista del Marchamalo regresa al fútbol provincial tras un breve paso por la RSD Alcalá. El otro es Álvaro Gil, joven extremo zurdo procedente del Leganés que viene a apuntalar la banda izquierda. Con todo ello, se espera que los azudenses sigan anunciando fichajes para los próximos días.

Menor ha sido la intensidad con la que se ha movido el Marchamalo en el mercado estas últimas semanas. Bien es cierto que el conjunto gallardo es el que ha empezado a planificar con más tiempo la plantilla de la próxima campaña. Con el campus del club como principal punto de interés en estas fechas, solo dos fueron las incorporaciones anunciadas en estas últimas semanas. Desde el retorno de Diego Zamora procedente del Azuqueca y la llegada de Sergio Morán desde el Alcalá B, la dirección deportiva del club ha paralizado los movimientos en el mercado, a la espera de alguna incorporación final para terminar de perfilar el plantel.

Ana Lozano logra un meritorio bronce en los Juegos del Mediterráneo

Ana Lozano, bronce en 5.000 metros.

Ana Lozano, posando con la bandera de España tras la prueba del 5000 de los Juegos del Mediterráneo | Foto: RFEA

Heroico bronce de Ana Lozano en su participación en la final de 5000 metros femenino en los Juegos del Mediterráneo. Pese a estar tocada, como confirmaría la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) en sus redes sociales, la atleta alcarreña compitió de tú a tú con las mejores y logró un meritorio podio en Tarragona. Desde el inicio, Ana se mostró firme y ambiciosa. En ningún momento deseó una carrera lenta, por lo que se puso a marcar el ritmo desde los primeros instantes. Ese sobresfuerzo por dinamitar la prueba terminaría pasándole factura en la recta final de la carrera, cuando la marroquí Kaoutar Farkoussi y la portuguesa Inés Monteiro la superaron. A tres vueltas del final, Ana perdió el liderato de la prueba, pero supo resistir para marcar un tiempo final de 16:00.17 y ocupar así el último puesto del cajón. Pese a lograr un meritorio podio, las molestias físicas y el cansancio impidieron que Ana pudiera conseguir la mínima para estar presente en el Europeo de Berlín del próximo mes de agosto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.