Un punto… y gracias

Por David Gómez

Cartel promocional del partido entre el Almagro y el Deportivo Guadalajara

Pocas veces tendrá el Club Deportivo Guadalajara una oportunidad como la de ayer para acabar con su terrible racha fuera de casa. El cuadro morado llegaba a Almagro con la imperiosa necesidad de romper la estadística de siete encuentros consecutivos sin ganar lejos del Estadio Pedro Escartín. El Manuel Trujillo parecía el lugar idóneo para terminar con esa sequía. Un Almagro en caída libre (cuatro derrotas consecutivas) recibía al Dépor ocupando el farolillo rojo de la clasificación. Lo que se presuponía como una visita relativamente asequible terminó por convertirse en un ejercicio de supervivencia. Porque los de Javi Meléndez, que tienen de todo menos lo que realmente se necesita en esta categoría, acabaron pidiendo la hora para rescatar su primer punto en La Mancha.

Si sobre el papel un empate se torna insuficiente, el desarrollo del encuentro invitó a darlo por bueno. Pudo ser peor si el colegiado llega a haber expulsado a Giachero en los primeros compases de la contienda. Apenas habían transcurrido cinco minutos de juego cuando el central derribó claramente a Mikel Prieto, que ya encaraba mano a mano a Hugo. López Cava, muy generoso, decidió mostrarle solo la amarilla. El Dépor se había evitado jugar en inferioridad durante todo el partido. Superado el susto inicial, los morados equilibraron las fuerzas con su rival y empezaron a ganar presencia en el juego. El primer acercamiento deportivista corrió a cargo de Samu, cuyo gol fue anulado por posición antirreglamentaria. Minutos después, Kaoe amenazaba con un disparo que se perdía por poco.

Sin embargo, el Almagro no perdía el dominio del juego. Un par de buenos acercamientos de los rojillos precedieron a la acción del partido. Fue entonces cuando, en el minuto 20, Lautaro hizo saltar la banca con un descomunal disparo. El atacante morado, escorado en el pico del área izquierda, la puso al palo largo hasta quitar cualquier telaraña de la escuadra. Golazo de bandera. El tanto dejaba helado al Manuel Trujillo, que veía cómo una genialidad echaba por tierra la gran puesta en escena de los de Kiko Vilches. Los almagreños notaron el jarro de agua fría, pues su ímpetu se vería frenado hasta el final de la primera parte. Hasta entonces, tanto Hugo como Nico se mostraron inéditos.

El armisticio firmado por ambos conjuntos desde el 0-1 de Lautaro terminó con el comienzo de la segunda parte. El Deportivo Guadalajara salió de los vestuarios con la firme intención de cerrar el partido cuanto antes. Samu dispuso de dos grandes ocasiones tras la reanudación. El delantero norteamericano ganó el cuerpo a cuerpo a Raúl Menchero y, delante de Nico, cruzó su disparo en demasía. Acto seguido, el cancerbero sí intervino para desviar otro de sus tiros tras una recuperación en zona de creación.

El Dépor tenía el partido donde más le gustaba. Al Almagro le costaba generar juego mucho más que en el primer acto y Samu se mostraba muy activo en ataque. En ese contexto de juego, Javi Meléndez decidió agotar sus cambios en el 65′ y armó el centro del campo con Hornero y Chilo. De ahí hasta el final del partido, el Dépor se parapetaría atrás en busca de una contra que finiquitase la contienda. Paradójicamente, sucedió todo lo contrario. El Almagro creció en el partido, se hizo dueño y señor del balón e igualó el marcador a un cuarto de hora del final. A balón parado, Pablo remataba en el segundo palo un gran envío cerrado de esquina. La defensa morada, una vez más, se mostró muy contemplativa.

El 1-1 descosió a los alcarreños, carentes de la experiencia y el oficio necesarios para amarrar triunfos como este. Tanto es así, que el empuje del Almagro pudo tener consecuencias peores para el Guadalajara. En el 85′, Hugo evitó la debacle al desviar con las yemas de los dedos un disparo de Mikel Prieto. Acorralado, el Dépor terminó respirando aliviado por un punto que, pese a ser sufrido, se torna insuficiente para los intereses deportivistas. Así, los arriacenses bajan a la 15ª plaza de la tabla con 8 puntos y un partido menos. Es decir, solo uno por encima del descenso y a siete del ‘play-off’.

La Roda no perdona a un Marchamalo sin defensa

En el peor momento, el Club Deportivo Marchamalo se quedó sin defensa. La Solana se había vestido de gala para presenciar un duelo en las alturas. Enfrente, el ilusionante equipo de ‘Nito’ Alonso tenía ante sí el mayor de los retos. La visita de La Roda suponía un enorme desafío para un conjunto que quiere apuntar hacia metas mayores que la permanencia. Sin embargo, los errores defensivos condenaron al cuadro verdillo frente a un líder implacable. Con la machada frente al Toledo todavía en el recuerdo, el Marchamalo saltó al terreno de juego con la intensidad y el alto ritmo de juego que se esperaba. Espoleado por su gente, la escuadra marchamalera se hizo con los mandos del encuentro.

El comienzo fulgurante del Marchamalo se vio arruinado por un error garrafal de Fran a los 12 minutos de partido. Marcos no tuvo piedad. Consiguió enmendar el fallo el Marchamalo apenas cinco minutos más tarde, cuando Miguel Pérez sorprendía a todos los presentes con una sutil vaselina que se colaba en el arco de Miguel. El 1-1 reactivó los ánimos de la hinchada, que hacía un esfuerzo titánico por no congelarse en la gélida tarde dominical. La Roda no modificó su patrón de juego con el empate. Bien replegado atrás, el conjunto albaceteño esperaba cualquier imprecisión del Marchamalo para salir embalado a la contra.

Su táctica funcionó a la perfección. En el minuto 35, Álvaro ganó una disputa aérea y asistió a Cristian, que superó a Fran con un disparo cruzado. El fútbol directo y eficaz de La Roda contrastaba con la posesión inocua e imprecisa del Marchamalo. Con espacios y sin Illana, la zaga local quedaba muy expuesta ante los atacantes visitantes. Especialmente frente a Álvaro, que fue el actor principal en la mayoría de los goles. Recién salidos de los vestuarios, el delantero rodeño robaba el enésimo balón y asistía a Marcos para abrir distancias en el luminoso.

El 1-3 parecía una diferencia casi insalvable, pero Aitor Rubio no quiso tirar la toalla tan pronto. Un minuto después de que La Roda golpeara al Marchamalo, los gallardos respondieron con un derechazo inapelable del ‘9’. Había partido… hasta que el infortunio se cebó con los locales. En el 69′, un disparo rebotó en Zamora y se coló en la portería de Fran. Por si esto fuera poco, la expulsión de Cheki terminó por hacer que el Marchamalo claudicara frente al líder. Con esta derrota, el equipo de ‘Nito’ Alonso se sitúa 7º en la clasificación con 12 puntos, siendo todavía el mejor equipo de la provincia.

La pegada del Socuéllamos tumba a un buen Azuqueca

El Club Deportivo Azuqueca exhibió una buena imagen en su visita al Paquito Giménez de Socuéllamos. El cuadro rojinegro fue capaz de plantar cara a uno de los favoritos al ascenso a Segunda División B. Los hombres de Manolo Alfaro disfrutaron de un mayor dominio del balón, pero las ocasiones y los goles cayeron del bando local. Le faltó algo de profundidad al conjunto azudense, incapaz por momentos de encontrar huecos en el sólido entramado defensivo de los manchegos. Los primeros compases mostraron un guion de partido que se repetiría durante los 90 minutos. Dos estilos contrapuestos colisionaban sin que ninguno de los dos equipos impusiera su ley con claridad.

Sin demasiadas ocasiones que contabilizar, el Yugo no desaprovechó las opciones de las que dispuso. En el 25′, Zurdo sacaba brillo a su pie izquierdo y superaba a Ortigosa con un libre directo formidable. El inesperado tanto local obligó a los de Alfaro a ser más incisivos en ataque. En ese momento de arreón, Labrado tuvo el empate en sus botas tras una gran jugada por la derecha, pero el palo repelió su disparo. Fue la oportunidad más clara de los rojinegros en el primer acto, pues su empuje final no se tradujo en grandes situaciones para anotar.

Tras el paso por los vestuarios, las tornas se modificaron y fueron los de Mario Simón los que salieron en busca del gol de la tranquilidad. La banda derecha se convirtió en una autopista para los socuellaminos con un Chupi monumental. Fue una jugada del habilidoso extremo la que propició el 2-0 del Yugo en el 65′. Un centro suyo lo remató Rubén en su propia portería. Esa diana dio una total tranquilidad al Socuéllamos, que de ahí al final controló los tiempos del juego a su antojo y cedió el balón a un Azuqueca estéril e incapaz de amenazar los dominios de Arellano. La derrota deja al conjunto rojinegro 12º en la clasificación con 10 puntos, cinco por debajo del ‘play-off’ de ascenso.

El Atlético de Madrid acaba con el invicto dinamista

No pudo ser. El Dínamo Guadalajara compitió bien y, por momentos, tuvo contra las cuerdas al filial del Atlético de Madrid. Sin embargo, las colchoneras no se dejaron sorprender igual que hace dos semanas en Salamanca y tuvieron la contundencia y la tranquilidad necesarias para saber sufrir y cerrar el partido cuando tocaba. A diferencia de otros días, al equipo de Alberto Mendoza le costó mucho entrar en el encuentro. Lejos de realizar uno de esos inicios de partido meteóricos, el Dínamo estuvo a merced del Atlético de Madrid en el comienzo. Fruto de ello llegó el 1-0 al cuarto de hora, obra de Osorio tras un error de Yaiza.

El tanto rival consiguió que el Dínamo espabilara y diera un paso al frente. Las alcarreñas empezaron a tener más balón y los acercamientos fueron más frecuentes. Rachael primero y María Barrios después dispusieron de dos buenas opciones para anotar, pero las atacantes verdinegras no acertaron a ver puerta. La ocasión más clara saldría de las botas de Nieves Ibáñez, que estuvo a punto de sorprender a la guardameta rojiblanca con un sensacional lanzamiento de falta.

El buen rendimiento ofrecido en el último cuarto de hora daba esperanzas a un Dínamo que se resistía a dar su brazo a torcer. Dichas esperanzas se diluyeron minutos después de la reanudación. En otro comienzo pletórico, el Atlético de Madrid B aprovechaba el talento de su referencia, Ana Marcos, para abrir hueco en el luminoso. El 2-0 obligaba a las arriacenses a buscar la machada, pero las verdinegras se negaron a hincar la rodilla en el Cerro del Espino. Dos minutos después, Angy Sanchís recortaba las distancias con un lanzamiento de penalti que logró introducir en el fondo de las mallas.

Con toda la segunda parte por delante, el Dínamo se volcó con todo a por la igualada. Fueron los mejores minutos de las visitantes, que forzaron el repliegue del Atleti y rozaron el 2-2 con un testarazo de Teresa Fernández que no entró por muy poco. A cada minuto, el Dínamo intensificaba más su asedio frente a uno de los ‘cocos’ del grupo. Sin embargo, cuando más cerca parecía el empate, la pegada atlético apareció de nuevo e Itzi, en una acción individual sublime, terminó sentenciando la contienda. Pese a la derrota, el Dínamo se mantiene 2º en la clasificación con 12 puntos, tres menos que el Club Deportivo Tacón.

El Guadalajara empata un derbi vibrante con el Ciudad Encantada

Sábado de derbi en el David Santamaría. El Balonmano Guadalajara empató a 27 con el Balonmano Ciudad Encantada de Cuenca en un encuentro apasionante que tanto alcarreños como conquenses estuvieron cerca de ganar. El duelo entre vecinos no defraudó. El encuentro tuvo todo lo que se espera de un derbi: tensión, alternativas e igualdad hasta el final. Ese patrón de partido se mantuvo durante los 60 minutos, aunque es cierto que el equipo de César Montes lo tuvo más cerca en el tramo final. La primera parte tuvo al Quabit como dominador del juego y del marcador, aunque a los morados les costaba enormemente despegar a un correoso Ciudad Encantada del luminoso.

Los arriacenses lograrían su máxima diferencia superado el ecuador del primer período. Gracias a una buena defensa, el Quabit logró ponerse 11-7 en el minuto 23 de juego. Sin embargo, dos exclusiones seguidas permitieron que el Balonmano Ciudad Encantada volviera a igualar la contienda (12-12). Sería un gol de Pedro Fuentes sobre la bocina el que permitiría al Guadalajara marcharse a los vestuarios con una mínima ventaja.

El inicio de la segunda parte pareció decantar el partido del lado visitante. Los chicos de Lidio Jiménez intensificaron su rocosa defensa y revirtieron el guion de la primera mitad. Buena prueba de ello es que los locales estuvieron hasta seis minutos sin anotar durante los primeros compases del segundo período. Ello lo aprovechó el Ciudad Encantada, que se situó por delante en el marcador por primera vez en el encuentro. La crítica situación obligó a Chema Márquez a sacar su brazo a relucir. El cañonero de Alcobendas empezó a anotar desde todos los ángulos y lideró la rebelión del Guadalajara.

Gracias a un Chema Márquez excelso, el Quabit consiguió revertir la desventaja y situarse con cuatro goles de ventaja a falta de siete minutos (25-21). Los locales entraron al último parcial con la máxima diferencia, pero se desmoronaron. Maciel amargó el final del partido a los atacantes morados y la fe del Ciudad Encantada permitió que los conquenses rescataran un punto perdido en los últimos segundos. De este modo, el Balonmano Guadalajara se sitúa 10º con 5 puntos, los mismos que su vecino de Cuenca.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .