A vueltas con las bicicletas

Por Borja Montero

La conciencia medioambiental parece estar ganando algo de peso en una parte creciente de la población, que está modificando algunos aspectos de su vida diaria con el fin de reducir su huella ecológica. Incluso en un país en el que la costumbre de usar el coche privado para cualquier trayecto, por mínimo que sea, incluso en una ciudad del tamaño de Guadalajara, el hecho de que un cierto porcentaje de la población se plantee siquiera modelos de transporte alternativos es un éxito. Las administraciones públicas deben facilitar que la gente pueda llevar a cabo este tipo de cambios en su día a día en favor del planeta y, si colocar contenedores de recogida selectiva de residuos parece una gestión fácil en este sentido, hay otras medidas más gravosas y que pueden costar más trabajo.

Lo de la bicicleta en Guadalajara se presenta algo complicado. La orografia de la ciudad no invita demasiado a optar por las dos ruedas para moverse, dadas las incómodas pendientes a salvar para casi cualquier trayecto, uno de los principales motivos de que el servicio de alquiler de bicicletas puesto en marcha de forma pionera por el Ayuntamiento resultará un fracaso, si bien ha tenido cierta aceptación en otra ciudades que lo implantaron con posterioridad. Además, parece que los proyectos de habilitar carriles bici  no ha contado del todo con el beneplácito de los usuarios  Al igual que el proyecto realizado hace ya más de un lustro no ha sido nunca del agrado de los que quieren pedalear para moverse por la ciudad, con muchos kilómetros de asfalto pintados pero sin una concepción clara de movilidad urbana, la segunda fase ahora en marcha también está siendo objeto de algunas críticas, tanto por su trazado como por sus acabados (curvas imposibles, bordillos altos, trayectos poco lógicos…).

La campaña publicitaria que explica a los vecinos como será el nuevo carril bici incide en que se trata de un proyecto más de movilidad que de ocio. Los kilómetros de carril bici existentes hasta el momento en la ciudad solamente la circundaban, sin plantear un verdadero esqueleto interno para el tránsito a dos ruedas por la ciudad sino un circuito externo más adecuado para el deporte y el ocio que para ser útil para llegar de un punto a otro. El trazado de este nuevo proyecto si incluye algunas conexiones interiores aunque siempre insuficientes para hacer de la bicicleta un medio seguro y cómodo para desplazarse por la ciudad. Como bien ha indicado el vicealcalde de Guadalajara, Jaime Carnicero, la construcción está aún en marcha y habrá que esperar hasta su puesta en funcionamiento para evaluar la resolución de las deficiencias que destacan los usuarios, tanto las estructurales como las puntuales.

Además de estas obras que pretenden dar un espacio cómodo y seguro a los usuarios de la bicicleta, también se antoja imprescindible algo mucho más complicado de conseguir, algo que no se puede sacar a concurso y adjudicar a una empresa constructora. El respecto a las distintas formas de movilidad por parte de conductores de los distintos tipos de vehículos y peatones es esencial para que cada cual pueda elegir su medio de transporte, por lo que la concienciación de cada uno de nosotros al echarnos a la calle, ya sea en bici, en autobús, en coche o andando, es lo más importante. Tanto que, de ser todos respetuosos y responsables en nuestra proceder al.volante o al manillar, ni siquiera harían falta carriles bici.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.