Sin defensa

Por David Gómez

Miguel López López, nuevo entrenador del Club Deportivo Guadalajara | Foto: Club Deportivo Guadalajara

Nuevo míster, mismos problemas. Tras una semana caótica por Guadalajara, el Dépor amargó el debut de Miguel López López en el banquillo morado con dos errores defensivos groseros e impropios de la categoría. De nuevo a domicilio, el cuadro alcarreño ofreció su imagen más pobre y sucumbió en la casa de un recién ascendido como el Club Deportivo Tarancón. Lejos de aprovechar su inercia positiva y de jugar con la ansiedad del rival (seis encuentros sin ganar), el Dépor recayó en los mismos problemas que terminaron costándole el puesto de forma sorpresiva a Javi Meléndez. Mucho tendrá que trabajar ‘Milolo’ para que su mano se note en el andar del equipo, especialmente en la parcela defensiva. Ilusión, eso sí, no le faltará.

En su primera alineación como técnico deportivista, ‘Milolo’ tiró de un 1-4-4-2 clásico con Hornero y Alberto Alonso comandando la media cancha. Atrás, Rodri era la principal novedad en el flanco derecho frente a un Alcorace que esperaría su oportunidad desde el banco de suplentes. Con esta disposición táctica, el Deportivo Guadalajara saltó al terreno de juego del Municipal con la clara consigna de no complicarse la vida. La igualdad entre ambos conjuntos imperó durante los primeros compases del encuentro. Solo un disparo cruzado de Huertas era capaz de poner algo de picante a un partido que empezaba con la cautela propia de dos equipos con mucho en juego.

No fue hasta superado el ecuador del primer período cuando ambas escuadras se soltaron definitivamente. Tuvo el Deportivo Guadalajara la posibilidad de adelantarse por medio de sus jugadores de banda. Una acción individual de Adolf terminó con un remate de Jony en el segundo palo, pero Ángel Yunta respondió en dos tiempos. Acto seguido, llegó el desastre. El cancerbero del Tarancón lanzó el balón largo, Kaoe cedió de cabeza para su portero y Alcoraz, tras un fallo de entendimiento con su zaguero, veía cómo el balón se colaba en el interior de su portería. Gol en propia. 1-0.

Buscó la reacción rápida el Deportivo, consciente de sus dificultades fuera de casa. Adolf y Jony, los más incisivos del Guadalajara durante el partido, gozaron de situaciones para igualar de nuevo la contienda. Sin embargo, fue de nuevo el Tarancón el que golpeó justo al filo del descanso. Lo hizo a costa de otro regalo defensivo de los alcarreños. Esta vez fue Rodri el que, con un resbalón, dejó a Chata solo frente a Alcoraz. Con todo a favor, el punta conquense no perdonó. El 2-0 hundió por completo las esperanzas del Deportivo Guadalajara, inoperante e incapaz de generar peligro durante toda la segunda parte. Al igual que en el primer acto, la brega en el centro del campo y la igualdad entre ambos conjuntos se impuso en el desarrollo del juego. La diferencia es que, ahora, el Dépor competía también contra una distancia insalvable.

Pese a la dificultad de la causa, los de ‘Milolo’ lo intentaron. El nuevo entrenador morado movió sus piezas del banquillo y sacó a Recine y a Cacha en el primer cuarto de hora de la segunda mitad, pero ni uno ni otro consiguieron revertir la tendencia del partido. A falta de diez minutos para el final, el Tarancón se quedaba con diez por una entrada a destiempo del lateral Javi Lozano sobre Jony. Ni por esas consiguió el Dépor darle algo de emoción al tramo final. Kaoe de cabeza, ya en el descuento, dispuso de la oportunidad más clara para acortar distancias. Sin embargo, su remate se topó con el palo. Nada le salió al Deportivo Guadalajara, que suma su cuarta derrota en seis salidas esta temporada. Cifras imperdonables para un equipo que quiere aspirar al ‘play-off’ de ascenso. Una vez más, el Deportivo se quedó sin defensa. Y ya van muchas. Demasiadas.

Paso atrás del Azuqueca en La Solana

El Club Deportivo Azuqueca llegaba lanzado a La Moheda después de su apabullante victoria en el derbi provincial frente al Club Deportivo Marchamalo. La visita a La Solana se antojaba propicia para consolidar la inercia positiva del equipo y meterse en la zona noble de la clasificación. Sin embargo, el equipo que empezó la jornada de colista frenó en seco al conjunto de Manolo Alfaro, que sacó de tierras manchegas un punto insuficiente para sus aspiraciones más ambiciosas. Pese a la relevancia del encuentro, al Azuqueca le costó entrar en el partido, quizás porque las necesidades solaneras eran mucho más acuciantes.

Sea como fuere, lo cierto es que los locales empezaron el partido como un ciclón. A los cinco minutos, Nacho ya se vio forzado a intervenir para desbaratar la primera gran oportunidad de Mini. El equipo de Manolo Sancho hacía mucho daño a la espalda de los centrales. Precisamente por ahí, los manchegos encontrarían petróleo en forma de ocasiones. En el 18′, Manuel desperdiciaba el primero de los tres mano a mano que tendría La Solana en la primera parte. Nueve minutos después, Nacho volvía a ganarle la partida a Mini. La misma historia sucedió en el 36′, cuando el cancerbero ya se había erigido como el gran protagonista del partido.

Mientras el Azuqueca hacía aguas a su espalda, los chicos de Alfaro sí eran capaces de generar peligro en ataque. Entre tanta oportunidad solanera, Jonás Basso fue el primero en inquietar los dominios de Monreal con un zapatazo que desvió el portero de forma acrobática. Sin embargo, la más clara llegó en el 38′ con un remate de Pancorbo que Sancho sacó bajo los palos. El inicio del segundo período no cambió en exceso el guion de la contienda. La Solana, más intensa, generaba más oportunidades que un Azuqueca adueñado del balón pero falto de oportunidades.

En los primeros minutos del segundo período, Miguel Fuentes tuvo la oportunidad de ser el verdugo de su ex equipo, pero erró en su definición dentro del área con todo a favor para marcar. La Solana acusaba la falta de pegada mientras el Azuqueca crecía poco a poco en el partido. Los cambios de piezas de Manolo Sancho no surtieron el efecto deseado y el dominio territorial pasó a ser de los azudenses. En el 54′, Matas tuvo en su pie el 0-1, pero su disparo lo repelió el travesaño. El resto de la segunda mitad fue un dominio permanente del Azuqueca, aunque sin premio. Pudo encontrarlo a seis minutos del final en un libre directo que se coló en la portería local sin que nadie la tocara. Pero, de forma inexplicable, el colegiado anuló el gol por fuera de juego. El grosero error del colegiado privó a los rojinegros de empatar a puntos con el Deportivo Guadalajara en la clasificación liguera y asomarse ya a la cabeza de la tabla.

Miguel Pérez pone fin a la sequía

La plantilla del Marchamalo apoyando a su capitán, Dani Martín, por su lesión en la rodilla | Foto: SER Deportivos Guadalajara

Por fin. El Club Deportivo Marchamalo acabó con una racha de cuatro derrotas consecutivas derrotando por la mínima en La Solana al Villacañas. Después de un inicio temporada ilusionante, una serie de malos resultados, unidos a los dos varapalos en los derbis, habían dejado al cuadro de ‘Nito’ Alonso en una situación notablemente delicada. Sin Cheki ni Illana por sanción ni su capitán Dani Martín por su grave lesión de rodilla, el Marchamalo recibía al Villacañas con la imperiosa necesidad de ganar. Tal vez esa urgencia, unido al pésimo estado del césped, contribuyó a ver un partido mucho más feo de lo que el aficionado gallardo está acostumbrado a presenciar.

Pese a las dificultades, el Marchamalo presentó batalla. Casi siempre lo hace. Ante las bajas, Aitor Rubio se echó el equipo a la espalda. La primera oportunidad clara del partido corrió a cargo del ‘9’, que caracoleó dentro del área y sacó un duro disparo que repelió Rodrigo. Rober, en el rechazo, no pudo materializar la chance. Por más que Aitor se mostrara superlativo en el frente de ataque, al Marchamalo no le bastaba con una gran actuación de su punta. La falta de fluidez en su juego hacía crecer al Villacañas, que trataba de jugar con los nervios locales y esperaba agazapado su oportunidad. En una de esas opciones, Juli intervino con acierto para evitar que un gran tiro de Capelo se convirtiera en el 0-1.

La segunda parte fue todo lo contrario. Si el Villacañas había sido capaz de contener al Marchamalo durante la primera parte, se desbordó en la segunda. Nada más salir de los vestuarios, los gallardos reclamaron un penalti sobre Rober y vieron cómo el colegiado le anulaba un gol a Dani Cabanillas de forma muy rigurosa. Aquello sería un pequeño aperitivo del asedio que vendría después. Durante toda la segunda mitad, el Marchamalo cercó la portería del Villacañas. Las ocasiones llegarían por todas partes, pero no fue hasta el tramo final cuando el equipo local encontró el merecido premio del gol. Sería en el 81′, cuando Miguel Pérez se sacó una magistral volea con la pierna mala para batir a Rodrigo. Su disparo era el triunfo de la justicia, tan desdichada en esto del balompié. Esta vez, en La Solana, le sonrió la fortuna. Ya era hora.

Berta mantiene al Dínamo en lo alto

No hay nadie capaz de frenar al Dínamo Guadalajara. Da igual el tipo de partido que se le presente. En Salamanca, las verdinegras se encontraron abundantes dificultades para doblegar a un correoso Club Deportivo Salamanca Fútbol Femenino. Sin embargo, las chicas de Alberto Mendoza tiraron de oficio, supieron esperar su momento y golpearon justo cuando el reloj ya no daba más tiempo para reaccionar. No se trataba de una visita factible, pues el Vicente Del Bosque se ha convertido en uno de los estadios más difíciles del Grupo V de la Segunda División Femenina. No en vano, de los cuatro partidos que se han disputado en ese feudo, solo el Parquesol había sido capaz de sacar los tres puntos tras un partido loco. El resto se habían saldado con triunfo local, incluida la goleada salmantina (4-1) a todo un Atlético de Madrid B.

Pero nada de eso amedrentó al Dínamo. Desde el comienzo, las alcarreñas compitieron de tú a tú al cuadro castellano-leonés y no tardaron en imponer su estilo de juego. En el primer cuarto de hora, Teresa Fernández dispuso de una gran ocasión para adelantar a las suyas, pero su remate al centro de Nieves Ibáñez se marchó ligeramente desviado. Con el paso de los minutos, el Dínamo se fue acomodando en campo rival ante el repliegue intensivo de las locales. Lucía Delgado y María Barrios lo probaban desde lejos, pero el Salamanca resistía bien las acometidas de las visitantes.

La reanudación no cambió en exceso el guion del primer acto. Un Dínamo más persistente que su rival trataba de buscar con ahínco la portería salmantina sin excesivo peligro. El paso del tiempo hacía presagiar que sería un partido resuelto por detalles. No se precipitaron las verdinegras, que aprovecharon las numerosas bajas del cuadro local para mermarlas físicamente y asestar el golpe final. Fue una táctica tan inteligente como efectiva, pues las de Guadalajara encontraron el gol de la victoria en los últimos compases de la contienda. A los 80 minutos de juego, Nieves Ibáñez colocó un saque de esquina preciso hacia Berta Tabernero. La mediocentro dinamista no perdonó. Una vez más, la estrategia le funcionó al Dínamo, que se mantiene 2º con 22 puntos. Este domingo, las verdinegras se medirán en el Jerónimo al Parquesol en un duelo decisivo por los puestos de ascenso a Primera División B.

La fe del Guadalajara asalta O Gatañal

Dicen que la fe mueve montañas. En el caso del Quabit Guadalajara, gana partidos de infarto como el de este pasado fin de semana en Cangas de Morrazo. Durante todo el encuentro, el equipo de César Montes se vio por detrás en el luminoso, llegando a estar a cinco goles de diferencia. Sin embargo, el corazón inquebrantable de los morados terminó volteando el marcador con un imponente 2-8 de parcial en el último tramo del encuentro. Comenzó espeso en ataque el equipo alcarreño, aunque bien sostenido atrás por el acierto de Hombrados bajo los palos. Sin embargo, la escasa fluidez ofensiva de los morados se fue notando poco a poco en el marcador.

Falto de ideas, el Guadalajara apenas acumulaba 5 dianas en los primeros 15 minutos de partido. La poca claridad ofensiva del equipo forzó a César Montes a detener el crono justo cuando Suso Soliño estableció en el 9-5 en el marcador. El tiempo muerto apenas surtió efecto, pues rápidamente el Cangas alcanzó su máxima diferencia en el partido (13-8, min.24). Chema Márquez y Nacho Moya frenaron la sangría en los últimos minutos del primer acto, pero ninguno de los dos pudo evitar que el partido se marchara con un preocupante 14-10 a los vestuarios.

Tras el paso por los vestuarios, el Quabit estaba obligado a reaccionar. Parecía conseguirlo con dos goles de entrada de Serradilla y Nacho Moya, pero fue solo un espejismo. Javi Díaz detenía cada lanzamiento que le llegaba y, con ello, las aspiraciones moradas de remontar el encuentro. Gracias a su guardameta, el Cangas conseguía mantener a raya la diferencia con el Guadalajara. A medida que se acercaba el final del partido, César Montes decidió tomar una decisión drástica. El técnico cordobés cambió a una defensa abierta y el ataque morracense colapsó. En once minutos, los locales apenas anotaron dos dianas. Ello, unido a la inspiración alcarreña, permitieron al Balonmano Guadalajara voltear el marcador a falta de minuto y medio para la conclusión. Víctor Vigo, en una acción de pizarra, sentenció una enorme victoria que asienta al Quabit en el 8º lugar de la tabla con 9 puntos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.