180 años

2018.11.18 Museo Gu.

Interior del Museo de Guadalajara. // Foto: http://www.castillalamancha.es

Por Fernando Aguado Díaz *

Parece mentira pero ya ha pasado un lustro desde el último gran aniversario del Museo de Guadalajara. Se lo contaba desde esta misma tribuna en “175 años del Museo de Guadalajara: el Museo provincial ante el espejo”. Cuando uno se hace mayor el transcurso de cinco años realmente tiene poca trascendencia en su devenir vital, tanto más si el protagonista de este camino es una institución que ya cuenta con ciento ochenta primaveras. Y pudiera parecer que es así releyendo el citado artículo, ya que el diagnóstico de la situación del Museo viene a ser el mismo que el que se expuso entonces.

Sin embargo, este último trecho del trayecto ha resultado ser especialmente convulso, un período digno de las etapas más oscuras de la historia de nuestra institución: crisis económica, reducción drástica de personal, declive presupuestario, subida espectacular del precio de entrada y acceso a los servicios museísticos, desplome del número de visitantes… Pese a todas estas dificultades el Museo ha logrado ampliar su oferta expositiva con el montaje de una nueva área permanente en las Salas de los Frescos dedicada a la interpretación del palacio del Infantado, y con la apertura de una nueva sala para exposiciones temporales, el antiguo Salón de Linajes.

También hemos visto a nuestros vecinos ilusionarse con la presentación de la candidatura del Palacio del Infantado a ser declarado por la UNESCO como Patrimonio Mundial, proyecto del que nunca más se supo, y ponerse en pie de guerra ante al proyecto del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes que pretende construir una vivienda de casi 400 m2, que sería utilizada de forma privativa por la Casa señorial del Infantado; o  indignarse por el cierre del edificio ante la detección de una patología estructural grave, que finalmente resultó estar localizada en una sola zona del Palacio, la Galería de Poniente, por lo que tras casi seis meses de cierre hemos podido volver a abrir recientemente.

Y el Museo acapara de nuevo el interés informativo y la atención de la ciudadanía cuando se ha hecho público que el Ministerio ha vuelto a tener en consideración el Plan Museológico redactado por el equipo técnico del Museo y a plantearse su puesta en marcha.

¿Pero qué es realmente ese Plan? Pues se trata ni más ni menos que de un documento en el que se definen de forma exhaustiva todas las cuestiones relativas al pasado, presente y futuro de la institución, su evaluación actual, los planes de futuro, las exigencias en materia de conservación de las colecciones, los servicios públicos que se quieren ofrecer, las necesidades de personal y presupuestarias, el contenido de su exposición permanente, la línea argumental de las exposiciones temporales y de las actividades culturales que se realizarán en el futuro, el conjunto de espacios que el Museo debe disponer: salones de actos, laboratorios de restauración, salas para investigadores, talleres para actividades culturales y didácticas, aulas para cursos, biblioteca, cafetería, tienda…

Nuestra intención es volvernos a enganchar al tren de la museología actual en la que un centro museístico viene a ser un potente centro cultural y patrimonial en el que el principal protagonista es el público. Convertir la visita en una experiencia multisensorial de disfrute estético del edificio y de las colecciones, un viaje de aprendizaje y sensibilización sobre el patrimonio cultural, un espacio de encuentro y reflexión sobre el arte, la historia, la vida, el pasado, lo que cambia, lo que permanece, sobre nosotros, ayer, hoy y mañana, un escenario de excepción para la creación y contemplación de las artes plásticas y escénicas, la música, la danza, la gastronomía… y los cuentos. Y poder lucir y explicar de forma adecuada nuestro edificio, nuestro palacio del Infantado, el orgullo de toda la ciudadanía.

Felicidades, Museo, por tus 180 años. Felicidades, Guadalajara.

(¡Y no os olvidéis del Museo los otros restantes 364 días, por favor!)

2018.11.18 Fernando Aguado

Fernando Aguado

 (*) Fernando Aguado Díaz es licenciado en Humanidades por la UCLM. Ha trabajado en los museos de Santa Cruz y Sefardí de Toledo. Desde 2003 dirige el Museo de Guadalajara. Ha publicado varios artículos sobre la historia del Museo de Guadalajara y ha colaborado en algunos trabajos sobre el Patrimonio cultural de la provincia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.