Correctivo humillante

Por David Gómez

Alberto Alonso y Óscar Cabo en un lance del partido frente al Atlético Albacete | Foto: Aúpa Alba

El Club Deportivo Guadalajara ha dado un paso atrás. Si normalmente los cambios de entrenador sirven para estimular a los equipos, en el caso del cuadro morado ha sucedido exactamente lo contrario. Pese a las debilidades defensivas mostradas por el plantel durante el primer tercio de la temporada, el equipo de Javi Meléndez se había hecho fuerte en casa y había empezado a ganar. Ahora, tras tres semanas con Miguel López López, los problemas defensivos persisten y tanto el juego como los resultados son notablemente peores. Tan solo un punto de los últimos nueve, con un gol a favor y seis en contra, resumen el bagaje de ‘Milolo’ en sus primeras semanas como técnico alcarreño.

Ayer fue la gota que colmó el vaso. El Dépor, ese que hace no tanto se erigía como la referencia futbolística de Castilla-La Mancha, recibió un humillante correctivo del Atlético Albacete. El filial manchego maniató a su antojo a un sumiso Guadalajara, incapaz de generar peligro y de frenar las acometidas locales. Las abundantes carencias del Deportivo quedaron al descubierto desde los primeros minutos, cuando un grosero error en las marcas permitió a Lado empujar el balón solo tras una prolongación de Álvaro García. Apenas habían transcurrido cuatro minutos, pero aquello solo era un anticipo de lo que vendría. En el 11′, Alvarito recibió un pase filtrado y definió con precisión en el mano a mano ante Korolev. 2-0. Ver para creer.

El Dépor ni estaba ni se le esperaba. Solo Korolev evitaba que el resultado adquiriera unas dimensiones sonrojantes. De no ser por las intervenciones del guardameta ruso, esta crónica estaría hablando de un marcador vergonzante. Aunque la imagen, de por sí, ya lo fue. El caso es que Lado primero y Ángel Moreno después gozaron de buenas opciones para incrementar la renta. No pudieron, pero el ‘Alba’ siguió manejando como quiso los tiempos del partido. No habría noticias del Dépor en ataque, para variar. Coladero en defensa, insulso en ataque. De fútbol, nada de nada. En ese monólogo albaceteño, Castillo tuvo de nuevo la opción del 3-0, pero su remate fue desviado por un Korolev imperial.

El paso por los vestuarios hizo que Miguel López López revolucionara al equipo. Abandonó el sistema de tres centrales con dos carrileros y dio paso a De la Cuerva y a Hornero. Rápidamente, al Deportivo le crecieron las esperanzas de sacar algo positivo de la Ciudad Deportiva Andrés Iniesta. En solo 50 segundos, el colegiado Rosado Montero expulsó a Ángel Moreno por doble amonestación. Así pues, los morados tendrían toda la segunda mitad en superioridad para reducir las distancias. Ni se acercaron a ello. Igual que sucediera contra el Toledo, el Dépor jamás dio la sensación de estar con uno más. De hecho, los males se incrementaron para los visitantes cuando, en el 58′, Yaimil hacía el 3-0. Game over.

Una hora después, el Dépor consiguió tirar entre los tres palos. Sin peligro, eso sí. Los morados solo inquietarían a Darío Ramos en el tramo final, cuando Ghabbour remató al larguero tras un centro desde la derecha. Otro remate del central y un tiro cruzado de Samu completaron la pésima producción ofensiva del Guadalajara, que se sitúa 10º con 18 puntos tras esta derrota. Mucho tendrán que reflexionar ‘Milolo’ y los hombres para sacar adelante una temporada condenada al ostracismo en la media tabla. Esa es, por desgracia, la cruda realidad.

Álvaro Antón deja sin premio a un buen Azuqueca

FOTO: Laura Pérez (CD Toledo)

Imagen del partido entre el Toledo y el Azuqueca | Foto: Laura Pérez (Club Deportivo Toledo)

El Club Deportivo Toledo se resarció de su empate en el Pedro Escartín con un triunfo de mérito sobre el Club Deportivo Azuqueca. El cuadro de Manu Calleja se impuso por la mínima al conjunto rojinegro gracias a un sublime disparo de falta de Álvaro Antón. El ex jugador del Dépor fue el salvavidas de un Toledo incapaz de imponer su condición de local en el Salto del Caballo. En un feudo complicado, los chicos de Manolo Alfaro corroboraron las buenas sensaciones que llevan mostrando las últimas jornadas. Comenzó fuerte el Azuqueca con un remate de Corral a la salida de un córner que se marchó lamiendo el palo. Acto seguido, el Toledo respondió con una gran jugada colectiva que culminó Álex Pérez sin acierto. Nacho evitó males mayores.

El choque presentaba una confrontación de estilos diferentes. Mientras el Azuqueca dominaba el juego asociativo, el Toledo buscaba permanentemente el fútbol directo. En ese intercambio de golpes, Rubén Moreno estuvo a punto de encontrar petróleo, pero su disparo rebotó en Rubén Gómez y se marchó a córner. Sin embargo, la mejor opción del partido corrió a cargo de Sergio Pancorbo. El capitán azudense hizo acto de presencia en el partido y, con un tremendo testarazo, obligó a Machuca a lucirse para evitar el 0-1. Fue la ocasión más clara del primer acto, aunque Ramiro dispondría después de un libre directo que no sorprendió al guardameta toledano por poco.

La reanudación sirvió para acrecentar el dominio del Club Deportivo Azuqueca. Los visitantes salieron dispuestos a aprovechar la ansiedad del Toledo y se hicieron con el dominio completo del juego. Durante todo el segundo acto, el balón solo tuvo un color: el rojinegro. En ese monólogo de posesión, el Azuqueca se encontró cómodo y tuvo opciones para anotar. En el 67′, Pancorbo rozó el 0-1 con un disparo a centro de Néstor. Sin embargo, su tiro lamía el poste del arco de Machuca. A medida que los minutos pasaban y el dominio del Azuqueca se incrementaba, la hinchada local se impacientaba. En una tesitura que parecía inmejorable, apareció Álvaro Antón. Desde 35 metros, el burgalés sacó su guante y la colocó donde Nacho nunca podría llegar.

El sorpresivo tanto dejó al Azuqueca sobre la lona. Lo intentó a la desesperada el equipo de Alfaro, especialmente con balones colgados a la cabeza de Pancorbo. En el tiempo de descuento, Corral tuvo el empate en un disparo desde la frontal. Sin embargo, Machuca no quiso dejar escapar tan valiosa victoria. Así pues, el Azuqueca se marchó de vacío de la capital castellano-manchega, aunque permanece como primer equipo de la provincia de Guadalajara con 18 puntos, los mismos que el Deportivo Guadalajara.

El Villarrubia resiste al ímpetu del Marchamalo

El Club Deportivo Marchamalo sumó su cuarta derrota de la temporada en La Solana pese a competir hasta el final contra el Formac Villarrubia. Los hombres de ‘Nito’ Alonso plantaron cara a uno de los ‘cocos’ de la Tercera División y se mostraron muy combativos durante toda la contienda, pero no fue suficiente para doblegar al cuadro blanquiazul. Rápidamente, tanto marchamaleros como villarrubieros se encontraron con una dificultad añadida: el césped. Las lluvias caídas durante toda la semana habían dejado el terreno de juego de La Solana en un estado muy delicado, lo que se evidenció en el desarrollo del encuentro. Las dificultades que presentaba el verde perjudicaron más al estilo local, sustentado en el buen trato del balón y el desborde por las bandas.

En este contexto, Marchamalo y Villarrubia se vieron forzados a abusar del juego directo y las segundas jugadas. Ahí, el partido se convirtió en un toma y daca del cual el Marchamalo salió mal parado. Y eso que las mejores ocasiones corrieron a cargo de los locales. Lucas Nitz se erigió como el jugador más desequilibrante del partido y gozó de un par de opciones para anotar. Sin embargo, el Villarrubia hizo gala de su eficacia en la primera ocasión que tuvo. Justo al filo del descanso, Nando Copete recibió el balón y asistó rápidamente a Fernando para que este completara un maravilloso contraataque. 0-1 y a los vestuarios.

El gol psicológico dejó muchas secuelas en el Marchamalo. Con el terreno de juego cada vez peor, la empresa de la remontada se antojaba muy compleja. Las circunstancias complicaban demasiado la posibilidad de generar oportunidades y de inquietar a un Villarrubia bien parapetado atrás. Así pues, los de ‘Nito’ Alonso solo encontraron la posibilidad de generar peligro a través de balones colgados y de la pelota parada. No fue suficiente, pues los ciudadrealeños se defendieron con uñas y dientes. Ni la alta presión local ni la incursión de hombres de ataque como el recientemente fichado Iván Labrado dieron sus frutos. Al final, el Villarrubia terminó desquiciando al Marchamalo y dejando a los verdillos 15º en la clasificación con 16 puntos, tres por encima del descenso.

El Parquesol baja al Dínamo de la cabeza

El Dínamo Guadalajara cayó derrotado como local por primera vez en toda la temporada. Las verdinegras acusaron el parón de selecciones y perdieron por la mínima en el duelo directo por el ascenso frente al Club Deportivo Parquesol de Valladolid. El cuadro naranja mostró sus credenciales para pelear por los puestos de acceso a Primera División B y asaltó uno de los feudos más complicados de la categoría. Sin embargo, el Dínamo vendió muy cara su derrota en una segunda parte donde las chicas de Alberto Mendoza merecieron mucho más.

Sobre el césped del Jerónimo de la Morena había mucho en juego. Dos de los equipos punteros del Grupo V de la Segunda División Femenina se veían las caras. La igualdad mostrada por los equipos de la parte alta de la clasificación ha convertido cada enfrentamiento directo en un duelo fratricida. Por ello, el respeto de ambos conjuntos se hizo patente durante gran parte del primer período. Ninguno de los dos equipos quería arriesgar en exceso, más allá de alguna oportunidad residual. Poco a poco, el partido fue abriéndose y los dos conjuntos empezaron a enseñar sus armas. Mimi Rangel amenazaba a la media hora con un disparo que rebotaba en la defensa y se marchaba a córner. Un minuto después, Carla respondía con un gol tras un envío de esquina. El Parquesol se adelantaba en el luminoso.

El 0-1 hizo mella en el Dínamo, que sufrió en el último cuarto de hora del primer tiempo. Fue entonces cuando el Parquesol, en estado de gracia, olió sangre y se lanzó a por el segundo tanto. Pese a las acometidas pucelanas, las chicas de Alberto Mendoza lograron superar el mal trago y minimizar los daños de cara al segundo acto. El descanso le vino fenomenal al Dínamo, que salió al terreno de juego con otra cara y se comieron al Parquesol. Lo que antes era una presión alta de las naranjas ahora se había convertido en un derroche de corazón dinamista.

Con más corazón que cabeza, las verdinegras acorralaron al Parquesol. Las vallisoletanas trataban de salir a la contra, pero terminaron defendiendo con todo su valiosísimo botín. Finalmente, el acoso y derribo del Dínamo no se tradujo en ocasiones claras y el Parquesol se llevó de Guadalajara tres puntos que lo aúpan a la segunda posición. El Dínamo, por su parte, pierde el 2º lugar de la tabla y se sitúa 5º con 22 puntos, fuera de los puestos de acceso a Primera División B.

Un Guadalajara sin Chema Márquez rompe su racha en Santander

El Balonmano Guadalajara llegaba enrachado en su visita al Pabellón La Albericia de Santander. Las buenas sensaciones ofrecidas frente al Benidorm invitaban a pensar que el Quabit sería capaz de prolongar su gran estado de forma sumando una nueva victoria en la Liga ASOBAL. Sin embargo, los morados sí echaron en falta esta vez a Chema Márquez, su gran goleador, pues los alcarreños se mostraron muy erráticos en ataque. Ello obligó al cuadro de César Montes a ir siempre por debajo en el marcador. Sin embargo, a diferencia de lo sucedido en Cangas del Morrazo, el equipo arriacense no pudo voltear el resultado.

Los primeros compases del encuentro estuvieron marcados por el acierto de los porteros y la dificultad de ambos conjuntos para superar el 6-0 de su rival. No fue hasta el primer cuarto de hora cuando el Balonmano Sinfín, comandado por un Torrico excepcional, abrió diferencias con un parcial de 3-0 que obligaba a César Montes a detener el cronómetro. El tiempo muerto sirvió para que el técnico cordobés ajustara la defensa y diera entrada a Antonio Serradilla y a Alberto Sanz en ataque. En principio, la solución funcionó. En apenas cinco minutos, el Guadalajara había recuperado la distancia perdida (9-9, min.22). Sin embargo, los errores en el pase y una doble exclusión a Serradilla y a Jaime Gallardo devolvieron la máxima diferencia al electrónico (14-11, min.30).

La segunda parte siguió por los mismos derroteros que la primera. Tanto el Balonmano Sinfín como el Balonmano Guadalajara tuvieron amplias dificultades para anotar. De hecho, el acierto de Hombrados bajo los palos no fue materializado por sus compañeros en ataque. Las concesiones ofensivas del Quabit permitieron respirar tranquilo al cuadro cántabro, que estabilizó la distancia en tres dianas y llegó a incrementarla con otro tanto de Torrico (19-15, min.44). Tras un nuevo tiempo muerto de César Montes, Adrián Eceolaza saltó a la pista en busca de un revulsivo que agitara el partido. Pese a que la actuación del guardameta suplente fue notable, la falta de efectividad del Guadalajara en los momentos claves impidió que los morados se colocaran a un tanto. Así pues, el Balonmano Sinfín consiguió vivir el tramo final sin excesivo nerviosismo y deja al Guadalajara 9º con 11 puntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .