El Rey en Alcolea

Felipe VI pasando revista a los agentes junto al Ministro del Interior y el Presidente de Castilla-La Mancha. // Foto: Europa Press

Por Álvaro Nuño.

El Rey Felipe VI, acudía esta semana en Alcolea del Pinar al acto oficial de reapertura del Cuartel de la Guardia Civil de la localidad, que dará servicio de nuevo a este y a todos los pueblos de esta zona de Guadalajara. En su visita, Su Majestad se ha interesado por el trabajo que desarrollan los 40 agentes que volverán a prestar servicio en esta extensa zona de la provincia cerrado “erróneamente” en enero del año 2013 y reabierto felizmente tras las protestas llevadas a cabo por los vecinos tras una oleada de robos, y que fueron atendidas de manera diligente por los responsables de todas las administraciones públicas. Durante su visita al cuartel, Su Majestad ha tenido la oportunidad de departir unas palabras tanto con los agentes que volverán a prestar servicio en la Agrupación de Tráfico, como con los guardias civiles rurales que se vieron forzados a abandonar este servicio aún antes que sus compañeros. A estos les acompañaban sus familiares, que han vuelto también a residir en esta localidad, permitiendo la reapertura también de la escuela y de varios comercios locales.

A su llegada a las instalaciones, allí le esperaban el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, la alcaldesa de la localidad, Carmen Rojo, el delegado del Gobierno en la comunidad, Manuel González, y el subdelegado, Ángel Canales. Todos ellos celebraron la reapertura del Cuartel de Alcolea del Pinar y prometieron ante el Jefe del Estado mantener la colaboración entre sus diferentes administraciones para extender el apoyo a las zonas rurales más despobladas con el fin de hacer llegar todos los servicios públicos a sus vecinos.

El rey pasó revista a los miembros de la Benemérita acompañado del presidente de Castilla-La Mancha y del ministro del Interior, descubriendo una placa en el exterior en la que se puede leer: ‘Su Majestad el Rey reinauguró las instalaciones de esta Casa-Cuartel de Alcolea del Pinar”, arropado por los aplausos de los vecinos de la localidad y de una decena  de pueblos cercanos y que, durante el pasado, también se apostaron en la puerta de este mismo edificio -ahora perfectamente rehabilitado gracias a una cuantiosa y necesaria inversión de las administraciones estatal y regional- pero, en ese caso, para protestar por su cierre y por la grave oleada de robos que sufría la zona ante la ausencia de agentes de la autoridad que velaran por su seguridad, un derecho reconocido en el artículo 17 de la Constitución Española.

Su Majestad presenció una demostración de las funciones que cumplen estos guardias civiles, tanto en la Agrupación de Tráfico, velando por la seguridad en las carreteras, como en las patrullas rurales, todas ellas perfectamente pertrechadas para acudir lo más rápidamente posible cuando sean requeridas, además de llevar a cabo una labor de patrulla continua con el fin de prevenir los robos que se han venido denunciando en esta zona “y que no se volverán a repetir. No volveremos a tardar en venir dos horas tras una denuncia” se comprometió el delegado del Gobierno, Manuel González, ante los alcaldes de la zona. Por su parte, el subdelegado en la provincia les pidió disculpas por esta circunstancia y por haberse limitado a pedirles en el pasado “paciencia y confianza” mientras el Ministerio reconocía ya en 2017 un déficit de 140 agentes en la plantilla de la Comandancia de Guadalajara.

“Tenéis derecho a dormir tranquilos y a comprobar cuando os despertéis que esa noche, mientras dormíais, no os han desvalijado la casa, a sentir la seguridad que sienten otros ciudadanos; tenéis derecho a salir a la calle, a llegar a casa y encontrarla de la misma manera en que la dejasteis. Tenéis derecho a no seguir siendo un cero a la izquierda, ni la parte más baja de las estadísticas”, dijo el Rey Felipe VI mirando a la cara a los alcaldes de la zona de Sierra Ministra y recogiendo algunas de las frases del “Manifiesto de los pueblos olvidados“, leído al finalizar la manifestación del pasado sábado, 8 de diciembre.

“A partir de ahora, van a cambiar las prioridades, no se cerrarán cuarteles, vendrán más efectivos, agentes y coches circulando por la provincia velando por vuestra seguridad, ¡la de nuestros mayores! y no sólo buscando nuevas infracciones que recaudar” terminaron afirmando las máximas autoridades presentes ante los cientos de ciudadanos residentes en la zona y presentes en el acto. “No sólo nos vamos a gastar el dinero en blindar Madrid con 4.000 agentes para evitar disturbios en un partido de fútbol jugado por dos equipos argentinos, o en proteger a mis compañeros para poder celebrar un Consejo de Ministros en el centro de Barcelona, aseguró el titular de la cartera de Interior.

El acto se cerró con el izado de la bandera en la fachada del cuartel al son del himno de España y con la degustación de unas migas populares en las que el rey demostró una vez más ser digno sucesor de la campechanía demostrada por su padre, lo que obligó también al resto de representantes políticos a atarse la servilleta al cuello y disfrutar del resto del día fuera de sus despachos en Guadalajara, Toledo y Madrid, disfrutando del aire puro de la llamada España vacía.

Nota del autor: Querido lector, seguramente se habrá quedado boquiabierto leyendo este artículo con asombro. Efectiva y lamentablemente el Rey no acudió a reabrir el Cuartel de la Guardia Civil de Alcolea del Pinar esta semana, sino al acto del 40 aniversario del GEO de la Policía Nacional en Guadalajara capital. He querido hacer aquí un ejercicio de ficción entre lo real y lo deseable. Alguno de los aspectos que aquí se narran sí son ciertos, pero los he trasladado de lugar. Eso no significa que esto mismo no pueda ocurrir en un futuro que, esperemos, no sea lejano. “¡Ojalá!” estarán exclamando muchos vecinos de la zona de Alcolea, que viven con miedo la situación de inseguridad que está sufriendo, con numerosos robos y la ausencia de la Guardia Civil. Los habitantes de nuestros pueblos tienen tantos derechos como los de las zonas urbanas, y las administraciones y sus responsables deben velar y trabajar para garantizárselos. Aunque no se lo diga el Rey.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.