Navidades institucionales

residentevil-resivil-cuando-llegas-pedo-a-la-cena-de-nochebuena-25367237.pngPor Patricia Biosca

Ya no hay tantos anuncios de juguetes como antes porque el consumo de la televisión se ha hecho más personalizado: la publicidad infantil está destinada a los canales para menores, en los que siempre es Navidad independientemente de la fecha del año. Los niños piden y piden mucho más allá del aguinaldo y, como consecuencia, la sociedad se tiene que guiar del momento del Nacimiento a través de los anuncios de colonias y de turrones, lo que despista un poco. Aún así, siempre nos queda la Lotería que reparte El Gordo, que siempre nos ilusiona unos días antes al hacernos pensar en el “¿y si…?” para luego devolvernos a la cruda realidad y el “otro año que no me toca… al menos tengo salud”. Y, de repente, se presenta el 24. Como cada año, casi sin variación y sin escape.

Las neveras se han llenado para días en los que las bacanales están permitidas e incluso se premian. Nos juntamos con la familia, más por ritual que por gusto, con ese “es una vez al año”, resignados a la batalla con el cuñado y rendidos a los villancicos. Hay quien lo ama, hay quien lo odia, pero todos participamos hasta el punto de tener burocratizada una mentira que nunca se ha sostenido a los ojos de nuestros hijos. Ya crecerán y verán la cruda realidad.

Para muchos, lo mejor de la Navidad, aparte de los regalos, son los vermús. Decía mi amigo Waka que se ha institucionalizado hasta el punto de alianzas entre bares, escenarios en medio de la calle Mayor, vasos de plástico, masificación. Estoy de acuerdo y así lo dije el año pasado por estos mismos dominios. Mi cabeza no recuerda salir a las 12 con la familia de bar en bar, sino escaquearme de poner la mesa de la cena a las 7 de la tarde con una visita a los puestos a comprar bengalas y pitillos que explotan (bendita inconsciencia de los 80 con el fuego y los petardos). Ahora la comida en familia se ha transformado en la comida en vaso, acompañada de unos pinchos de entremeses del Mercadona con queso de untar si tienes suerte, gente por doquier y nada de sitio para sentarse y amenizado con la misma música que ha sonado todo el verano a todo trapo por la calle. Y, luego, vuélvete a casa e intenta actuar normal.

La nueva moda del vermú ha llegado para quedarse y también tiene cosas muy buenas (sí, hasta yo las veo). Por ejemplo, el hecho de estar todos concentrados casi como ratas en el centro hace que se produzca ese fenómeno que tenía lugar cuando éramos jóvenes y todos salíamos: encontrarte sí o sí a todos tus conocidos viernes y sábado. El sentimiento de flirteo de aquellas épocas se torna en uno más nostálgico (y de “chumeteo” también) al ver gente que hacía un año o más con la que no coincidías. Esto es, a mi juicio, un paso adelante, por lo que les quiero pedir a los Reyes Magos que realmente sea una excusa para encontrarse y no para tajarse sin más, que para eso tenemos la Feria de Abril inventada con farolillos y calesa incluidos.

Los más prudentes (que son pocos), se tomarán una y se irán a casa. La mayoría se retirarán en cuanto la claridad desaparezca y haya caído algún que otro digestivo para bajar el poco pan duro y los palitos de cangrejo de la primera y última tapa. Otros pocos a las ocho de la tarde irán dando eses por la calle Mayor de camino a sus casas, provocando miradas inquisitivas y que sus madres les digan “¡vienes guapo!”. Sea como sea, feliz Navidad a todos, incluso a los que no salen de vermú. Y feliz resaca para quien la tenga este 25 (fun, fun, fun).

 

FDO. El Grinch cabanillero de la Navidad al que podrán ver por el vermú aunque luego reniegue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.