Caída libre

Por David Gómez

Domenech colgando un balón al área durante el Calvo Sotelo Puertollano-Deportivo Guadalajara | Foto: Club Deportivo Guadalajara

El Club Deportivo Guadalajara ya está en el abismo. Era cuestión de tiempo que uno de los tres de abajo sumara un punto más que los morados y los rebasara en la tabla. Así sucedió esta jornada, donde el triunfo por la mínima del Almagro frente al Quintanar del Rey colocó a los alcarreños en los puestos de descenso a Regional Preferente. Mientras tanto, el equipo dirigido por Sergio Zanetti continúa su caída libre. El Dépor cosechó en Puertollano su octava derrota seguida (1-0), sexta desde que el preparador argentino está sentado en el banquillo del Pedro Escartín.

La última victoria se extiende ya a más de tres meses atrás, cuando el Guadalajara de Javi Meléndez se impuso a La Solana en la jornada 11 por 1-0. Por entonces, el Deportivo estaba a un punto de la fase de ascenso. Doce partidos y dos entrenadores después, se sitúa a dos puntos de la salvación. O seis, puesto que el virtual descenso del Conquense a Tercera arrastraría al 17º a Preferente. La lenta pero imparable agonía deportivista sumó un capítulo más en el Ciudad de Puertollano. Zanetti volvió a revolucionar el once en busca de un equipo tipo que le ayude a salir de esta situación crítica. El técnico morado recuperó el 1-4-2-3-1 con Alonso y Hornero en el doble pivote y con cuatro de los fichajes invernales en la zona ofensiva (Cristofer, Domenech, Juanra y Brian de ‘9’).

Tal y como sucedió en Madridejos, el Deportivo Guadalajara ofreció una imagen más positiva en los primeros 45 minutos. Sin grandes ocasiones -tampoco se pueden pedir peras al olmo-, el Dépor dominó al Calvo Sotelo y gozó de algún que otro acercamiento interesante durante el primer período. En apenas un minuto, el Dépor dispuso de una buena oportunidad en las botas de Juanra tras una gran jugada combinativa. La igualdad imperaba en el juego, pero era el Dépor el que se acercaba con más peligro en el primer cuarto de hora. Brian, en el 14′, obligó a Kike Reguero a intervenir con un potente disparo. Acto seguido, los locales replicaron con una vaselina de Abraham. Sin embargo, Mauro Alcaraz reaccionó bien para evitar el tanto.

Después de un tramo de imprecisiones en el pase, el Dépor mostró su mejor versión pasada la media hora. Fue en esa fase del encuentro donde los morados dispusieron de su mejor oportunidad en el partido. Cristofer tuvo en sus botas el 0-1 con un tiro que forzó a Kike Reguero a realizar una gran estirada. El Calvo Sotelo supo sufrir en los últimos compases del primer acto, de manera que ni manchegos ni alcarreños se marcharon con ventaja a los vestuarios. La reanudación modificó las tornas. El ‘Puerto’ salió repleto de energías y, espoleado por su hinchada, se lanzó a por la victoria.

El ahínco local no tardó en materializarse en ocasiones. En el 57′, Alcaraz desbarató a bocajarro un remate de Abraham a centro de Cristian. El extraordinario paradón del cancerbero visitante dio alas al Dépor, que intentó replicar con una jugada individual de Santos que Domenech no pudo rematar por poco. Pero lo que llegaría minutos después era el único y definitivo tanto del partido. Corría el minuto 66 cuando Abraham cedía el cuero a Iván Limón y el delantero, mano a mano, superaba a Alcaraz por el palo corto. Iván Limón tendría la oportunidad de incrementar las diferencias poco después, pero al Calvo Sotelo le tocaría sufrir hasta el final.

Sin acosar permanentemente la portería rival, el Deportivo Guadalajara apretó en el tramo final del encuentro. Zanetti dejó la defensa al descubierto y sacó a Franco para jugar con toda la artillería en los últimos minutos. Tanto De La Cuerda como Domenech tuvieron la oportunidad de rascar un punto en Puertollano, pero el Dépor volvió a quedarse a cero por cuarta vez desde que Zanetti es el entrenador del equipo. La terrible estadística de 0 puntos de 18 posibles mantiene al técnico de Avellaneda en el filo de la navaja. A la espera de alguna decisión por parte de Morris Pagniello o del propio entrenador, la final del domingo frente al Mora se antoja decisiva para el futuro de Zanetti y del club. Ya no hay margen de error: es ganar o morir. Y créanme. Nunca un dicho fue tan literal.

Una mala segunda parte hunde al Azuqueca

El Club Deportivo Azuqueca se desvaneció en su visita al Municipal de Villarrubia. Los hombres de Manolo Alfaro echaron por tierra el gran trabajo de la primera parte en un segundo período horrible y cayeron derrotados por 3-1 frente a un candidato a todo como es el Formac Villarrubia. El cuadro azudense apostó de inicio por un planteamiento completamente diferente al que suele mostrar. Lejos de disputarle el balón al Villarrubia, se lo cedió y esperó su oportunidad atrás. Los blanquiazules no rehuyeron la responsabilidad que conllevaba manejar el peso del encuentro, y pronto se encontraron con las primeras oportunidades.

El primer acercamiento claro del Villarrubia llegaba en el minuto 11. Javi Grillo asistía a Barbero y el delantero se deshacía de su marca para rematar ante Sampere, que desvió el balón con acierto. Fue la única ocasión relevante de los locales en todo el primer acto, pues el Azuqueca se defendió muy bien de las acometidas rivales. La posesión estéril del Villarrubia fue ajusticiada por la efectividad visitante. A la media hora, Javi Martín aprovechaba un centro desde la derecha para superar a Manolo y adelantar así al Azuqueca en su primer acercamiento del partido. El 0-1 generó incertidumbre en el Villarrubia, que no fue capaz siquiera de controlar el esférico hasta el descanso.

Toda la comodidad de la que disfrutaba el Azuqueca en los primeros 45 minutos desapareció en la segunda mitad. Javi Sánchez dio entrada a Dieguito y el Villarrubia se desató. El cambio daría la razón rápidamente al técnico villarrubiero, pues en el 57′ Dieguito era derribado dentro del área y el árbitro señalaría la pena máxima. Pablo, desde los once metros, no perdonaba. Cuatro minutos después, el Villarrubia completaba la remontada. Arroyo controlaba un centro desde la izquierda y Pablo completaba su ‘doblete’ en apenas cinco minutos.

Por momentos, el Azuqueca parecía noqueado. Los azudenses intentaron retomar el pulso y se hicieron con el balón para buscar el tanto del empate. Sin embargo, quien ahora replegaba sin problemas era el Villarrubia. La inocente posesión rojinegra apenas inquietó al Villarrubia, que supo esperar su momento y, en el 87′, dio la puntilla a los guadalajareños por medio de Nando Copete. El ex jugador del Deportivo Guadalajara aprovechó la salida en falso de Sampere para hacer el 3-1 y dejar al Villarrubia 2º con 51 puntos. El Azuqueca, por su parte, se queda 9º con 32 puntos.

El Marchamalo corta la hemorragia

El Club Deportivo Marchamalo sumó su primer punto de 2019 después de arrancar el año con cuatro derrotas consecutivas. El equipo de ‘Nito’ Alonso experimentó una notable mejoría en su juego y arrancó un meritorio empate a un candidato al ‘play-off’ como es el Atlético Albacete. Necesitaba puntuar de cualquier manera el cuadro gallardo, pues la mala tendencia de resultados y el triunfo del Almagro hacían que el descenso se acercara de forma preocupante para los marchamaleros. Y el Marchamalo respondió. El partido no pudo empezar mejor para los locales, que pronto se adelantaron en el marcador gracias a un penalti sobre Lucas que Dani Cabanillas transformó con suficiencia.

El 1-0 no alteró los nervios del Atlético Albacete, que mostró sus credenciales para pelear por el ascenso. El ‘Alba’ no modificó su patrón de juego y rápidamente encontró la igualada. Superado el cuarto de hora, un taconazo maravilloso de Dani habilitó a Zaka para que este sirviera a placer el empate a Yaimil. El 1-1 hizo mucho daño a los locales, que empezaron a sufrir el vendaval de fútbol ofensivo del filial albaceteño. El talento de los Zaka, Álvaro, Yaimil y Dani causaba estragos en la defensa gallarda, incapaz de frenar el desparpajo visitante. Solo la falta de pegada impidió que el Atlético Albacete no le diera la vuelta al luminoso. Le costó, pero el Marchamalo terminó equilibrando la balanza en los últimos compases del primer acto.

La segunda mitad fue otra historia. Nadie sabe lo que ocurrió realmente en el vestuario local, pero lo cierto es que el Club Deportivo Marchamalo salió al campo con otra cara. Los jugadores de ‘Nito’ Alonso salieron a morder cada balón, ganaron cada disputa y desactivaron el juego combinativo del ‘Alba’ con una presión asfixiante. De este modo, se cambiaron las tornas. Ahora era el Marchamalo el que llegaba y llegaba a la portería rival. Sin embargo, igual que le pasó al Albacete, la poca claridad en el último tercio del campo impidió que los locales se marcharan con un botín superior. Pese a ello, el público de La Solana ovacionó a los suyos, conscientes del esfuerzo titánico que realizaron. Con este empate, el Marchamalo permanece 16º con 24 puntos, cuatro por encima del Almagro y seis por delante del Deportivo Guadalajara.

La ausencia de Hombrados condena al Guadalajara

El Balonmano Guadalajara volvió a caer derrotado en su regreso a la competición. El equipo de César Montes acusó la ausencia momentánea de José Javier Hombrados y perdió por la mínima (30-29) en su visita a la cancha de la Sociedad Deportiva Teucro. El cuadro morado volvió a mostrar una buena imagen en los primeros compases de partido, pero las adversidades que fueron apareciendo resultaron insalvables para el Quabit. Comenzó fuerte el Guadalajara con varias defensas exitosas y un ataque fluido que lo colocaba en ventaja durante los primeros parciales. Superado el minuto 10 de juego, los alcarreños ganaban de dos y tenían a un especialista defensivo como Poveda con dos exclusiones.

Sin embargo, una acción cambió por completo el desarrollo de la contienda. Una parada con el rostro de Hombrados dejaba al arquero madrileño fuera de juego durante medio encuentro. Esa circunstancia la aprovechó el Teucro a las mil maravillas. Una vez superado el ecuador del primer tiempo, los gallegos se desataron. Sergio Pérez capitaneó el ataque pontevedrino de forma sensacional y las exclusiones visitantes ponían al Teucro en ventaja.

La renta con la que se marcharon los locales al descanso (16-14) crecería sin freno durante el inicio de la segunda mitad. Un parcial de 11-5 en el primer cuarto de hora del segundo acto dejaba al Guadalajara sin posibilidad alguna de remontar el partido. La crítica situación del Quabit en el partido obligó a César Montes a recuperar a Hombrados en la portería.

La presencia de ‘Jota’ en pista permitió al Guadalajara ir reduciendo la renta poco a poco. Así, a falta de tres minutos y medio para el final, dos goles de Parra colocaban al Quabit a dos de distancia (30-28). Pese a que el Teucro estuvo los últimos seis minutos de partido sin marcar, el Guadalajara no fue capaz de completar la machada. Víctor Vigo tendría la última opción de rascar un punto, pero la última defensa pontevedrina fue clave para que el Teucro amarrara la victoria. De esta manera, el Balonmano Guadalajara mantiene el 9º lugar de la tabla en la Liga ASOBAL con 15 puntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .