Un derbi para aliviar las urgencias

Por David Sierra

sala_urgencias_hgu

Sala de espera de urgencias del Hospital de Guadalajara. / Fuente: JCCM.

No coincidía con un Madrid – Barça. La sala de espera mantenía un ajetreo considerable que no había cesado en toda la tarde. En una tarde de domingo cualquiera. Toses, pacientes con mascarilla, un desmayado con fiebre que apenas puede caminar, heridos leves de un accidente, un par de niños enfermos con evidentes gemidos que estremecen, una escayolada en silla de ruedas, contusionados, unos cuantos ancianos cuyos achaques requieren asistencia urgente y varias personas con malestar y la incertidumbre de no saber qué les ocurre. Y familiares, otros tantos. A quienes la espera se les hace eterna y la impaciencia apenas se calma a golpe de watshapp, de tweet o de cigarrillo en la entrada de la puerta, aunque esté prohibido. Esa misma sala estuvo vacía la tarde de miércoles anterior. Hubo derbi.

Las llamadas a sala de triaje o a consulta no cesaban y el trasiego era constante. Cada vez que la puerta que da acceso a los pasillos de urgencias se abría, batines blancos y verdes volaban de un lado a otro, a destajo, cómo si alguien les cronometrase. Cómo si eso fuera a suceder y se prepararan para la prueba. Como si los tiempos de urgencia se redujesen poniendo a examen al personal sanitario hasta el límite de la extenuación.

La tensión que se masca en este lugar es tan tensa que cualquier información contraria a la esperanza de ser atendido suscita enojo. Cabreo. La situación se produjo. La enfermera, con experiencia en tratar este tipo de alteraciones, explicaba a una paciente que la radiografía que necesitaba no podría hacerse hasta más tarde por la saturación del servicio. La reacción, la esperada. “Esto es una vergüenza” decía. Que el tiempo que llevaban esperando había sido ya demasiado, comentaba enfurecida. Con comprensión y paciencia, la sanitaria apaciguó los ánimos e instó a esta persona y al resto a formular las correspondientes quejas en atención al paciente. Nadie se inmutó.

Los servicios de urgencias tienen la característica de la imprevisibilidad. El ahínco siempre se pone en la reducción de los tiempos de espera. En que los diagnósticos iniciales que permiten identificar los casos más graves y que requieren una actuación médica más inmediata sean precisos para evitar errores en el tratamiento. Y que toda atención médica pueda ser tratada en un tiempo considerablemente reducido. Algo que se torna complicado cuando un domingo cualquiera, ese conjunto de sanitarios encargado de atender las emergencias es inferior a los servicios mínimos estipulados que habría en un día de huelga.

Mientras la ampliación del hospital de Guadalajara, que dormitó durante el cuatrienio cospedaliano, continua prolongando sus plazos de culminación, ahora extendidos al horizonte del año 2021, quizá la falta de espacio no sea el principal problema al que se enfrenta el sistema público sanitario en la provincia. Quizá sea hora de que el número de profesionales se amplíe de manera efectiva para que las listas de espera se reduzcan y los servicios comiencen a funcionar con la eficacia que requieren. De invertir en las personas y sus conocimientos de tal forma que la prevención junto con la intervención temprana y rápida en cualquier ámbito sanitario sea una premisa favorable para la reducción de costes. Evitar, por ejemplo, que una gripe, debidamente diagnosticada y tratada, se convierta en una neumonía con atención hospitalaria.

Mientras cae esa breva, las urgencias de Guadalajara, y de prácticamente toda España, siguen reclamando más personal y menos planes estériles de reducción en los tiempos de espera basados en exprimir al máximo a los propios profesionales sanitarios con el sometimiento a protocolos que difícilmente podrán ejecutar estando bajo mínimos en la mayor parte del servicio. O eso, o que Real Madrid y Barça jueguen más a menudo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .