El derbi de la marmota

Por David Gómez

La plantilla del Dépor celebrando la agónica victoria frente al Marchamalo

El Deportivo Guadalajara lo volvió a hacer. El cuadro arriacense desequilibró la balanza del derbi provincial frente al Marchamalo en el último minuto de partido, tal y como sucedió en el partido de ida. Tuvo todo a favor el equipo de ‘Nito’ Alonso para salir victorioso del Pedro Escartín. Propuso más con el balón, dispuso de más ocasiones e, incluso, gozó de superioridad numérica desde el minuto 67 de juego. Sin embargo, la elástica morada volvió a ser una losa demasiado pesada para los verdillos, hundidos en lo más profundo de la clasificación.

Se trataba de un derbi de lo más atípico. Nadie imaginaba una vuelta atrás que el Guadalajara-Marchamalo de este sábado se presentaría como una final por la salvación. Por entonces, los dos conjuntos ocupaban la 7ª y la 13ª plaza de la tabla, respectivamente. Pero el hundimiento repentino de ambos los ha dejado como principales contendientes para la permanencia. De ahí que, durante el partido, el público percibiera la tensión acumulada entre los jugadores. El nerviosismo de ambos conjuntos generó un encuentro muy parejo y táctico, en el que ninguno de los dos equipos quería exponerse en exceso.

Si bien el comienzo fue favorable para el Dépor, el Marchamalo tardó un cuarto de hora en equilibrar las fuerzas. A partir de ahí, los gallardos controlaron más el balón y se erigieron como dominadores del juego. La vuelta de Miguel Pérez al centro del campo junto a Cheki y el ex capitán morado Guti le dio una gran consistencia a la medular gallarda. Por momentos, la sala de máquinas verdilla superó a Alonso y a Cacha, principal novedad de Sergio Zanetti en el once para arrebatar el balón a los marchamaleros.

La primera gran ocasión del partido corrió a cuenta del Club Deportivo Marchamalo. En el 25′, una maravillosa jugada de Aitor Rubio en la banda derecha dejó en bandeja el 0-1 para Dani Cabanillas, pero el antiguo ‘9’ del Dépor erró el pase de la muerte con todo a favor. Una vez más, la falta de puntería castigaría al Marchamalo de la forma más cruel. Los mejores minutos de los visitantes llegarían en el tramo final del primer acto, con Cheki rozando el tanto gracias a un cabezazo a centro de Miguel Pérez. El Dépor, por su parte, solo era capaz de generar peligro con un Doménech excesivamente aislado arriba.

Zanetti reaccionó en el entretiempo. Cristofer, la ausencia más notable en el once morado, sustituyó a Óscar Cabo en el descanso. Ese revulsivo despertó ligeramente a un Dépor aletargado hasta entonces. Suya fue la primera ocasión del segundo acto, aunque su disparo se marchó desviado. Más clara fue la oportunidad de Fernando Doménech. El delantero disparó dentro del área en una situación favorable, pero se encontró con la intervención decisiva de Juli. Cada vez apretaba más la escuadra local, pero un error garrafal de Giachero dejó a los alcarreños con diez. El central regaló el esférico a Cheki y lo frenó en falta para evitar males mayores. Segunda amarilla y a la caseta.

El inesperado escenario le otorgaba al Marchamalo una oportunidad única de ganar y abandonar la zona de descenso. Por ello, los gallardos intentaron llevarse la victoria de todas las formas posibles. Especialmente activo estuvo Aitor Rubio, el mejor jugador marchamalero en el encuentro. Una jugada individual del ariete estuvo a punto de sorprender a Korolev, pero el guardameta ruso salvó a los suyos.

Tan volcado estaba el Marchamalo, que entre tanto ataque se olvidó de defender. Esa circunstancia provocó que Brian se quedara solo ante Juli tras un despeje del Dépor en la retaguardia. Este cayó en el cuerpo a cuerpo con Zamora, pero Doménech llegó desde atrás para marcar. No lo hizo, pues Juli sacó una mano salvadora al disparo. Sí lo logró Cristofer, que acompañaba la jugada con la fe del delantero que busca con ansia el gol. Y llegó. Junto a él, el nirvana morado. La misma carambola en el mismo minuto daba la misma victoria al Dépor en el derbi. El día de la marmota vuelve a condenar al Marchamalo, penúltimo con 25 puntos. El Dépor, por el contrario, suma cuatro victorias en sus últimos cinco partidos y ya es 15º con 31 puntos, cuatro por encima de la zona de descenso.

El colista sorprende al Azuqueca

El Club Deportivo Azuqueca se vio sorprendido en el San Miguel por el Atlético Tomelloso. La visita del colista parecía propicia para los azudenses a la hora de revertir su irregular racha, pero el equipo de Manolo Alfaro se encontró con un muro infranqueable. Los rojinegros tuvieron opciones, pero se marcharon de vacío gracias, en parte, a una discutida actuación arbitral. La baja de Pancorbo por sanción dejó sin pólvora al Azuqueca, falto de una referencia goleadora capaz de concretar las acciones de peligro. Por ello, los locales apostaron más por un fútbol asociativo a la hora de elaborar las jugadas. Los auriverdes, por el contrario, trataron de defender en bloque y mantener sus opciones intactas de cara al tramo final.

La primera parte resultó bastante tediosa para el aficionado. La falta de claridad en el juego azudense y la firmeza defensiva tomellosera provocaron que ni locales ni visitantes generaran demasiado peligro durante el primer período. Solo Javi inquietó ligeramente a Sergio con un remate a pase de Borja Cabanillas. La escasa producción ofensiva del primer acto obligó a Manolo Alfaro a retocar varios aspectos en los vestuarios.

Sin embargo, quien salió mejor del entretiempo fue el Atlético Tomelloso. Los manchegos dispusieron de dos claras ocasiones al inicio del segundo acto, pero ni Diego ni Loren consiguieron materializar. Brotón castigó la falta de contundencia visitante con un golazo que el colegiado terminó anulando sin aparente explicación. Acto seguido, el trencilla señaló un penalti a favor del Atlético Tomelloso. Dicha acción, muy protestada por el cuadro local, terminó con Sergio adivinando el lanzamiento de Diego desde los once metros.

El penalti reforzó la moral del Azuqueca, que quiso volcarse en busca de la victoria. Manolo Alfaro dio entrada a Maikel y los rojinegros controlaron el mando del juego hasta el final. Pero, entre esas, llegó el polémico gol del Tomelloso. Marc se benefició de un rebote a un tiro lejano y batió a Sergio con todo a favor. Su posición, aparentemente adelantada, hizo dudar a colegiado y asistente, pero Miguel López dio validez al tanto ante el clamor de todo el San Miguel. La dura derrota deja al Azuqueca 12º con 36 puntos, nueve por encima del descenso que marca La Solana.

El Guadalajara culmina su semana grande con un puntazo

Punto de oro del Balonmano Guadalajara en la visita del Atlético Valladolid en el David Santamaría. Después de consolidar su pase a la final a ocho de la Copa del Rey, el equipo morado arañó un valioso empate en un partidazo que rubrica su magnífica semana. Ambos conjuntos entregaron todas sus energías, tuvieron sus opciones de ganar y terminaron firmando las tablas tras una exhibición de balonmano. El partido se mantuvo igualado desde el comienzo. Ninguno de los dos conjuntos le perdió la cara en ningún instante del juego. El Quabit, eso sí, siempre logró llevar las ventajas mínimas en el luminoso. Al menos, en el primer acto.

Gran parte de la ventaja se cimentaba en la colosal figura de José Javier Hombrados. El legendario guardameta volvió a firmar una actuación notable a sus 47 años. Su homólogo pucelano, Calle, no se quedó atrás (40,5%). El duelo de cancerberos provocó que el partido se marchara a los vestuarios con una distancia mínima para el Guadalajara (14-13). La reanudación apenas modificó la tendencia. Sin embargo, ahora los vallisoletanos sí conseguían ponerse por delante en el luminoso. El Guadalajara, sin Nacho Moya sobre la pista por lesión, perdía claridad en ataque e iba a remolque de su rival.

Pero los dos equipos mantuvieron sus opciones intactas hasta el final. Ahí, dos ataques errados impidieron al Guadalajara ponerse por delante. Sí lo hizo el Valladolid, que encaró el último minuto con 24-25 en el marcador y posesión. Sin embargo, una pésima acción ofensiva de los pucelanos permitió al Quabit robar el balón y anotar el 25-25 en el ataque final. El gol de Jaime Gallardo premiaba a ambos equipos con un merecido punto, dadas las alternativas y el balonmano mostrado por los dos. De este modo, el Guadalajara se sitúa 12º con 18 puntos, nueve más que el Teucro.

 

Anuncios

Un pensamiento en “El derbi de la marmota

  1. Mucha suerte la del Dépor, lo que son las dinámicas…ahora ganas hasta jugando mal.
    El mérito: marcar con 9 en el campo, un expulsado y la rémora de Laucha, le “fianza”, que la propiedad hace pagar cada semana al fútbol morado. Franco/Zanetti/Laucha y menos mal que lo hacen por separado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.