Marcar distancias

Por Borja Montero

El curioso juego de la política tiene sendas tan inextricables que cualquier ciudadano, ya sea interesado en la materia o un completo novato, podría quedarse atónito con las decisiones tomadas por tal o cual partido en un determinado momento. Vivimos en estos días uno de esos periodos de particular agitación, ya que son muchas las cuestiones (todas las que existen en el actual panorama político a nivel de reparto de poder a través de las urnas) que se dirimen en las próximas semanas, por lo que vemos las estrategias de las distintas formaciones para situarse correctamente en la línea de salida de la campaña, con la particularidad que en algunos casos el lugar en el que se quiere estar es distinto dependiendo de la carrera electoral que se juegue, ya sea nacional, autonómica, local o europea.

En este sentido, esta semana ha habido dos noticias que han sido tremendamente ilustrativas de esta bicefalia tacticista que los partidos se verán obligados a mantener y que, sin duda, obligará a un esfuerzo extra por parte de sus equipos de campaña y comunicación pública.

Por un lado, el Grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Guadalajara ha dicho que no al Partido Popular prácticamente por primera vez en todo el mandato casi en el tiempo de descuento y en una cuestión no menor. Así, la propuesta tardía de Presupuestos Municipales se deja caer al no contar con el apoyo de ninguno de los grupos políticos del Consistorio, casi ni del propio PP que la confeccionó. Es cierto que Cs ya había votado en diferente sentido que los populares en muchas ocasiones a lo largo del mandato, pero siempre en mociones y asuntos menores, mostrando siempre una colaboración fiel para la aprobación de Presupuestos y otras cuestiones de importancia. Puede que este postrero “no” al equipo de Gobierno municipal tenga el objetivo tacticista de marcar distancias, tanto por su contenido como por la no menos tacticista decisión de retrasar su discusión y aprobación hasta tres meses después de iniciado el año, pero sin duda contrasta con el ofrecimiento del líder nacional del partido, Albert Rivera, de sellar un acuerdo de pacto post-electoral con el PP antes incluso de que de inicie formalmente el juego.

El otro hecho curioso acaecido en la semana en la que se conocen ya oficialmente los nombres que aparecerán en las 10 papeletas al Congreso y las 9 al Senado entre las que los guadalajareños podrán elegir en los comicios generales de dentro de exactamente un mes ha sido la propuesta del candidato del PSOE a la Alcaldía de la capital de construir una pasarela peatonal en el entorno del río, un proyecto con muchas similitudes al que ya tiene en marcha el equipo de Gobierno del PP y que, por otra parte, ha sido fuertemente criticado por muchos sectores de la ciudadanía por su dificultad técnica y su excesivo intervencionismo en una zona natural. El proceso aquí es el contrario al caso de Cs: mientras que el PSOE ha estado todo el mandato frente al PP prácticamente en cualquier decisión municipal, ahora propone una idea que tiene un espíritu similar a un proyecto ya en marcha, como dando su bendición al mismo y solamente proponiendo algunas mejoras, algo poco habitual en periodo pre-electoral. Mientras tanto, los equipos de campaña del PSOE están, en todos los ámbitos en que se juegan votos, intentado por todos los medios diferenciarse de los populares e, incluso, de los naranjas.

Los caminos de la política son inescrutables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .