Mejoría sin premio

Por David Gómez

Alberto Alonso en un lance del Guadalajara-Villarrobledo | Foto: Club Deportivo Guadalajara

Terminó la Semana Santa, pero la penitencia del Deportivo Guadalajara continúa. El cuadro morado afrontaba este Jueves Santo una de las visitas más complicadas de la temporada. Los alcarreños acudieron al Virgen de la Caridad de Villarrobledo para medirse a uno de los grandes candidatos al ascenso a Segunda B. Las fatídicas sensaciones acumuladas tras el 0-4 del Atlético Albacete en el Pedro Escartín no hacían presagiar que los hombres de David Freitas podían sacar algún valioso botín de tierras manchegas.

Sin embargo, el Dépor compitió como nunca… para perder como casi siempre (3-2). Nada se puede reprochar a la actuación del conjunto deportivista en Villarrobledo. Pero, llegados a este punto, los merecimientos no valen absolutamente de nada. Faltan cuatro jornadas y el posible arrastre del Conquense mantiene al Deportivo a tan solo un punto de la Regional Preferente. Pese a lo dramático de la situación, la derrota en Villarrobledo sirvió para sacar algunas conclusiones positivas de cara a las finales que quedan.

El desastre del Atlético Albacete provocó que Freitas introdujera importantes cambios en la alineación del pasado jueves. El técnico del Dépor recuperó a Alberto Alonso para el doble pivote y el equipo volvió al 1-4-4-2 clásico con Ablanque de acompañante en la medular. Asimismo, el preparador morado se ‘cargó’ a Laucha, Franco y Juanra y dio entrada a Cristofer y Brian. Solo Cabo se mantenía como uno de los acompañantes de Fernando Domenech en ataque. Atrás, Mauro Alcaraz, Aller fue el único que sobrevivió de la debacle. El zaguero pasó a ocupar el carril derecho en detrimento de Santos, acompañado por De La Cuerda y Pantxi en el centro de la defensa y por Alcorace en la izquierda. Ni siquiera Korolev sobrevivió a la goleada.

La revolución de siete cambios ofreció una imagen completamente distinta. El Guadalajara fue un equipo mucho más veloz a la contra, aunque siguió padeciendo algún que otro fallo atrás. No obstante, el equipo no le perdió la cara al partido en ningún momento, supo ponerse por delante y mantuvo su fe incluso con el 3-1. De hecho, terminó disponiendo de una clara ocasión al final en las botas de Franco para lograr el 3-3. No pudo ser, pero es posible que el Dépor haya encontrado en el Barranco del Lobo el camino para lograr la salvación.

El inicio de los alcarreños resultó inmejorable. A los ocho minutos, Domenech daba la sorpresa materializando un penalti señalado con suspense por el asistente. El 0-1 dotó de gran tranquilidad al Dépor, que basó su juego en la velocidad de sus bandas a la contra. Ese plan de juego estuvo a punto de darle grandes réditos, pues Óscar Cabo rozó el 0-2 en una acción a la contra. Sin embargo, en el toma y daca, el Villarrobledo consiguió igualar las fuerzas superado el ecuador del primer acto. Berni avisó en el 23′ con un disparo a lo Panenka que detuvo con habilidad Mauro.

No necesitó mucho más el Villarrobledo para darle la vuelta al marcador. Los rojillos demostraron por qué son uno de los mejores conjuntos de la categoría y remontaron el encuentro en apenas tres minutos. En el 34′, Berni cabeceó a gol tras una magnífica acción de Nacho Huertas por banda. En el 37′, el talentoso atacante del Villarrobledo volteaba el luminoso con un zurdazo tremendo.

El arreón del Villarrobledo no amedrentó al Deportivo Guadalajara. Los arriacenses salieron del entretiempo convencidos de dar la campanada. La valentía morada fue castigada por Berni, que aprovechó un error de la defensa deportivista para abrir distancias. Anteriormente, el punta villarrobledense se había topado con el palo. Los rojillos no perdonan dos veces. Todo parecía visto para sentencia, pero solo parecía. Fernando Domenech quiso engancharse al partido y anotó su undécimo tanto con la zamarra morada con un zapatazo desde la frontal. Fue entonces en ese tramo final de intercambio de golpes donde Franco desperdició el 3-3 mandando fuera su disparo con Javi López vencido.

Quintanar del Rey, La Roda, Atlético Ibañés y Manchego Ciudad Real. Dos partidos en casa, dos partidos fuera. Eso es todo lo que le queda al Deportivo Guadalajara para finalizar una de las temporadas más convulsas de sus 72 años de historia. La visita de los conquenses será la primera de las cuatro finales que los alcarreños tendrán que afrontar de aquí hasta el final. Ya no importan las sensaciones. Sobre el alambre, no vale fallar. Por debajo solo está el abismo.

Pancorbo da un puntazo al Azuqueca

El Club Deportivo Azuqueca cosechó un puntazo en su visita a la Ciudad Deportiva Andrés Iniesta. El equipo de Manolo Alfaro pudo rescatar un empate (1-1) en los últimos compases de su partido frente al Atlético Albacete para mantenerse a más de un partido del descenso por arrastre. No lo tuvo fácil el equipo azudense, pues llegaba al campo de un equipo en racha tras su victoria aplastante ante el Deportivo Guadalajara. Comenzaron fuertes los locales, que volcaban toda su producción ofensiva por la banda derecha. El Azuqueca, por su parte, trataba de responder las acometidas albaceteñas atacando los espacios que dejaban atrás.

Pero los rojinegros no conseguían contener al Atlético Albacete. Superado el cuarto de hora, Yaimil se cruzaba con el palo en un mano a mano frente a Ropero. Un minuto más tarde, el colegiado señalaba la pena máxima por mano dentro del área rojinegra. Pese a las protestas del Azuqueca, Alvarito no perdonó. Tocaba remar contracorriente. La desventaja obligó al Azuqueca a tener más el balón, aunque los azudenses se mostraron bastante fluidos con la pelota. Fruto de ello empezarían a llegar las ocasiones para empatar el partido. Javi Martín y Jairo establecieron una interesante conexión que no logró materializar varias acciones de peligro en el área del ‘Alba’.

La segunda parte dejó de mostrar el juego fluido que habían exhibido ambos conjuntos en el primer acto. El campo se hizo más pesado y las ocasiones brillaron más por su ausencia. Pese a ello, el Atlético Albacete dispuso de oportunidades para cerrar el encuentro. Castillo perdonó el 2-0 en una clarísima ocasión tras un robo previo de Yaimil. La falta de contundencia de los locales terminó siendo castigada por un Azuqueca que jamás perdió la fe. En el 85′, Gorka recuperó un balón perdido de los dominios del arquero César y le sirvió en bandeja un balón a Pancorbo para empatar un partido que ya agonizaba. El punto sitúa al Azuqueca 13º con 40 puntos, una situación aparentemente tranquila a cuatro jornadas para el final.

El Marchamalo retrocede en sus opciones de permanencia

Peligroso paso atrás del Marchamalo en su lucha por la permanencia. El cuadro de ‘Nito’ Alonso perdió por 0-2 en La Solana frente al Calvo Sotelo Puertollano y se complican sobremanera sus posibilidades de salvar la categoría. Los gallardos fueron de más a menos en un partido que terminaron tirando por la borda en el tramo final de la primera parte. Y es que los verdillos comenzaron como un torbellino el encuentro. Había demasiado en juego como para no salir a morir. Lucas Nitz volvió a ser el futbolista más activo en el ataque marchamalero. El extremo gozó de varias situaciones de gol que ni él ni Dani Cabanillas supieron embocar.

Una vez más, la puntería condenó al Marchamalo. Los locales llegaban una y otra vez a la portería de Quique Reguero, pero eran incapaces de materializar sus oportunidades. Miguel Pérez y Cheki también dispusieron de buenas opciones, pero el 0-0 se mantenía en el luminoso. Como viene siendo habitual en Marchamalo, la poca pegada vino acompañada de groseros errores atrás. Gerson se benefició de un clamoroso fallo de Fran a la hora de despejar para robarle la cartera y servirle a David el 0-1 en la primera llegada visitante con peligro. El shock del Marchamalo aumentó cuando, en el 41′, Iván Limón replicó a una doble ocasión de Lucas y Dani con un zapatazo a toda la escuadra.

El 0-2 fue una losa demasiado pesada para el Marchamalo. Los gallardos lo intentaron durante toda la segunda parte, pero fueron incapaces de doblegar a un Calvo Sotelo Puertollano perfectamente asentado con su ventaja. Poco a poco, el Marchamalo fue acorralando cada vez más a los manchegos. Entre tanto, Lucas tuvo tiempo de desperdiciar un nuevo mano a mano y el colegiado de no señalar un claro penalti sobre Cabanillas. Con tanto barullo, el tiempo terminó pasando y el Marchamalo volvió a marcharse de vacío. A falta de cuatro jornadas, cuatro son los puntos que separan a los verdillos de la salvación, siempre y cuando contando el arrastre del Conquense. Una situación límite que obliga a los gallardos a no fallar si quieren salvar la categoría. La visita a Mora se plantea como un partido a vida o muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.